La santidad en el hogar

Texto de meditación: “Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos…Y veas a los hijos de tus hijos. Paz sea sobre Israel.” — Salmo 128:1,6

EL HOGAR, UN REFUGIO DE SANTIDAD

¿Qué ejemplo de santidad y obediencia en la familia, nos dan las Escrituras? Génesis 18:19

“La familia de Abraham comprendía más de mil almas. Los que por sus enseñanzas eran inducidos a adorar al Dios único encontraban un hogar en su campamento; y allí, como en una escuela, recibían una instrucción que los preparaba para ser representantes de la verdadera fe. Así que pesaba sobre Abraham una gran responsabilidad. Educaba a los padres de familia, y sus métodos de gobierno eran puestos en práctica en las casas que ellos presidían.

“En la antigüedad el padre era el jefe y el sacerdote de su propia familia, y ejercía autoridad sobre sus hijos, aun después de que estos tenían sus propias familias. Sus descendientes aprendían a considerarlo como su jefe, tanto en los asuntos religiosos como en los seculares. Abraham trató de perpetuar este sistema patriarcal de gobierno, pues tendía a conservar el conocimiento de Dios. Era necesario vincular a los miembros de la familia, para construir una barrera contra la idolatría tan generalizada y arraigada en aquel entonces. Abraham trataba por todos los medios a su alcance de evitar que los habitantes de su campamento se mezclaran con los paganos y presenciaran sus prácticas idólatras; pues sabía muy bien que la familiaridad con el mal iría corrompiendo insensiblemente los sanos principios. Ponía el mayor cuidado en excluir toda forma de religión falsa y en hacer comprender a los suyos la majestad y gloria del Dios viviente como único objeto del culto.” — Patriarcas y profetas, pág. 120

En un momento de apostasía generalizada ¿qué determinación tomó Josué? Josué 24:15 ¿Cómo influye una familia cristiana ordenada?

“Una familia bien ordenada y disciplinada dice más en favor del cristianismo que todos los sermones que se puedan predicar. Tal familia da evidencia de que los padres han tenido éxito en seguir las instrucciones de Dios, y que sus hijos le servirán en la iglesia. Su influencia crece; porque a medida que imparten, reciben para impartir de nuevo. El padre y la madre hallarán ayudantes en sus hijos, que dan a otros la enseñanza recibida en el hogar. El vecindario en el que viven es ayudado, y con ello se enriquecen para esta vida y para la eternidad. Toda la familia está involucrada en el servicio del Maestro, y por su ejemplo piadoso, otros se inspiran para ser fieles y leales a Dios al tratar con su rebaño, su hermoso rebaño.” — Review and Herald, 6 de junio de 1899

¿De qué manera influye el hogar en la iglesia? 2 Corintios 2:15

“En el hogar se echa el fundamento de la prosperidad que tendrá la iglesia. Las influencias que rijan la vida familiar se extienden a la vida de la iglesia. Por lo tanto, los deberes referentes a la iglesia deben comenzar en el hogar.” — Hogar cristiano, pág. 287

“En extenso grado, la felicidad de los hombres y mujeres y el éxito de la iglesia dependen de la influencia ejercida en el hogar… El mundo no necesita tanto a grandes intelectos como a hombres buenos, que sean una bendición en sus hogares.” — Obreros Evangélicos, pág. 215.

“La sociedad se compone de familias, y será lo que la hagan las cabezas de familia. Del corazón ‘mana la vida’ (Proverbios 4:23), y el hogar es el corazón de la sociedad, de la iglesia y de la nación. El bienestar de la sociedad, el buen éxito de la iglesia y la prosperidad de la nación dependen de la influencia del hogar.” — El Ministerio de Curación, pág. 269

LA ESPIRITUALIDAD EN EL HOGAR

¿Qué principio debe dirigir la vida familiar? Efesios 6:1-4

“Hagamos del hogar un sitio donde moren la alegría, la cortesía y el amor. De este modo se transformará en un lugar atractivo para los niños… La práctica de la autodisciplina de parte de todos los miembros de la familia transformará el hogar en un verdadero paraíso. Procuremos que los cuartos sean tan alegres como se pueda, y que los niños encuentren que el hogar es el sitio más atractivo de la tierra.” — Consejos Sobre la Salud, pág. 99.

