Algunos hermanos muy queridos de la Sociedad Misionera Internacional, nos han preguntado por qué en la Iglesia de los Reformadores Adventistas del Séptimo Día, creemos que la santa cena debe realizarse con una única copa.

Contexto histórico

Lo primero que deseamos resaltar, es que esta es una creencia, que no nació con nosotros, hasta mediados de los años 1990, la misma Sociedad Misionera Internacional, practicaba la repartición del vino, de la misma manera.

Cuando el Movimiento de Reforma estaba unificado, en el año 1948, se tomó la siguiente resolución: “La Sagrada Comunión: Sólo hermanos consagrados pueden pedir la bendición sobre la copa y el pan. El pan se preparará solamente con la mejor harina, agua, un poco de sal, y grasa o aceite vegetal. No se debe usar leche.” (Énfasis suplido) Tomado del libro: Resumen de las resoluciones tomadas por las sesiones de delegados de la Asociación General 1921-2007 organizadas por tema, pág. 35 publicado por la Conferencia General de la Sociedad Misionera Internacional de los Adventistas del Séptimo Día, Movimiento de Reforma.

Como se nota, se habla de una copa individual. Sin embargo, en el año 1993, en congreso de su Asociación General, decidieron: “1993-07 Copas múltiples 5 de abril de 1993. Debido a las preocupaciones con respecto al peligro de contraer el virus del SIDA, la iglesia es libre de usar copas individuales.” Ibíd. pág. 36

Desde 1914 hasta 1993, es decir por casi 80 años, la SMI utilizó una única copa para la repartición del vino en la santa cena.  Para el año 1997, las cosas no estaban aún claras y tuvieron que volver a examinar el tema y finalmente resolvieron: “1997-21 La Cena del Señor y el uso de copas individuales 24 de julio de 1997 Esta propuesta dice: “¿Tiene derecho un miembro o una iglesia local de pedir el uso de copas individuales durante la Cena del Señor como medida preventiva?”. La propuesta sobre las copas individuales en la Cena del Señor quedó como sigue: “Si los miembros de las iglesias locales eligen servir el vino en una copa, están autorizados para hacerlo. Aquellos que deciden o desean usar copas individuales en el servicio de la Cena del Señor están libres para hacerlo”. La mayoría, por voto abierto, estuvo de acuerdo con esta nueva redacción de la propuesta.” Ibíd.

Nótese que la norma no debía ser, usar copas indiduales, si no, que bajo petición de un miembro, se le podía la cena en copa individual, sin embargo, en la práctica, la norma es que en todas las iglesias, hasta donde conocemos, se usan copas individuales.

Por su parte, el grupo con sede de Roanoke, no ha escapado de la controversia. En el libro Decisiones doctrinales de las Asambleas de la Conferencia General, publicado por la Asociación Ecuatoriana de los Adventistas Movimiento de Reforma, en la pág. 41, vemos que ya en el año 1959, el tema entra en consideración, bajo la resolución ” 32.- Copa Única en la Santa Cena: Se preguntó si podría haber alguna modificación en cuanto al uso de la copa única en los Ritos Sagrados y qué debería hacerse con quienes se oponen al uso de la copa única por razones higiénicas u otras razones.

Hubo algunas discusiones sobre estos puntos y varias referencias fueron leídas para confirmar nuestra posición. 1 Corintios 10:16; Mateo 26:27.

Se resuelve:

  1. Qué nuestra posición referente a la copa única permanezca como ha sido desde el inicio de nuestro movimiento.
  2. Que aconsejamos, en tal caso, no excluir a un miembro solamente por esta razón, pues habrá sin dudas otras razones que finalmente harán que la persona deje la iglesia o harán necesario el aplicar la disciplina. Juan 6:53,66″

En 1983, se vuelve a tocar el tema. “34.- Copas individuales: Una pregunta a nuestras Asociaciones dice: “¿Por qué no utilizamos copas individuales en la Santa Cena, siendo que esto sería una forma de prevenir enfermedades contagiosas?”

Respuesta: Reafirmamos la resolución 32/59. El uso de copa única ha sido nuestra práctica desde el mismo inicio de nuestro movimiento. 1Corintios 10:16; Mateo 26:27; 1Corintios 11:25; Lucas 22:17; Marcos 14:23.” Ibíd.

Para 1991, decidieron: ” 54.- La Copa en Cena del Señor: Considerando que el material y las propuestas presentadas por la Comisión Doctrinaria permanente de la Conferencia General, referente al uso de una copa común o copas individuales  fueron examinadas por nosotros, en  calidad de Comisión Doctrinaria Temporal queda resuelto: Que consideramos que el material producido por la Comisión Doctrinaria Permanente es insuficiente para cambiar nuestra práctica. Por lo tanto recomendamos reconfirmar nuestra posición original, a saber, una copa común, como siempre ha sido, en calidad de iglesia desde 1925 hasta la presente fecha.” Ibíd.

