No bajo la ley, bajo la gracia

NO BAJO LA LEY, PERO BAJO LA GRACIA

bajo la graciaUno de los argumentos preferidos por los dominicales es el decir, no estamos bajo la ley, si no, bajo la gracia. Para poder responder a este argumento, efectivamente, debemos reconocer que esa es una verdad bíblica: “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.” Romanos 6:14

Este texto nos indica claramente que estar bajo la gracia significa haber sido librado del pecado (Romanos 6:16) Esto representa un problema para la argumentación de ellos. En su afán de despreciar la ley, dan a entender que Cristo la clavó  en la cruz y que ahora somos libres de hacer lo que queramos.

Veamos lo que enseña Pablo al respecto:

La FE NO invalida la ley: Romanos 3:31 ¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley.

La LEY NO justifica: Romanos 3:28 Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.

La ley sirve para mostrar el pecado: Romanos 3:20 ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado. Ver I Juan 3:4

Pero si no hay ley, tampoco hay pecado: Romanos 4:15 Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión.

El no estar bajo la ley, no nos excluye de obedecer Romanos 6:15  ¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera.

Hemos sido librados del pecado (no solo de la paga del pecado) Romanos 6:18 y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.

Hemos muerto al pecado: Romanos 6:1-2 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

Libertados del pecado, debemos procurar la santidad: Romanos 6:22  Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

Obedecer la ley entera: Santiago 2:10-12 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás.Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.  Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad.