Preparando el Camino para el Señor

Texto de meditación: “Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane.” — Isaías 40:3-4

LOS TRES ELÍAS

¿Qué se decía del profeta Elías? I Reyes 18:17 ¿Qué se dirá de los fieles siervos de Dios, hoy? Mateo 5:11

“La palabra de fe y de poder estaba en sus labios, y consagraba toda su vida a la obra de reforma. La suya era la voz de quien clama en el desierto para reprender el pecado y rechazar la marea del mal.” — Conflicto y Valor, pág. 205 

“Cuando Elías fue enviado con un mensaje de Dios al pueblo, no prestaron atención a la advertencia. Pensaron que era innecesariamente severo. Hasta pensaron que debía haber perdido el juicio porque los denunciaba a ellos, el pueblo favorecido de Dios, como pecadores, y sus delitos como de un carácter tan grave que los juicios de Dios se levantarían contra ellos. Satanás y su hueste siempre se han unido contra aquellos que llevan el mensaje de amonestación y que reprenden los pecados. Los no consagrados también se unirán con el adversario de las almas para hacer tan difícil como sea posible el trabajo de los fieles siervos de Dios.” — Testimonios para la Iglesia, tomo 3, pág. 289

“Algunos estarán listo para decir: ¡Qué hombre duro y cruel debe haber sido Elías! Y cualquiera que defiende el honor de Dios a cualquier riesgo atraerá sobre sí censura y condenación por parte de un grupo grande.” — Testimonios para la Iglesia, tomo 3, pág. 317

Quizá seamos llamados “faltos de juicio y necios”, fanáticos y aun locos. Quizá se diga de nosotros como se dijo de Cristo: “Demonio tiene”. Juan 10:20. Pero la obra que el Maestro nos ha dado para realizar, es todavía nuestra obra. Debemos dirigir la mente a Jesús sin buscar alabanza u honor de los hombres sino entregándonos a Aquel que juzga rectamente. Él sabe cómo ayudar a los que, mientras siguen en las pisadas de Jesús, sufren en cierto grado el reproche que él soportó. Fue tentado en todo como nosotros lo somos, para que supiera socorrer a los que son tentados.” – Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 83

¿Qué obra se le encomendó a Juan el Bautista? Juan 1:22-23 ¿Cuál misión se nos da a nosotros? Amos 4:12

“En cierta ocasión los gobernantes judíos enviaron mensajeros a Juan el Bautista para inquirir: “¿Tú, quién eres?” … Él dijo: “Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías”. Juan 1:19, 23…

“Nadie que haya escuchado las palabras de Juan y haya notado la seriedad de su conducta, pudo dudar de que se refería al Cristo prometido al mundo por tanto tiempo… Multitudes aceptaban la predicación de Juan, y lo seguían de lugar en lugar. Muchos abrigaron en sus corazones la esperanza de que él fuera el Mesías. Pero, a medida que veía que el pueblo se volvía a él, procuraba dirigir sus mentes hacia el que venía…

“Ahora, justamente antes de la venida de Cristo en las nubes del cielo, ha de efectuarse una obra como la que realizó Juan el Bautista. El Señor llama a hombres que preparen a un pueblo que esté firme en el gran día del Señor. El mensaje que precedió el ministerio público de Cristo fue: “Arrepentíos, publicanos y pecadores; arrepentíos, fariseos y saduceos; arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. Véase Mateo 3:2. Como pueblo que cree en la pronta manifestación de Cristo, tenemos un mensaje que dar: “Preparaos para ir al encuentro de vuestro Dios”. Nuestro mensaje debe ser tan directo como lo fue el de Juan. Reprendió a reyes por su iniquidad. A pesar de que arriesgaba constantemente su vida, no vaciló en declarar la Palabra de Dios; y nuestra obra en estos tiempos debe realizarse con la misma fidelidad.” — Alza tus ojos, pág. 306

¿Cómo era la vestimenta y la alimentación de Juan el Bautista? Mateo 3:4. Según los Testimonios, ¿cómo se relaciona su experiencia con la nuestra?

“Juan se separó de sus amistades y de los lujos mundanales. La sencillez de su indumentaria, un vestido fabricado de pelos de camello, fue una aguda reprensión para la extravagancia ostentosa de los sacerdotes judíos, así como para la demás gente. Su alimentación completamente vegetariana, de algarrobas y miel silvestre, constituía una reprensión contra la complacencia de los apetitos y la glotonería prevaleciente por doquiera.” — Consejos sobre la Salud, págs.  71-72

“Los que lleven a cabo la obra de preparar el camino para la segunda venida de Cristo, están representados por el fiel Elías, del mismo modo como Juan vino con el espíritu de Elías para preparar el camino del primer advenimiento de Cristo. El gran tema de la reforma debe presentarse ante el mundo y las mentes del público deben ser impresionadas. El mensaje debe caracterizarse por la práctica de la temperancia en todas las cosas, para que el pueblo de Dios se vuelva de su idolatría, de su glotonería y de su extravagancia en el vestir y otros asuntos. La abnegación, la humildad y la temperancia que Dios requiere de los justos a quienes dirige y bendice de manera especial, deben ser presentadas a las gentes en contraste con los hábitos extravagantes y destructivos de quienes viven en esta época depravada.” — Consejos sobre la Salud, pág. 72

LA REFORMA EN EL VESTIDO

¿Qué distintivo lleva el antiguo Israel como recordatorio de su santidad? Números 15:37-40 ¿Cuál es ese distintivo para el pueblo de Dios, hoy?

“Los hijos de Israel, después que fueron sacados de Egipto, recibieron la orden de colocar una sencilla cinta azul en el borde de sus vestiduras, para distinguirlos de las naciones circundantes y para dar a entender que eran el pueblo peculiar de Dios.”— Mensajes Selectos, tomo 2, pág. 538

“En la actualidad no se requiere que el pueblo de Dios coloque un distintivo especial sobre sus vestiduras. Pero en el Nuevo Testamento con frecuencia se nos señala el Israel de la antigüedad como ejemplo. Si Dios dio instrucciones tan definidas a su pueblo de la antigüedad concernientes a su manera de vestir, ¿no tomará en cuenta el vestido de su pueblo en esta época? ¿No debería distinguirse del mundo por su manera de vestir? ¿No debería el pueblo de Dios, que es su especial tesoro, procurar glorificar a Dios aun en su vestimenta? ¿Y no deberían sus hijos ser ejemplos en lo que concierne a su manera de vestir, y con su estilo sencillo reprochar el orgullo, la vanidad y la extravagancia de los profesos cristianos que son mundanos y amantes del placer? Dios requiere esto de su pueblo. El orgullo es censurado en su Palabra.” — Mensajes Selectos, tomo 2, págs. 538-539

Dado que Dios es santo ¿Qué ejemplo nos dan los ángeles, de modestia, cuando se presentan delante de Él? Isaías 6:1-2.

¿Cómo debe ser el vestido de los cristianos? I Pedro 3:3-5; I Timoteo 2:9

“Me fue mostrado que el pueblo de Dios no debería imitar las modas del mundo. Algunos han hecho eso y de prisa están perdiendo el carácter peculiar y santo que los distingue como el pueblo de Dios. Tuve la atención dirigida para el pueblo de Dios en el pasado, y fui llevada a comparar el vestuario con el modo de vestir de estos últimos días. ¡Qué diferencia! ¡Qué mudanza! En aquella época las mujeres no eran tan imprudentes como lo son ahora. Cuando se presentaban en público, cubrían el rostro con un velo. En estos últimos días, las modas son indecentes e inmodestas.” —Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 212

“Mis hermanas, evitad aun la apariencia de mal. En esta era disoluta, saturada de corrupción, no estáis seguros a menos que estéis protegidas. La virtud y el recato son raros.  Os exhorto, como seguidoras de Cristo que hacéis una elevada profesión, que acariciéis la preciosa y sin par gema del recato.  Ella preservará la virtud. La casta sencillez en el vestir, unida a la modestia de conducta será de mucho mayor influencia para rodear a una joven de una atmósfera de reserva sagrada que será para ella un escudo contra miles de peligros.” — La Educación, pág. 242.

Ya que debemos evitar toda apariencia de mal 1 Tesalonicenses 5:22 ¿Sobre cuáles dos extremos hay que cuidarse? ¿Cómo debe ser el largo del vestido de las hermanas?

“Mis visiones fueron destinadas a corregir la moda actual, los vestidos demasiado largos, que se arrastran por el suelo, así como los vestidos demasiado cortos, que alcanzan la altura de las rodillas y que son usados por determinada clase. Me fue mostrado que debemos evitar tanto un extremo como el otro.” — Testimonios para la Iglesia, tomo 1, págs. 484-485.

“El pueblo leal de Dios es la luz del mundo y la sal de la tierra. Sus hijos siempre deben recordar que su influencia es valiosa. Si cambiaran sus vestidos extremadamente largos por otros sumamente cortos, en gran medida destruirían su influencia. Los incrédulos, a quienes es su deber beneficiar y procurar llevar al Cordero de Dios, sentirían disgusto.”  — Mensajes Selectos, tomo 2, pág.  543.