¿Dónde pueden buscar los padres guía para sus hijos? Salmo 111:10

“Los padres y las madres que ponen a Dios en primer lugar en su familia, que enseñan a sus hijos que el temor del Señor es el principio de la sabiduría, glorifican a Dios delante de los ángeles y delante de los hombres, presentando al mundo una familia bien ordenada y disciplinada, una familia que ama y obedece a Dios, en lugar de rebelarse contra él… Las familias tales pueden aferrarse a la promesa: ‘Yo honraré a los que me honran’ (1 Samuel 2:30).” — Testimonios para la Iglesia, tomo 5, págs. 400, 401.

¿Qué instrucción debe darse a los niños desde pequeños? Proverbios 22:6; 2 Timoteo 3:15.

“Los ángeles se deleitan en un hogar donde Dios reina supremo, y donde se enseña a los niños a reverenciar la religión, la Biblia y al Creador.”—Testimonios para la Iglesia, tomo 5, págs. 400, 401.

“Para que la religión influya en la sociedad, debe influir primero en el círculo del hogar. Si se enseña a los niños a amar y temer a Dios en la casa, se verá que cuando a su vez salgan al mundo ellos estarán preparados para educar a sus propias familias para Dios, y así los principios de la verdad se implantarán en la sociedad y ejercerán una influencia poderosa en el mundo. La religión no debe divorciarse de la educación dada en la familia.” — Hogar cristiano, pág. 287

¿Qué requiere Dios del padre o en su defecto, de la madre? Deuteronomio 4:9

“El padre, que es el sacerdote de su casa, debiera dirigir los cultos matutino y vespertino. No hay razón para que éste no sea el ejercicio más interesante y agradable de la vida hogareña, y Dios es deshonrado cuando se lo hace seco y tedioso. Sean cortas y animadas las reuniones del culto familiar. No permitan que sus hijos o cualquier otro miembro de la familia les tengan miedo por ser tediosos o faltos de interés. Cuando se lee un capítulo largo y se lo explica y se eleva una larga oración, este precioso servicio se hace cansador y es un alivio cuando termina…” — Ser semejante a Jesús, pág. 314

“Padres y madres, cada mañana y cada noche, juntad a vuestros hijos alrededor vuestro, y elevad vuestros corazones a Dios por humildes súplicas. Vuestros amados están expuestos a la tentación. Hay dificultades cotidianas sembradas en el camino de los jóvenes y de sus mayores. Los que quieran vivir con paciencia, amor y gozo deben orar. Será únicamente obteniendo la ayuda constante de Dios cómo podremos obtener la victoria sobre nosotros mismos.”  — Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 93

“La eternidad sola pondrá en evidencia el bien verificado por esos cultos de familia.”  — Consejos para la iglesia, pág. 273

CUIDANDO LA PUREZA MORAL DEL HOGAR

¿Qué recordatorio, nos señalan las Escrituras? Hebreos 13:4 ¿Qué pecados acechan la pureza moral del lecho marital?

“Muchos profesos cristianos que he conocido parecen destituidos del control moral. Poseían una naturaleza más animal que divina. En realidad, poseían una naturaleza casi totalmente animal. Hombres de este tipo degradan a sus esposas, a quienes prometieron alimentar y cuidar. La esposa se transforma en un instrumento para la gratificación de las pasiones bajas y lujuriosas. Y muchas mujeres se someten y llegan a ser esclavas de las pasiones concupiscentes; no mantienen sus cuerpos en santificación y honor. La esposa deja de retener la dignidad y el respeto propio que poseía antes de casarse.

