¿Son ustedes miembros de la iglesia adventista del séptimo día?

La respuesta es NO. Los reformadores adventistas pertenecen a una denominación distinta en organización, doctrina y principios a los sostenidos por la Corporación Adventista del Séptimo Día. Sin embargo, compartimos algunas creencias comunes como la observancia del sábado, el santuario celestial, el don profético, sin embargo, aun en esos puntos diferimos en cuanto a sus alcances e implicaciones.

La Iglesia de los Reformadores Adventistas del Séptimo Día, a diferencia del adventismo nominal sostiene entre otras las siguientes creencias:

  • Cree en la inspiración de los escritos de Elena G. de White y los considera como una fuente válida de consejo, instrucción y doctrina para la Iglesia Remanente y como tal los utiliza en sus servicios, lecciones e instituciones.
  • Cree en la santidad de la vida, por lo tanto, somos apolíticos, neutrales y pacifistas. Ningún miembro puede unirse al ejército o luchas armadas y seguir en su relación con la iglesia. El aborto no es aceptado.
  • Cree en la santidad del matrimonio como institución edénica, por lo que no se permite el divorcio con fin de recasamiento. Una segunda boda mientras el primer cónyugue vive, es considerado adulterio.
  • Cree que nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo y por lo tanto, debemos cuidarlos. Una dieta vegetariana es seguida por todos sus miembros y salvo en casos de emergencia nos abstenemos del uso de drogas y medicamentos. El uso de bebidas alcohólicas y con cafeína no es permitido.
  • Cree que como cristianos hemos sido llamados a representar a Dios en el mundo y a vivir en santidad, por lo tanto, nuestra vestimenta debe ser significativa del privilegio dado. Nos abstenemos del uso de joyas, maquillaje y ropas inmodestas. El varon debe tener cabello corto y la mujer debe tener su cabello suficientemente largo para crear una distinción y abstenerse del uso de pantalones.
  • Cree en el sellamiento literal de 144000 adventistas desde 1844. Sostiene la creencia de la resurrección parcial y enseña que hay un segundo grupo de salvos llamados la gran multitud.
  • Cree y acepta el Mensaje de 1888 dado a la iglesia adventista, denominado Cristo Nuestra Justicia. Como resultado de su rechazo por esa denominación, cuando llegó la primera guerra mundial cedieron los principios de la Verdad y solo un pequeño remanente permaneció fiel dando origen al Movimiento de Reforma, representado por “Aquel otro ángel” de Apocalipsis 18
  • Cree que Cristo en su naturaleza humana, tomó nuestra condición caída y fue tentado en todo, por dentro y por fuera, pero se mantuvo fiel y venció al enemigo y al pecado, convirtiéndose en nuestros ejemplo.
  • Cree que el ecumenismo en todas sus formas y niveles, está prohibido en la Palabra de Dios.

A diferencia de lo que muchos adventistas dicen, los reformistas:

  • Sí están organizados.
  • Sí pagan diezmos y ofrendas para el sostén del ministerio evangélico.
  • Sí dan estudios bíblicos y hace obra misionera entre grupos e iglesias no adventistas.
  • No tienen otro profeta aparte de Elena G. de White, ni nacen como resultado de seguir a un líder sectario o una lucha carnal.