“Si las mujeres usan vestidos cuyo extremo quede de tres a cinco centímetros del suelo, para no tocar la suciedad, estos serán modestos y podrán mantenerse limpios con más facilidad que si fueran excesivamente largos.  Esa clase de vestidos estarían de acuerdo con nuestra fe.”­ — Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 424

“Cada prenda de indumentaria debe sentar holgadamente, sin entorpecer la circulación de la sangre ni la respiración libre, completa y natural.  Todas las prendas han de estar lo bastante holgadas para que al levantar los brazos se levante también la ropa.” — Ministerio de Curación, pág. 225

¿Qué clara distinción no puede ser pasada por alto? Deuteronomio 22:5; I Corintios 11:14-15 ¿Puede una mujer cristiana usar pantalones?

“Hay una tendencia creciente de que las mujeres, en su vestido y apariencia, se aproximen al otro sexo todo lo que sea posible y la moda es que sus vestidos sean muy parecidos a los de los hombres, pero Dios declara que esto es una abominación.” Conducción del Niño, pág. 401

“Dios estableció que debía haber una neta distinción entre el vestido de los hombres y el de las mujeres, y ha considerado este asunto de suficiente importancia como para dar instrucciones explícitas con respecto a él; porque la misma vestimenta llevada por los dos sexos causaría confusión y un gran aumento de la criminalidad. Si San Pablo estuviera vivo y viera con esa clase de vestimenta a las mujeres que profesan piedad pronunciaría expresiones de censura.” — Mensajes Selectos, tomo 2, págs. 543

 “Los que adoptan ese estilo de vestir han trastrocado el orden establecido por Dios y han desatendido sus instrucciones especiales. “No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace” (Deut.22: 5). Dios no desea que su pueblo adopte este estilo de vestir. No es ropa modesta, y no es apropiada para mujeres modestas y humildes que profesan ser seguidoras de Cristo. Las prohibiciones de Dios son tomadas en cuenta livianamente por todos los que abogan por la eliminación de las características que distinguen la ropa de los hombres y la de las mujeres.” — Mensajes Selectos, tomo 2, págs. 542-543.

Dios dio claras indicaciones sobre la vestimenta de los sacerdotes en el antiguo Testamento, por lo tanto, ¿qué deben tener los ministros y quienes enseñan en las congregaciones?

“El cuidado en el vestido es un asunto importante. Se ha manifestado aquí una falta de parte de los ministros que creen la verdad y la presentan. El traje de algunos ha sido desaliñado. No solamente ha habido falta de gusto y orden en arreglar la vestimenta de una manera adecuada por la persona, y en usar el color adecuado y correcto para un ministro de Cristo, sino que la vestimenta de algunos ha estado sucia y desaliñada. Algunos ministros usan un chaleco de color claro, mientras sus pantalones son de color oscuro, o un chaleco oscuro con pantalones claros, sin que se note gusto o arreglo ordenado del vestido sobre la persona cuando se presenta delante de la gente. Estas cosas están predicando a la gente. El ministro les da un ejemplo de orden, y presenta delante de ellos lo apropiado de la limpieza y el gusto en el vestido, o, por otra parte, les da lecciones de descuido, desaliño y falta de gusto que estarán en peligro de seguir…

“Si los que ministraban en el oficio sagrado dejaban de manifestar cuidado y reverencia hacia Dios, tanto en su vestido como en su comportamiento, el pueblo perdería su temor reverente por Dios y por su sagrado servicio.” —Mensajes Selectos, tomo 3, págs.  284-286.

¿Qué colores usa la iglesia falsa en la profecía? Apocalipsis 17:1,4 ¿Qué colores deben ser usados por el pueblo fiel del Señor?

“Todo medio destinado a llamar la atención hacia la persona así vestida, o a despertar la admiración, queda excluido de la modesta indumentaria prescrita por la Palabra de Dios.” — Ministerio de Curación, pág. 219

“Se debe manifestar buen gusto en la elección de los colores, siendo preferibles los de un solo tono, y que se avengan con el color de la piel. Los colores suaves son preferibles, y debe rechazarse el uso de colores chillones por ser de mal gusto.” — Estudios Escogidos de los Testimonios, pág.  271.

