Sed santos porque yo soy santo

Texto de meditación: “Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios.” — Levítico 20:7

EL PROPÓSITO DE DIOS PARA SU PUEBLO

¿Para qué llamó Dios a su iglesia? Efesios 1:4

“Desde la eternidad Dios escogió para el hombre la opción de la santidad. “La voluntad de Dios es vuestra santificación”. El eco de su voz llega hasta nosotros, diciéndonos: “Más santo, aún más santo”. Nuestra respuesta siempre debería ser: “Sí, Señor, más santo todavía”. — Recibiréis poder, pág. 98

“Como Dios es santo en su esfera, seamos santos en la nuestra.” — Fe y Obras, pág. 81

¿Qué mandamiento se nos da? I Pedro 1:15-16

“Dios hace una apelación a los que se dicen ser cristianos para que eleven la norma de justicia, y se purifiquen como él es puro. “Sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir”. “Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, … poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria. Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.” — El Ministerio Médico, pág. 192

Entonces ¿por qué debe distinguirse el verdadero pueblo de Dios? Deuteronomio 7:6

“Sobre todos los demás pueblos del mundo, los adventistas del séptimo día debieran ser modelos de piedad, santos de corazón y conducta… el pueblo escogido por Dios como su tesoro peculiar, se requería que fuese elevado, refinado y santificado, partícipe de la naturaleza divina, habiendo escapado a la corrupción que está en el mundo por la concupiscencia.” — Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 401-402

¿Podemos realmente ser santos? I Juan 3:6-9

“Él ha provisto lo necesario para que todos puedan ser santos y felices si así lo desean. Se le ha dado suficiente luz a esta generación para que podamos saber cuáles son nuestros deberes y privilegios y disfrutar de la sencillez y el poder de las preciosas y solemnes verdades.” — Testimonios para la iglesia, tomo 2, pág. 611

¿Cuál es nuestra única seguridad? 2 Timoteo 2:19

“La justicia de Cristo no es un manto para cubrir pecados que no han sido confesados ni abandonados; es un principio de vida que transforma el carácter y rige la conducta. La santidad es integridad para con Dios: es la entrega total del corazón y la vida para que revelen los principios del cielo.” – El Deseado de Todas las Gentes, pág. 509.

¿Cómo debe ser la unidad entre los miembros del pueblo de Dios? 1 Corintios 1:10 ¿Qué se debe hacer con quienes traen doctrinas extrañas tales como, que no se puede ser santo? 2 Juan 1:10-11; Gálatas 1:9

“Cristo demanda unidad. Pero no nos demanda que nos unamos en prácticas erróneas. El Dios del cielo traza un nítido contraste entre las puras, elevadoras y ennoblecedoras verdades y las falsas doctrinas que descarrían. Da al pecado y a la impenitencia el nombre adecuado. No recubre el error con una capa de argamasa deleznable. Insto a nuestros hermanos a que se unifiquen en una base verdadera y bíblica.” — Mensajes Selectos, tomo1, pág. 206.

UN PUEBLO PECULIAR

¿Qué clase de pueblo, está preparando el Señor? Tito 2:14 Meditando en esto, ¿qué nos dice el Espíritu de Profecía?

“¿Podéis conformaros con un nivel bajo vosotros los que habéis profesado recibir tan grande luz? ¡Oh, cuán ferviente y constantemente debemos procurar la presencia divina, y comprender las solemnes verdades de que el fin de todas las cosas se acerca y de que el Juez de toda la tierra está a la puerta! ¿Cómo podéis despreciar sus justos y santos requerimientos? ¿Cómo podéis albergar pensamientos profanos y bajas pasiones a plena vista de los ángeles puros y del Redentor que se dio a sí mismo por vosotros para redimiros de toda iniquidad y purificaros como pueblo peculiar, celoso de buenas obras? Mientras contempléis este asunto a la luz que resplandece de la cruz de Cristo, ¿no os parecerá el pecado demasiado mezquino y peligroso para participar en él cuando estáis en los mismos umbrales del mundo eterno?” — Testimonios para la iglesia, tomo 5, pág. 138

Dado que somos un pueblo separado ¿Qué importante verdad, no debemos olvidar nunca? Juan 18:36 ¿Dónde está nuestra ciudadanía? Filipenses 3:20

“Los que son verdaderamente cristianos serán sarmientos de la vid verdadera y llevarán el mismo fruto que la vid. Obrarán en armonía, en compañerismo cristiano. No llevarán distintivos políticos, sino el distintivo de Cristo.” — Consejos para la Iglesia, pág. 575.