“Esta institución sagrada debería preservar y acrecentar el respeto y la dignidad femeninas. Pero la femineidad casta, dignificada y deiforme de la mujer ha sido consumida en el altar de las bajas pasiones; ha sido sacrificada para complacer al marido. Pronto perderá el respeto por el esposo, quien ni siquiera toma en cuenta las leyes a las cuales rinde obediencia la creación bruta. La vida matrimonial llega a ser un yugo irritante, pues el amor se desvanece y frecuentemente toman su lugar la desconfianza, los celos y el odio.” — Testimonios sobre conducta sexual, adulterio y divorcio, págs. 127-128

“En el mundo de esta época los compromisos matrimoniales son desatendidos. Dios nunca pretendió que el matrimonio cubriera la multitud de pecados que en él se práctica. La sensualidad y las bajas costumbres en las relaciones matrimoniales forman la mente y el gusto moral para prácticas desmoralizadoras fuera del matrimonio.” — Testimonios sobre conducta sexual, adulterio y divorcio, pág. 99

“Son muchos los padres que no han obtenido el conocimiento que deberían respecto de la vida matrimonial. No se cuidan para que Satanás no saque ventaja de ellos y controle su mente y su vida. No se dan cuenta de que Dios requiere de ellos que controlen todo exceso en la vida matrimonial. Son pocos los que consideran que es deber religioso gobernar sus pasiones. Se unieron en matrimonio con quien eligieron, y concluyen que tal matrimonio santifica la complacencia de las bajas pasiones. Aun los hombres y las mujeres que profesan piedad dan rienda suelta a sus pasiones concupiscentes, y no quieren ni pensar que Dios los hace responsables del consumo de la energía vital que debilita las reservas de la vida y enerva todo el organismo.” — Testimonios sobre conducta sexual, adulterio y divorcio, pág. 126

¿Qué señal previa a la segunda venida vemos cumplirse hoy? Mateo 24:37 Sin embargo, ¿Qué dice Dios sobre el divorcio? Malaquías 2:16

“Como en los días de Noé, cada clase de mal está en aumento. Divorcio y matrimonio están a la orden del día.” —Manuscript Releases, tomo 10, pág. 261

“¿Qué hay de la relación matrimonial actual? ¿No es pervertida y profanada, tal como en los días de Noé? Divorcio tras divorcio es registrado en los diarios. Éste es el matrimonio del cual Cristo habló cuando dijo que antes del Diluvio estaban ‘casándose y dando en casamiento’ (Mateo 24:38).”—Manuscript Releases, tomo 7, pág. 56.

¿Qué dijo Jesús de los malos pensamientos? Mateo 5:27-28 Considerando esto, ¿qué debemos entender y enseñar en nuestras familias sobre la pornografía y la masturbación?

“Las pasiones bajas tienen que ser estrictamente vigiladas. Cuando se deja que fluyan desordenadamente, las facultades perceptivas son atropelladas y terriblemente ultrajadas. Cuando las pasiones son consentidas, la sangre, en vez de circular por todo el organismo proporcionando descanso al corazón y clarificando la mente, es llevada en cantidades indebidas a los órganos internos. Como resultado, se manifiesta la enfermedad. La mente no puede gozar de salud hasta tanto el mal no sea localizado y remediado.”— Testimonios sobre conducta sexual, adulterio y divorcio, pág. 132

“El vicio secreto es el destructor de las resoluciones elevadas, el esfuerzo ferviente y la fuerza de voluntad para formar el buen carácter religioso. Los que tienen una verdadera comprensión de lo que significa ser cristiano, saben que los seguidores de Cristo, como discípulos suyos, están en la obligación de dominar todas sus pasiones y colocar sus facultades físicas y mentales en perfecta sumisión a la voluntad de Cristo. Los que están dominados por sus pasiones, no pueden ser seguidores de Cristo. Están demasiado entregados al servicio de su maestro, el originador de todo mal, para dejar sus hábitos corruptos y escoger servir a Cristo.” — Conducción del Niño, págs. 418, 419. 

PROTEGIENDO A LA FAMILIA DE LAS MALAS INFLUENCIAS

¿Qué seria precaución deben tener los padres al relacionarse con familiares incrédulos?  1 Corintios 15:33

“Debieran escoger como sus compañeros a aquellos que aman la pureza de la verdad, cuya moral está incontaminada y cuyos hábitos son puros.”—Testimonios para la Iglesia, tomo 3, pág. 141.

