LA NAVIDAD

La Biblia no revela en que mes nació Cristo. Lo cual de por sí ya es un indicio de que el nacimiento del Salvador no fue destinado a ser objeto de culto o adoración.

Vayamos a la época en que nació Cristo… 

Los judíos sabían que estaban viviendo dentro del periodo de las 70 semanas de Daniel 9:24-27, por lo tanto estaba cerca el tiempo en que vendría el Mesías Príncipe.

Lucas 1:5-9 –“En los días de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías. Su esposa era de las hijas de Aarón y se llamaba Elisabet. Ambos eran justos delante de Dios y vivían irreprensiblemente en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor. No tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y ambos eran de edad avanzada. Aconteció que, cuando Zacarías ejercía el sacerdocio delante de Dios, en el turno de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó por sorteo entrar en el templo del Señor para quemar el incienso.”

DTG pg. 72.3 – “Estaba de pie delante del altar de oro en el lugar santo del santuario. La nube de incienso ascendía delante de Dios con las oraciones de Israel. De repente, sintió una presencia divina. Un ángel del Señor estaba ‘en pie a la derecha del altar.’ La posición del ángel era una indicación de favor, pero Zacarías no se fijó en esto. Durante muchos años, Zacarías había orado por la venida del Redentor; y ahora el cielo le había mandado su mensajero para anunciarle que sus oraciones iban a ser contestadas; pero la misericordia de Dios le parecía demasiado grande para creer en ella. Se sentía lleno de temor y condenación propia.”

DTG pg. 73.3 – “A la pregunta de Zacarías, el ángel respondió: ‘Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y yo soy enviado a hablarte, y a darte estas buenas nuevas.’ Quinientos años antes, Gabriel había dado a conocer a Daniel el período profético que había de extenderse hasta la venida de Cristo. El conocimiento de que el fin de este período se acercaba, había inducido a Zacarías a orar por el advenimiento del Mesías. Y he aquí que el mismo mensajero por quien fuera dada la profecía había venido a anunciar su cumplimiento.”

Zacarías sabía que las setenta semanas estaban por llegar a su fin, por eso se encontraba orando por la llegada del Mesías.

Ahora, por Lucas 3:23 sabemos que Cristo tenía 30 años para el año 27dC (10 de mes séptimo cuando fue ungido).

Seguramente, la oración de Zacarías aconteció entre los años 5 y 4 aC. Porque era el sexto mes de embarazo de Elisabet, cuando Gabriel apareció a María (Lucas 1:35). Es decir que Juan el Bautista era unos 6 meses mayor a Jesús.

Lucas 1:26 – “En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret.”

El nacimiento de Cristo (Lucas 2:1-7) tuvo que haber ocurrido alrededor del año 3aC.

¿Cómo sabemos que Cristo no ha nacido en Diciembre?

Lucas 1:57 – Nacimiento de Juan el Bautista.

Lucas 2:8-15 – La visita de los ángeles a los pastores.

CS 314.1 – “Un ángel desciende a la tierra para ver quiénes están preparados para dar la bienvenida a Jesús. Pero no puede discernir señal alguna de expectación. No oye ninguna voz de alabanza ni de triunfo que anuncie que la venida del Mesías es inminente. El ángel se cierne durante un momento sobre la ciudad escogida y sobre el templo donde durante siglos y siglos se manifestara la divina presencia; pero allí también se nota la misma indiferencia.”

El ángel Gabriel fue enviado a Jerusalén a anunciarles que el Mesías estaba a punto de nacer pero vio que nadie estaba esperando el nacimiento de Cristo.

CS 314.2 — “No hay señal de que se espere a Cristo ni preparativos para recibir al Príncipe de la vida. Asombrado, el mensajero celestial está a punto de volverse al cielo con la vergonzosa noticia, cuando descubre un grupo de pastores que están cuidando sus rebaños durante la noche, y que al contemplar el cielo estrellado, meditan en la profecía de un Mesías que debe venir a la tierra y anhelan el advenimiento del Redentor del mundo.”

Cuando Gabriel estaba apunto de regresarse al cielo, ve a unos pastores que miran el cielo estrellado y se acuerdan de la profecía de Números 24:17 –El aparecimiento de la estrella de Jacob marcando el tiempo exacto en que el Mesías iba a aparecer. Y seguramente sabían también que la profecía de las 70 semanas estaban llegando a su fin. Esta estrella era una señal. En Mateo 2:2 vemos como los magos del oriente llegaron a Jerusalén siguiendo la estrella.

En invierno no se puede contemplar un cielo estrellado (y recordemos que en Palestina, donde nació Jesús, viene a ser hemisferio norte).

Génesis 49:10 – “El cetro no será quitado de Judá, ni la vara de autoridad de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y le obedecerán los pueblos.”

Estaba predicho que en el trono de David ya no estaría sentado un descendiente de David, sino un extranjero. Esto debía ser otra señal para los judíos. Estos pastores sabían que en el trono estaba Herodes (un idumeo, es decir un extranjero). El cetro había sido quitado de Judá.

DTG pg. 43.2 – “La noticia de la llegada de los magos cundió rápidamente por toda Jerusalén. Su extraña misión creó agitación entre el pueblo, agitación que penetro hasta el palacio del rey Herodes. El astuto idumeo quedo perturbado por la insinuación de que pudiese tener un rival. Innumerables crímenes habían manchado el camino de su ascensión al trono. Por ser de sangre extranjera, era odiado por el pueblo sobre el cual reinaba.”

Cristo no pudo nacer en invierno del hemisferio norte, es más probable que haya nacido en la primavera, tal vez en el verano.

¿Por qué es importante entender esto?

Para que Cristo empiece su ministerio terrenal tenía que tener 30 años cumplidos para que pueda ser ungido. Así estaba escrito en la ley (Números 4:3). El ungimiento tenía que marcar la última semana de las 70 semanas, tenía que marcar el inicio de la semana 70 y también el fin de la semana 62. Es decir que para el 10 de mes séptimo del 27dc Cristo ya tenía que tener cumplidos 30 años. El inicio de la semana 70 es el otoño del hemisferio norte.

Si Cristo hubiese nacido en el invierno (fin de año) del año 3aC, haciendo la matemática, para otoño del 27dC no hubiese tenido 30 años todavía, hubiese tenido todavía 29 años. Esto indica que Cristo tuvo que haber nacido antes de otoño, por eso asumimos que fue en primavera o verano.

Además en la Biblia vemos a los pastores con el rebaño afuera. Es imposible que el ganado este en la intemperie en el invierno, debería estar en los establos protegidos del frío.

Entonces, de dónde salió la celebración en Diciembre?

En el hemisferio norte, en el invierno, el 21 de diciembre es el día más corto del año.

¿Qué concepto tenían los paganos?

Si el 21 de diciembre es el día más corto, el 21 va a ser el solsticio de invierno (la noche más larga del año y el día mas corto del año). Entonces, a partir del día 22 el día va a ser mas largo y la noche más corta.

A este fenómeno los paganos le llamaban “el renacimiento del dios sol,” porque es como que el sol está de nuevo volviendo a nacer; entonces los paganos les rendían culto a este fenómeno.

Va a empezar a alargarse el día y a acortarse la noche, hasta llegar al solsticio de verano el 21 de junio, cuando es la noche corta y el día mas largo del año. Pero en el hemisferio sur, el 21 de junio es la noche mas larga del año y día mas corto del año. Es decir, en el hemisferio sur es al revés del hemisferio norte.

Este culto pagano empezó con Semiramis (ref. Frazer, The Golden Bough (La Rama Dorada), ii, 275). Llamada también Istar o Easter en inglés. La Biblia se refiere a ella como Astoret, Astarté o Astartes (Jueces 2:13, Jueces 10:6, 1 Samuel 7:3, 1 Samuel 7:4, 1 Samuel 12:10).

Semiramis era la esposa de Nimrod (el cual era descendiente de Cam – Génesis 10:8-9). Se cree que Nimrod fue uno de los líderes que encargaron la construcción de la Torre de Babel (Nimrod and the Wolf in the Old English ‘Solomon and Saturn’ – Menner, Robert J.), pero la Biblia no menciona esto. En la tradición judía, islámica y cristiana, Nimrod es representado como un rey tirano, malvado y por sobre todo idólatra.

Sem, el hijo menor de Noé y tío abuelo de Nimrod, había estado luchando por muchos años contra la idolatría que se extendía desde Babilonia.

La Biblia no habla de cómo murió Nimrod. Hay muchas fábulas y relatos sobre su muerte, incluyendo una que dice que Sem mató a Nimrod, lo cortó en pedazos y mandó por todo lado las partes de Nimrod. Lo que se puede concluir basado en todos los relatos es que Nimrod murió de una forma violenta.

A la muerte de Nimrod, Semiramis queda como regente sobre su reino, y como teme perder el control de la gente desea idear algo para impresionar al pueblo.

Semiramis queda embarazada de otro hombre y va a hacer creer a la gente que el hijo es la reencarnación de Nimrod y va a decir que Nimrod es el dios sol – Baal.

Si Nimrod es dios sol, qué es el hijo?

Es el hijo de dios, el niño dios. Y por lo tanto ella es una diosa madre. Semiramis dijo que el niño dios había venido para restaurar el reino de su padre.

Ella agarró Génesis 3:15, para decir que ese es el hijo que ella esta teniendo.

Después de auto proclamarse la “diosa madre,” también se la conoció como la “madre virgen” y la “reina de los cielos” (Jeremías 4:27, Jeremías 44:17-19,25).

Así es como nace el culto a Semiramis, al hijo – Tamuz, a Nimrod, que empieza a ser celebrado por el 21 de diciembre.

Esta religión pagana se extendió por el mundo entero, con diferentes nombres. Y hoy en día sigue existiendo lamentablemente. Todos estos antiguos ídolos, fechas, costumbres, ideas, tradiciones, se han mezclado de tal modo que la mayoría de las personas le rinden culto hoy en día.

La iglesia católica ha adoptado los cultos paganos y los ha recubierto de cristianismo.

Isis (Semiramis) Romana
Isis (Semiramis) Romana
Semiramis y Tamuz alrededor del mundo.
Semiramis y Tamuz alrededor del mundo.
Semiramis y Tamuz versión católica.
Semiramis y Tamuz versión católica.
Semiramis en Asia.
Semiramis y Tamuz en Asia.
Semiramis y Tamuz en la India.
Semiramis y Tamuz en la India.
Semiramis, versión Egipcia, Babilónica y Católica.
Semiramis versión Tarot, Egipcia, Babilónica y Católica.
Semiramis en todas las culturas, en todas las edades.
Semiramis en todas las culturas, en todas las edades.

El catecismo católico enseña que: “Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial y enaltecida por Dios como Reina del universo.”

La iglesia católica dice que María fue concebida sin pecado y, como ella fue concebida sin pecado, el hijo que engendró fue sin pecado.

¿A quién le dan honor de ser sin pecado?

A María. Según ellos gracias a María es que Cristo tiene naturaleza libre de pecado.

María era tan humana y pecaminosa como nosotros porque es descendiente de David.

Todos somos engendrados con mancha de pecado, Salmos 51:5 – “He aquí, en maldad he nacido, y en pecado me concibió mi madre.”

Salmos 58:3 – “Los impíos se alienaron desde la matriz; se descarriaron desde el vientre, hablando mentira.”

Isaías 48:8 – “desde el vientre se te ha llamado rebelde.”

Hasta los famosos villancicos católicos dicen que “ha nacido el niño dios.” Parece que no fuera grave decir “niño dios,” pero con esa frase se está negando la preexistencia de Cristo, porque dice que ha nacido como Dios, cuando en realidad nació como hombre. Como Dios, Cristo existía por la eternidad, nunca naciócomo Dios.

Filipenses 2:6-7 – “Existiendo en forma de Dios, él no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse; sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; y hallándose en condición de hombre.”

Hebreos 1:2-3 – “a quien constituyó heredero de todo, y por medio de quien, asimismo, hizo el universo. El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza.”

