Imagen N°31- ¿Qué otra aplicación tienen los símbolos de la parábola?

  • El sembrador de la buena semilla: El Hijo del Hombre y sus seguidores (Pro.8:6-8; Mar.16:15).

“Cristo, el Sembrador celestial, salió a sembrar. Dejó su hogar de seguridad y paz, dejó la gloria que él tenía con el Padre antes que el mundo fuese, dejó su puesto en el trono del universo. Salió como uno que sufre, como hombre tentado; salió solo, para sembrar con lágrimas, para verter su sangre, la simiente de vida para el mundo perdido. Sus servidores deben salir a sembrar de la misma manera.” P.V.G.M., 19:1.

  • La buena semilla: La verdad (1Ped.1:23).

“El sembrador siembra la palabra”…  Un sembrador proveniente de un mundo más alto, Cristo, vino a sembrar las semillas de verdad. Aquel que había estado en los concilios de Dios, Aquel que había morado en el lugar santísimo del Eterno, podía traer a los hombres los puros principios de la verdad. Desde la caída del hombre, Cristo había sido el Revelador de la verdad al mundo. Por medio de él, la incorruptible simiente, “la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre”, es comunicada a los hombres. En aquella primera promesa pronunciada a nuestra raza caída, en el Edén, Cristo estaba sembrando la simiente del Evangelio.” P.V.G.M., 19-20.

  • El sembrador de la cizaña: El diablo y sus agentes (Gén.3:1-4; Jn.8:44).

“Si se hubiese ejercido fidelidad y vigilancia, si nadie se hubiese dormido y manifestado negligencia, el enemigo no habría tenido una oportunidad tan favorable para sembrar la cizaña entre el trigo. Satanás no duerme nunca. Siempre vela y aprovecha toda oportunidad de mandar sus agentes a diseminar el error, pues halla suelo propicio en muchos corazones no santificados.” 1 J.T., 310:1.

  • La cizaña: El error (Efe.4:14; 1Jn.4:6).

“Desde la caída del hombre, Satanás a estado sembrando las semillas del error.  Fue por medio de un engaño como obtuvo el dominio sobre el hombre al principio, y así trabaja todavía para derrocar el reino de Dios en la tierra y colocar a los hombres bajo su poder.” P.V.G.M., 19-20.

  • El campo: El corazón (Mat.13:19; Sal.119:11).

“Si no los educáis, hay uno que lo hará, porque Satanás espera su oportunidad para sembrar semilla de cizaña en el corazón.” C.N., 29:1.

“El enemigo sembrará cizaña en los corazones de los hijos a menos que los padres siembren en ellos las semillas de la verdad.” C.M., 116:2.