“Muchos hijos han sido completamente arruinados debido a la interferencia de parientes o amigos en el gobierno de su hogar. Las madres nunca debieran permitir que sus hermanas o madres interfieran en el debido manejo de sus hijos.” — Conducción del Niño, pág. 270.

“No podemos servir a Dios y al mundo al mismo tiempo. No debemos concentrar nuestros afectos en los familiares mundanos, que no tienen ningún deseo de conocer la verdad. Al asociarnos con ellos, podemos en toda forma procurar que nuestra luz brille; pero nuestras palabras, nuestro comportamiento, nuestras costumbres y prácticas, no deben ser amoldados en ningún sentido por sus ideas y hábitos. Debemos manifestar la verdad en todas nuestras relaciones con ellos. Si no podemos hacerlo, mientras menos nos asociemos con ellos, mejor será para nuestra espiritualidad. Si nos colocamos entre asociados cuya influencia tiende a volvernos olvidadizos de las elevadas exigencias que Dios nos impone, invitamos la tentación y nos volvemos demasiado débiles para resistirla. Llegamos a participar del espíritu de nuestros compañeros, a estimar sus ideas, y a colocar las cosas sagradas y eternas en un nivel más bajo que las ideas de nuestros amigos. En breve, experimentamos la acción de la levadura del mal, tal como el enemigo de toda justicia se había propuesto que fuese.” —Testimonios para la Iglesia, tomo 5, págs. 512, 513.

“No debemos elevar nuestras normas un poco solamente sobre las normas del mundo, sino que debemos hacer que la distinción sea decididamente visible. La razón por la cual ejercemos tan escasa influencia sobre nuestros familiares no creyentes, es porque hay muy poca diferencia evidente entre nuestras prácticas y las del mundo.” — Testimonios para la Iglesia, tomo 6, pág. 151. 

¿Cuál debe ser la actitud de los padres, con las diversiones prohibidas como la televisión, la música mundana, el circo, juegos de mesa y otros condenados en los Testimonios? Isaías 33:15 segunda parte

“El verdadero cristiano no deseará entrar en ningún lugar de diversión ni ocuparse en ningún entretenimiento sobre el cual no pueda pedir la bendición de Dios. No será hallado en el teatro, ni en la sala de billar, ni en salones donde se juega a los bolos.” — Mensajes para los Jóvenes, pág. 396.

“En toda reunión de placer donde se fomente el orgullo o se dé rienda suelta al apetito, donde se le induzca a uno a olvidarse de Dios y a perder de vista los intereses eternos, allí está Satanás rodeando las almas con sus cadenas.” —El Hogar Cristiano, pág. 468.

“La tendencia de la mayor parte de los deportes atléticos es causa de preocupación para los que se interesan en el bienestar de la juventud… Estimulan el amor al placer y a la excitación, fomentan la antipatía hacia el trabajo útil, y desarrollan una disposición a evitar las responsabilidades y deberes prácticos. Tienden a destruir el gusto por las realidades serias de la vida y sus apacibles satisfacciones. Así se abre la puerta a la disipación y a la ilegalidad, con sus terribles resultados”. — Mente, Carácter y Personalidad, tomo 1, pág. 352

“Muchas de las diversiones que son populares en el mundo hoy, aun entre aquellos que se llaman cristianos, tienden al mismo fin que perseguían las de los paganos. Son, en verdad, pocas las diversiones que Satanás no aprovecha para destruir las almas. Por medio de las representaciones dramáticas ha obrado durante siglos para excitar las pasiones y glorificar el vicio. La ópera, con sus exhibiciones fascinadoras y su música embelesadora, las mascaradas, los bailes y los juegos de naipes son cosas que usa Satanás para quebrantar las vallas de los principios sanos y abrir la puerta a la sensualidad. En toda reunión de placer donde se fomente el orgullo o se dé rienda suelta al apetito, donde se le induzca a uno a olvidarse de Dios y a perder de vista los intereses eternos, allí está Satanás rodeando las almas con sus cadenas” —  Patriarcas y profetas, pág. 491