Compartimos con los hermanos del Movimiento de Reforma, ya sea con la CG de Roanoke o con la CG de Cedartown un origen común y creemos que hay muchos fieles y sinceros hijos de Dios en esas iglesias, que creen, viven y predican el Mensaje de Reavivamiento y Reforma.

NO es nuestro propósito sacar almas de esas organizaciones ni entrar en contiendas ni luchas por supremacía. En la medida de lo posible, deseamos llevarnos bien con todos y que nos dejen adorar a Dios conforme a nuestra conciencia.

En términos generales compartimos los mismos principios de fe y estilo de vida, pero existen algunas diferencias doctrinales que no nos permiten mantener una plena comunión con ellos. Por lo tanto, ni este sitio, ni nuestras iglesias pertenecen a ninguna de las dos Conferencias Generales del Movimiento de Reforma. Somos reformistas por mensaje, más no por afiliación con esas organizaciones.

Si desea mayor información, sírvase respetuosamente entrar en contacto con nosotros o descargue nuestra Declaración de fe.

SOBRE NUESTRA RELACIÓN CON LA IGLESIA ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA

Creemos que al igual que en todas las otras iglesias, Dios tiene pueblo fiel en la grande denominación adventista. Sin embargo, NO creemos que esa organización siga siendo la Iglesia Remanente de Dios. Su apartamiento del Mensaje Adventista histórico, sus relaciones con el ecumenismo y el mundo, la descalifican de la posición que una vez tuvo.

Por lo tanto, es obvio que este sitio NO pertenece ni está asociado de manera alguna con la Corporación de la Conferencia General de los Adventistas del Séptimo Día. Existen grandes y serias diferencias doctrinales y de estilo de vida, que nos separan.