“El color negro u oscuro es el más apropiado para un ministro que está en el púlpito, y hará mejor impresión sobre la gente que la que haría una combinación de dos o tres colores diferentes en su vestimenta.” —Mensajes Selectos, tomo 3, pág. 285

Según las Escrituras, ¿Qué clase de personas, son las que usan adornos y maquillaje? II Reyes 9:30; Jeremías 2:33; 4:30; Apocalipsis 17:4. ¿Debemos usar anillos de matrimonio?

“Aquí el Señor, por su apóstol, habla expresamente en contra de que se lleve oro.  Cuídense las personas de experiencia de no extraviar a otras por su ejemplo al respecto.  Ese anillo que rodea su dedo puede ser muy sencillo, pero es inútil, y el llevarlo ejerce mala influencia sobre los demás.” — Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 593-594.

“Algunos se han preocupado con respecto al uso del anillo de compromiso y les parece que las esposas de nuestros ministros debieran amoldarse a esa costumbre.  Todo eso es innecesario.  Tengan las esposas de los ministros el eslabón de oro que vincula su alma con Jesucristo: un carácter puro y santo, el verdadero amor, la mansedumbre y la piedad que son los frutos producidos por el árbol cristiano, y su influencia estará segura en cualquier parte.  El hecho de que provoca observaciones el no cumplir con la costumbre no es suficiente motivo para adoptarla…  No necesitamos llevar el símbolo, porque no somos infieles a nuestros votos matrimoniales, y el hecho de llevar un anillo no probaría nuestra fidelidad al respecto.  Me preocupa profundamente este proceso semejante al de la levadura que parece sentirse entre nosotros y que tiende a conformarnos con las costumbres y modas.  No debiera gastarse un centavo en un anillo de oro para testificar que somos casados.” — Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 602

¿Quién es el inventor de las modas? ¿Qué sucedía ya en la época de la hermana White?

“Satanás está constantemente inventando algún nuevo estilo de ropa que resulte perjudicial para la salud física y moral; y se regocija cuando ve a los cristianos que aceptan ansiosamente las modas que ha inventado.” —  Consejos sobre la Salud, pág. 601.

“La moda está deteriorando el intelecto y royendo la espiritualidad de nuestro pueblo.  La obediencia a las modas está invadiendo nuestras iglesias adventistas, y está haciendo más que cualquier otro poder para separar de Dios a nuestro pueblo.” Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 600. 

 “No juguéis más, hermanas mías, con vuestras propias almas y con Dios.  Se me ha mostrado que la causa principal de vuestra apostasía es vuestro amor por el vestido.  Os induce a descuidar graves responsabilidades, y tenéis apenas una chispa del amor de Dios en vuestro corazón.  Sin demora, renunciad a la causa de vuestra apostasía, porque es un pecado contra vuestra propia alma y contra Dios.” Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 600. 

¿Cómo se le presenta al profeta Isaías, la apostasía de la mayoría del pueblo adventista, con respecto a las modas? Isaías 3:16-26 ¿Qué debe hacerse con aquellos que siguen las modas del mundo?

“Pesa sobre nosotros como pueblo un terrible pecado, porque hemos permitido que los miembros de nuestras iglesias vistan de una manera inconsecuente con su fe.  Debemos levantarnos en seguida, y cerrar la puerta a las seducciones de la moda.  A menos que lo hagamos, nuestras iglesias se desmoralizarán.” — Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 601

“Se me ha mostrado que las reglas de nuestras iglesias son muy deficientes.  Todas las manifestaciones de orgullo en el vestir, que son prohibidas en la Palabra de Dios, deben ser suficiente razón para que la iglesia ejerza disciplina.  Si a pesar de las amonestaciones, súplicas y ruegos, se continúa siguiendo la voluntad perversa, puede ello considerarse como prueba de que el corazón no está de ninguna manera unido al de Cristo.  El yo, y únicamente el yo, es el objeto de la adoración, y un cristiano profeso de esta índole apartará a muchos de Dios.” — Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 600-601

“La prueba de discipulado no se aplica tan estrechamente como se debiera a aquellos que se presentan para el bautismo.  Debe saberse si los que profesan estar convertidos están simplemente adoptando el nombre de adventistas del séptimo día, o si están tomando su posición del lado del Señor para salir del mundo y separarse y no tocar cosa inmunda.  Cuando dan evidencia de que entienden plenamente su posición, han de ser aceptados.  Pero cuando revelan estar siguiendo las costumbres y modas y sentimientos del mundo, ha de tratarse con ellos con firmeza.  Si no sienten ninguna preocupación por cambiar su conducta, no deben ser retenidos como miembros de la iglesia.  El Señor desea que aquellos que componen su iglesia sean veraces, fieles mayordomos de la gracia de Cristo.” — Testimonios para los Ministros, pág. 128