Hay también grupos adventistas que dicen:

Cristo humano pecaminoso + Espíritu Santo = victoria sobre el pecado.

Entonces:

¿Cómo obtener victoria sobre el pecado?

Yo humano pecaminoso + Espíritu Santo = victoria sobre pecado = aprobado en el Juicio.

Dicen que sólo hay que seguir el ejemplo de Cristo, y si seguimos su ejemplo obtendremos victoria sobre el pecado.

Para toda esta gente Cristo no tiene valor alguno, ya que nuestra “perfección” es lo único que necesitamos para enfrentar el Juicio.

Esto es negar la justificación por la fe y la verdadera santificación.

Cristo es sin mancha de pecado, primero porque es el segundo Adán, es el segundo representante de la raza humana. Si es el segundo representante tenía que ser sin mancha al igual que el primer Adán. Pero no debido a María. El segundo Adán tenía que reparar el fracaso del primer Adán.

María no aportó con un sólo óvulo para que venga a  la existencia la naturaleza humana de Cristo. La naturaleza humana de Cristo fue creada por el Espíritu Santo. Lucas 1:35. En términos de hoy en día, María fue un útero de alquiler.

Todos venimos a la existencia con el 23% de papá y el 23% de mamá. Cristo vino a la existencia con 0% de María.

Lucas 1:32 – “será llamado Hijo del Altísimo.” No dice que será llamado “hijo de María,” o “niño dios,” como nos quieren ensuciar la cabeza.

Cristo fue engendrado sin mancha de pecado, por ello es el “Cordero sin mancha y sin contaminación” 1 Pedro 1:19.

Cristo, para evitar que en un futuro se adore a María, nunca le llamó madre: Juan 2:4, Juan 19:26.

Cristo llamó a Dios su Padre desde niño: Lucas 2:48-49.

Cuando le dijeron que su madre y sus hermanos le buscaban, qué respondió Cristo?

Lucas 8:20-21 – “Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la palabra de Dios y lo hacen.”

Semiramis sabía de la promesa de Génesis 3:15 y por eso dijo que ese redentor prometido era Tamuz.

En realidad, a quien se rinde culto el 25 de diciembre es a Semiramis, a Nimrod y al niño dios – Tamuz.

EL AÑO NUEVO

El 31 de diciembre, los Griegos le rendían culto a un dios llamado Jano / Janus / Ianus. Por eso le fue consagrado el primer mes del año (que en español pasó del latín Ianuarius a Janeiro y Janero y de ahí derivó a enero. January en inglés).

Ese dios tiene dos caras, uno de viejo y uno de joven. La cara de viejo es el año viejo y la cara de joven es el año nuevo. Pero en realidad la cara de viejo era Nimrod, y la cara de joven era Tamuz.

Janus - Tamuz y Nimrod.
Janus – Tamuz y Nimrod.

Cuando llega la medianoche del 31, a quién le están rindiendo culto los humanos?

A Janus -> a Nimrod y Tamuz.

¿Y en el cielo, si participo de esta celebración, cómo estoy registrado?

Como idólatra.

EL ARBOLITO DE NAVIDAD

Dejamos la historia del árbol de navidad para lo último, porque es la historia más amena de las tres.

El arbolito de navidad moderno se originó en Alemania; pero los alemanes lo copiaron de los romanos, quienes lo copiaron de los babilonios y los egipcios.

De la tradición babilónica viene la siguiente historia (Walsh, Curiosities of Popular Customs, p. 242):

Anteriormente mencionamos que posiblemente alguien lo cortó a Nimrod en partes. Pero ahí no termina la historia. Ese alguien también agarró el órgano viril de Nimrod y lo botó al rio. Luego un pez se lo comió y Semiramis se enfureció hasta que buscaron y encontraron en el pez el órgano viril de Nimrod.

Semiramis dijo haber enterrado el órgano viril de Nimrod y luego dijo que de ahí creció un gran pino.

Si se fijan el árbol de navidad siempre es un pino. Porque de todos los arboles, el pino es el que crece más parado y más recto.

El arbolito de navidad es símbolo del órgano viril de Nimrod. Es decir que la tradición de armar ese árbol es rendirle culto al pene de Nimrod.

El árbol es tradicionalmente decorado con pompas redondas simbolizando al sol. Y la estrella que se coloca encima del árbol, se dice ser estrella de David, cuando en realidad es la estrella del dios Renfán – Hechos 7:43.

Para empezar, la Biblia no menciona ninguna estrella de David, es más bien la estrella de Jacob (Números 24:17). Y tampoco era una estrella la luz que siguieron los magos del oriente:

DTG pg. 41.4 – “No era una estrella fija ni un planeta… esa estrella era un distante grupo de resplandecientes ángeles.”

Nimrod y Papa Noel
Nimrod y Papa Noel
Arbolito de Navidad en Babilonia.
Arbolito de Navidad en Babilonia.
Culto al árbol de navidad
Culto al árbol de navidad

¿Qué opina Dios acerca del culto de árboles de navidad?

Éxodo 34:13 – No lleva la aprobación de Dios rendir culto a los árboles, mas bien le es abominable.

La tradición de rendirle culto al árbol es incluso más antigua al culto de Semiramis, Nimrod y Tamuz.

Los antediluvianos armaban sus altares a sus ídolos y les rendían culto a sus dioses delante de los árboles frondosos, por eso cuando vino el diluvio lo primero que vieron fue la destrucción de sus altares e ídolos:

PP pg. 70.1 – “Adoraban a la naturaleza en lugar de rendir culto al Dios de la naturaleza. Glorificaban al ingenio humano, adoraban las obras de sus propias manos, y enseñaban a sus hijos a postrarse ante imágenes esculpidas. Construyeron altares a sus ídolos en los verdes campos y bajo la sombra de hermosos árboles.”

Luego, después del diluvio, ya en Babilonia empezó el culto a los árboles.

Deuteronomio 7:5 – “Ciertamente así habéis de proceder con ellos: Derribaréis sus altares, romperéis sus piedras rituales, cortaréis sus árboles de Asera y quemaréis sus imágenes en el fuego.”

En esta versión Reina Valera dice “Asera,” en otras versiones dice “bosque.” Por tanto cuando dice Asera se refiere a un árbol cortado del bosque.

Deuteronomio 16:21 – “No plantarás para ti ningún árbol de Asera junto al altar de Jehovah tu Dios que te has de hacer.”

1 Reyes 14:15 – “Y Jehovah golpeará a Israel, como cuando la caña se agita en las aguas. Arrancará a Israel de esta buena tierra que dio a sus padres, y los esparcirá hacia el otro lado del Río…”

¿por qué?

“porque han hecho sus árboles rituales de Asera y han provocado ira a Jehovah.”

1 Reyes 16:33 – “Acab también hizo un árbol ritual de Asera. Acab hizo peor que todos los reyes de Israel que habían reinado antes de él, provocando ira a JehovahDios de Israel.”

2 Reyes 17:16 – “Abandonaron todos los mandamientos de Jehovah su Dios, se hicieron dos becerros de fundición y un árbol ritual de Asera, se postraron ante todo el ejército de los cielos y sirvieron a Baal.” Como podemos ver el culto del árbol era rendir culto a Baal, dios sol -> Nimrod.

Hubo un rey llamado Josías que camino por todo Israel y derribo sus bosques y cumplió Éxodo 34:13 – “Ciertamente derribaréis sus altares, romperéis sus imágenes y eliminaréis sus árboles rituales de Asera”:

PR pg. 292.5 — “En los años anteriores, el rey no había sido indiferente a la idolatría que prevalecía. ‘A los ocho años de su reinado, siendo aún muchacho,’ se había consagrado plenamente al servicio de Dios. Cuatro años más tarde, cuando tuvo veinte, hizo un esfuerzo fervoroso por evitar la tentación a sus súbditos y limpió ‘a Judá y a Jerusalem de los altos, bosques, esculturas, e imágenes de fundición. Y derribaron delante de él los altares de los Baales, e hizo pedazos las imágenes del sol, que estaban puestas encima; despedazó también los bosques, y las esculturas y estatuas de fundición, y desmenuzólas, y esparció el polvo sobre los sepulcros de los que les habían sacrificado.”