En 1995, regresa a colación. “69.- Copa común: Considerando que después de que varios hermanos presentaron sus opiniones sobre la copa en la Santa Cena, y que como tenemos resoluciones sobre esa materia desde el inicio del Movimiento de Reforma, posiciones que fueron confirmadas en 1959, resolución 32; 1983, resolución 34 y 1991, resolución 54;

Se resuelve: Que votemos por aceptar  la recomendación de la Comisión Doctrinaria temporaria, que reafirma el continuar con nuestra práctica como antes.

La recomendación textual de la comisión dice: “Considerando que ha sido examinada la cuestión del uso de la copa común, y después de extensa discusión se decidió recomendar que continuemos con nuestra práctica” Ibíd. págs. 41-42

Increíblemente, en 1999, regresa el mismo punto. “100.- Cena del Señor: Considerando que el comité especial designado para recomendar el método de distribución del vino en la Cena del Señor trajo su consejo a la delegación,

Se resolvió que su recomendación sea aceptada como sigue:

  1. Que la ordenanza de la Cena del Señor es una doctrina;
  2. Que el procedimiento para la distribución del vino se ha basado en nuestra comprensión de Mateo 26:27-30; Marcos 14:23,24; 1 Corintios 11:23-30; Deseado de Todas las Gentes 656, 657.

Se recomendó realizar un estudio más profundo sobre esta cuestión y preparar  materiales a ser enviados a todas las Uniones, Campos y Misiones. Además se recomendó que sigamos siendo como somos, y por lo tanto: no votar o dar lugar al debate.” Ibíd. pág. 42

Pero, a pesar, de que está última resolución, dice claramente que acuerdan no votar o dal lugar al debate sobre este tema, en la sesión llevada a cabo en Roanoke, Estados Unidos en el 2015, se vuelve a tomar una votación, con un resultado muy interesante: 86 delegados votaron contra el cambio y 85 a favor de empezar a utilizar copas individuales.

Es sabido, que en Brasil, Estado Unidos y en otros países, hay congregaciones del grupo de Roanoke, que a pesar, del voto de la asociación general, ya toman la cena en copas individuales.

Fundamento bíblico y en los Testimonios

El asunto se debe resolver de una manera muy simple. Las Escrituras y los Testimonios, deben decir cuál fue la forma en que se celebró la primera santa cena y cómo la celebró la primitiva iglesia y de allí, será claro, cuál es la forma en que la Iglesia fiel del Señor debe continuar haciéndolo.

Mateo 26: 27-29:

“Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.”

¿Cuántas copas usó Jesús? “Y tomando la copa” ¿De cuántas copas bebieron los discípulos? “Bebed de ella todos.”  Entonces Mateo 26:27-29 una sola copa.

Marcos 14:23-25:

“Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos. Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada. De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios.”

¿Cuántas copas usó Jesús? “Y tomando la copa” ¿De cuántas copas bebieron los discípulos? “Bebieron de ella todos.” Entonces Marcos 14:23-25 una sola copa.

Lucas 22:17-18:

“Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga.”

¿Cuántas copas usó Jesús? “habiendo tomado la copa” ¿De cuántas copas bebieron los discípulos? “Tomad esto, y repartidlo entre vosotros.” Entonces Lucas 22:17-18 una sola copa.

Es claro que en los Evangelios, únicamente se utilizó una única copa. Ahora bien, veamos el caso de la Iglesia Primitiva. Pablo en el libro de Gálatas, nos dice claramente: “Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.” Gálatas 1:11-12

Si Pablo recibió la enseña directa del Jesucristo, debemos ver qué fue lo que el enseñó sobre este tema.

I Corintios 11:23-26:

“Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;  y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.”

Estos textos son muy importantes, para resolver este asunto. Pablo está recitando la enseñanza que el recibió y nos habla que debemos seguir el ejemplo de Jesús en esta materia. Entonces, ¿cuántas copas usó Jesús? “Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre;” ¿Qué orden se nos da? ” haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.” ¿Cuántas copas debemos usar? “y bebiereis esta copa”

I Corintios 10:16:

La copa de bendición que bendecimos ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

¿Cuántas copas se bendicen? “La copa de la bendición.”

LOS TESTIMONIOS

“Cristo se hallaba en el punto de transición entre dos sistemas y sus dos grandes fiestas respectivas. El, el Cordero inmaculado de Dios, estaba por presentarse como ofrenda por el pecado, y así acabaría con el sistema de figuras y ceremonias que durante cuatro mil años había anunciado su muerte. Mientras comía la pascua con sus discípulos, instituyó en su lugar el rito que había de conmemorar su gran sacrificio. La fiesta nacional de los judíos iba a desaparecer para siempre. El servicio que Cristo establecía había de ser observado por sus discípulos en todos los países y a través de todos los siglos

El rito de la cena del Señor fué dado para conmemorar la gran liberación obrada como resultado de la muerte de Cristo. Este rito ha de celebrarse hasta que él venga por segunda vez con poder y gloria. Es el medio por el cual ha de mantenerse fresco en nuestra mente el recuerdo de su gran obra en favor nuestro.