“Como pueblo, Dios nos ha dado advertencias, reprensiones, y amonestaciones a diestra y siniestra para que nos apartemos de las costumbres y política del mundo. Requiere que seamos exigentes en fe y carácter para alcanzar una norma mucho más avanzada que la de los mundanos.” — Testimonios para la Iglesia, tomo 5, pág. 51

“Ahora   y   siempre   hemos   de   destacarnos   como   pueblo   distinto   y    peculiar, libre de toda política mundana, sin los estorbos que representaría el confederarse con aquellos que no tienen sabiduría para discernir los requerimientos de Dios tan claramente presentados en su ley.” — Joyas de los Testimonios, tomo III, pág. 126-127

UN PUEBLO REVERENTE ANTE UN DIOS SANTO

¿Cuál debe ser la actitud del pueblo santo del Señor al estar delante de su presencia en su casa de oración? Habacuc 2:20

“La conversación común, los cuchicheos y las risas no deben permitirse en la casa de culto, ni antes ni después del servicio.” Testimonios para la Iglesia, tomo 5, pág. 464

“Cuando se habla la Palabra, debéis recordar, hermanos, que estáis escuchando la voz de Dios por medio del siervo que es su delegado. Escuchad atentamente. No durmáis por un instante, porque el sueño podría haceros perder las palabras que más necesitáis; las palabras que, si las escucharais, salvarían vuestros pies de desviarse por sendas equivocadas. Satanás y sus ángeles están atareados creando una condición de parálisis de los sentidos, para que las recomendaciones, amonestaciones y reproches no sean oídos; y para que, si llegan a oírse, no produzcan efecto en el corazón ni reformen la vida. A veces un niñito puede atraer de tal manera la atención de los oyentes que la preciosa semilla no caiga en buen terreno ni lleve fruto.

“Algunas veces los jóvenes tienen tan poca reverencia por la casa y el culto de Dios, que sostienen continua comunicación unos con otros durante el sermón. Si pudiesen ver a los ángeles de Dios que los miran y toman nota de sus acciones, se llenarían de vergüenza y se aborrecerían a sí mismos.” Testimonios para la Iglesia, tomo 5, pág. 466

¿Qué seria amonestación se da a los padres? Éxodo 20:10

“Padres, por encima de todas las cosas cuidad a vuestros hijos durante el sábado. No les permitáis que violen el santo día de Dios jugando en la casa o al aire libre. Lo mismo sería que quebrantarais vosotros mismos el sábado, que permitir que los hijos lo hagan, y cuando permitís que vuestros hijos vagabundeen y les toleráis que jueguen en el sábado, Dios os considera como violadores del sábado.” —The Review and Herald, 19 de septiembre de 1854

 “Padres, elevad la norma del cristianismo en la mente de vuestros hijos; ayudadles a entretejer a Jesús en su experiencia; enseñadles a tener la más alta reverencia por la casa de Dios y a comprender que cuando entran en la casa del Señor deben hacerlo con corazón enternecido y subyugado por pensamientos como éstos: ‘Dios está aquí; esta es su casa. Debo tener pensamientos puros y los más santos motivos. No debo abrigar orgullo, envidias, celos, malas sospechas, odios ni engaño en mi corazón; porque vengo a la presencia del Dios santo. Este es el lugar donde Dios se encuentra con su pueblo y lo bendice. El Santo y Sublime, que habita la eternidad, me mira, escudriña mi corazón, y lee los pensamientos y los actos más secretos de mi vida.’”— Testimonios para la Iglesia, tomo 5, págs. 466, 467.

