Mi querido hermano ——-, conforme al ejemplo de las Escrituras te impongo las manos y te recibo en la iglesia del Señor, como uno de sus miembros y te asigno el texto que se encuentra en ——- para que te acompañe en tu camino, rumbo a la patria celestial.