“Y comiendo ellos, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dió a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed, esto es mi cuerpo. Y tomando el vaso, y hechas gracias, les dió, diciendo: Bebed de él todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados. Y os digo, que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día, cuando lo tengo de beber nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.” Deseado de todas las gentes, págs. 608-609

“El ejemplo de Cristo prohíbe la exclusividad en la cena del Señor. Es verdad que el pecado abierto excluye a los culpables. Esto lo enseña claramente el Espíritu Santo ver. 1 Corintios 5:5. Pero fuera de esto, nadie ha de pronunciar juicio. Dios no ha dejado a los hombres el decidir quiénes se han de presentar en estas ocasiones, Porque, ¿quién puede leer el corazón? ¿Quién puede distinguir la cizaña del trigo? “Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa”. Porque “cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor”. “El que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para él”. 1 Corintios 11:28, 27, 29…

“El rito de la comunión señala la segunda venida de Cristo. Estaba destinado a mantener esta esperanza viva en la mente de los discípulos. En cualquier oportunidad en que se reuniesen para conmemorar su muerte, relataban como él “tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre”. Mateo 26:27-29. En su tribulación hallaban consuelo en la esperanza del regreso de su Señor. Les era indeciblemente precioso el pensamiento: “Todas las veces que comiéreis este pan, y bebiéreis esta copa, lamuerte del Señor anunciáis hasta que venga”. 1 Corintios 11:26.” Consejos para la iglesia, págs. 542,549

“Mientras estaban quietos en torno a la mesa, Jesús tomó el pan, y habiendo dado gracias, lo partió, y les dio diciendo: “Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. “De igual manera, después de haber cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama”. Lucas 22:19, 20. La Biblia dice: “Así pues, todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga”. 1 Corintios 11:26. El pan y el mosto representan el cuerpo y la sangre de Cristo. Así como el pan fue quebrado, y el vino vertido, sobre la cruz el cuerpo de Cristo fue quebrantado y su sangre derramada para salvarnos. De manera que al comer el pan y beber el vino, expresamos que creemos en esto, que nos arrepentimos de nuestros pecados y que recibimos a Cristo como nuestro Salvador.” La única esperanza, págs. 89-90

De esta manera, es claro que no existe ni en la Biblia ni en los Testimonios, motivo alguno, para repartir el jugo de uva en copas individuales. AL respecto, nuestra Declaración de fe, dice: “Conforme a la Escritura, creemos que se debe usar una sola copa para todos los hermanos. En caso, de que exista un miembro enfermo, por su condición, se le dará la santa cena, de manera privada.”

Pero, nos queda una pregunta por responder ¿Es justificante celebrar la santa cena en copas individuales por salud?

Nosotros nos aferramos por fe a lo que dicen las Escrituras: ” tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.” Marcos 16:18

¿Se transmite el SIDA por beber del mismo vaso?

El Gobierno de la Rioja en España, en su sitio de la Comisión Antisida reseña: ” ¿Cómo NO se transmite el VIH? El virus del VIH no se trasmite por las actividades de la vida cotidiana: apretones de manos, besos, abrazos, bebiendo del mismo vaso o comiendo del mismo plato o con los mismos cubiertos. Tampoco se transmite por compartir duchas, piscinas, gimnasios, teléfonos públicos, aseos o transportes. Las donaciones de sangre son totalmente seguras y los animales no trasmiten el VIH.” http://www.antisidalarioja.org/informacion-basica-sobre-la-infeccion-por-vihsida/vias-de-transmision/

El sitio Medicina 21 señala: ” MITO Puedo contagiarme del VIH por contactos casuales como dar la mano, dar una brazo, usar un lavabo público, beber del mismo vaso que alguien que está infectado por el VIH o por estar cerca de una persona infectada que tose o estornuda.

REALIDAD El VIH no se transmite por el contacto diario casual en el entorno social ni en el trabajo. Uno no se infecta por darla mano a alguien, abrazar a alguien, usar el mismo lavabo ni beber del mismo vaso que una persona infectada por el VIH, ni por estar expuesto a la tos o los estornudos de una persona infectada por el VIH.

El VIH se transmite a través del sexo vaginal, anal y oral; la una transfusión de sangre contaminada; por compartir agujas contaminadas en el entorno médico asistencial y entre los que se inyectan drogas intravenosas; y de la madre al hijo, durante el embarazo, el parto y la lactancia.”https://www.medicina21.com/especialidades/ver2/2291

Usar ese argumento para el abandono de la copa única, creemos no es válida, según nuestra comprensión de la Verdad Presente.