¿Cuál debe ser la posición al orar? Salmo 99:9 ¿Qué debe hacer la mujer piadosa al orar? I Corintios 11:5-6,10

“He recibido cartas en las que se me preguntaba acerca de la actitud que debía adoptar una persona que ofrecía una oración al Soberano del universo. ¿De dónde han sacado nuestros hermanos la idea de que deben permanecer de pie mientras oran a Dios? A uno que se había educado por cinco años en Battle Creek se le pidió que guiara en oración antes de que la Hna. White hablara al pueblo. Pero al verlo permanecer de pie cuando sus labios estaban por abrirse para orar a Dios, experimenté la viva necesidad de reprocharlo directamente. Lo llamé por su nombre y le dije: “Arrodíllese”. Esta es siempre la posición correcta.”— Mensajes Selectos, tomo 2, pág. 359

“Tanto en el culto público como en el privado, nos incumbe inclinarnos de rodillas delante de Dios cuando le dirigimos nuestras peticiones. Jesús, nuestro ejemplo, “puesto de rodillas, oró.” (Luc.22:41.) Acerca de sus discípulos quedó registrado que también “Pedro puesto de rodillas, oró.” (Hech.9:40.) Pablo declaró: “Doblo mis rodillas al Padre de nuestro Señor Jesucristo.” (Efe.3:14.) Cuando Esdras confesó delante de Dios los pecados de Israel, se arrodilló. (Esd.9:5.) Daniel “hincábase de rodillas tres veces al día, y oraba, y confesaba delante de su Dios.” (Dan.6:10.)” Profetas y Reyes, págs. 33-34.

UN PUEBLO SEPARADO DEL PECADO Y DE LOS PECADORES

¿Podemos tener comunión con cualquiera? Amos 3:3 Según los Testimonios, ¿qué cuidado debe tenerse antes de aceptar a alguien como miembro de la iglesia?

“Solamente cuando la Iglesia está compuesta de miembros puros, no egoístas, puede realizar los designios de Dios. Se ha hecho demasiado trabajo precipitado para añadir nombres al registro de la iglesia. Defectos graves se ven en los caracteres de los que entran a la iglesia. Los que los admiten dicen: los llevaremos primero a la iglesia, y luego los reformaremos. Pero es un error. El primer gran trabajo a hacer es la obra de la reforma. Orar con ellos, hablar con ellos, pero no les permitan unirse al pueblo de Dios en la relación de iglesia hasta que den evidencias claras que el Espíritu de Dios está trabajando en sus corazones.” — Review and Herald, 21 de mayo de 1901.

 “Las personas que se asemejan se aprecian entre sí. La santidad se asocia con la santidad, la fe con la fe. Para el corazón humilde y el intelecto sincero e investigador, la Biblia está llena de luz y conocimiento. Los que acuden a las Escrituras con ese espíritu, se ponen en comunión con los profetas y los apóstoles. Su espíritu se adapta al de Cristo y anhelan llegar a ser uno con él.” — Testimonios para la iglesia, tomo 5, pág. 660

¿Cuál es la única seguridad para los verdaderos hijos de Dios? II Corintios 6:17-18

“Los que siguen a Cristo deben separarse de los pecadores y buscar su compañía tan sólo cuando haya oportunidad de beneficiarlos.  No podemos ser demasiado firmes en la decisión de evitar la compañía de aquellos cuya influencia tiende a alejarnos de Dios.  Mientras oramos: “No nos dejes caer en tentación,” debemos evitar la tentación en todo lo posible.” — Patriarcas y Profetas, pág. 490

 “Como en días de Noé y Lot, es necesario separarse decididamente del pecado y de los pecadores.” — Patriarcas y profetas, pág. 163

“Los justos son aquellos que guardan los mandamientos de Dios, y estarán para siempre separado de los desobedientes e injustos que han pisoteado la ley de Dios.  El oro puro y la escoria no continuarán mezclándose.” —Testimonios para los Ministros, págs. 234-236 (237-238, ed. 1961).