No nos engañemos, rendir culto a semiramis, tamuz; isis, osiris; para los efesios – diana; para hindúes – vishnu; virgen maría y niño dios; o como se llame a baal, nimrod, dios sol; es en otras palabras rendirle culto al Diablo.

Los profesos cristianos que participan de este tipo de idolatría están participando del cuerno pequeño y de la profecía de Daniel 11:38 – “honrará dios que sus padres no conocieron.” Los “padres” del cristianismo son los Apóstoles. Los Apóstoles, la iglesia primitiva, NUNCA le rindieron culto a María, ni a ningún niño dios, ni mucho menos al dios sol.

Cuando llega la navidad se presume celebrar el nacimiento de Cristo. Sin embargo nadie se enfoca en la importancia del propósito de su primera venida a este mundo. El enfoque es en los adornos, en los regalos, en la comida, en las fiestas, en otras palabras: en mundanalidad e idolatría.

¿Cuál es el propósito del nacimiento de Cristo? ¿Con qué propósito vino a este mundo?

Cristo vino a este mundo para dar satisfacción a las demandas de la Ley de Dios.

Porque la paga del pecado es la muerte (Romanos 6:23) y esa muerte es la muerte segunda (Apocalipsis 21:8).

Para que el hombre sea justificado la Ley demanda:

Obediencia perfecta y perpetua, Romanos 2:13.

Carácter perfecto, Mateo 5:48.

Una vida justa, Levítico 18:5, Lucas 10:28.

Sin mancha de pecado, 1 Pedro 1:15-16.

{DTG pg. 710.3} – “La ley requiere justicia (obediencia), una vida justa, un carácter perfecto y no tenía el hombre para darlo…”

Como el hombre no puede satisfacer estas demandas, Cristo vino a “salvar lo que se había perdido” (Mateo 18:11). Fue con este propósito que Cristo revistió su divinidad de humanidad {FO 71.3}.

Cristo, con su nacimiento y con su vida satisfizo las demandas de: naturaleza sin mancha de pecado, obediencia perfecta, carácter perfecto, vida justa.

Cristo fue engendrado como hombre, nació como hombre, vivió como hombre, murió como hombre, y resucitó como hombre. No nació como “niño dios,” ni vivió como dios, ni murió como dios, ni resucitó como dios.

Cuando Cristo murió como hombre, murió su humanidad, pero no su divinidad.

¿Por qué es esto importante?

Porque la Ley demandaba un Sumo Sacerdote de entre los hombres: Hebreos 5:1.

CS pg. 414.4 – “El servicio típico enseña importantes verdades respecto a la expiación. Se aceptaba un substituto en lugar el pecador; pero la sangre de la víctima no borraba el pecado. Solo proveía un medio para transferirlo al santuario. Con la ofrenda de la sangre, el pecador reconocía la autoridad de la ley, confesaba su culpa, y expresaba su deseo de ser perdonado mediante la fe en un Redentor por venir; pero no estaba aún enteramente libre de la condenación de la ley.”

Es importante notar que la sangre, la muerte de Cristo en la cruz, no borró ni un solo pecado.

El engendramiento y la vida de Cristo sirvió para preparar un medio que es la ofrenda, que es la justicia u obediencia perfecta y perpetua a la Ley de Dios.

PP pg. 321.2 – “El incienso, que ascendía con las oraciones de Israel, representaba los méritos y la intercesión de Cristo, su perfecta justicia, la cual por medio de la fe es acreditada a su pueblo, y es lo único que puede hacer el culto de los seres humanos aceptable a Dios.”

El incienso, que representaba la vida de obediencia perfecta de Cristo, era un medio para que el Sacerdote pueda entrar al Santuario. Y el incienso era molido o preparado en el atrio, pues como era un medio para poder entrar el santuario, tenía que ser preparado previamente. Así mismo Cristo vino a la tierra y preparó un medio que es su justicia perfecta. Cristo preparó su justicia perfecta desde su engendramiento hasta su muerte en la cruz el 14 de Abib del año 31.

Cristo no presentó su justicia, la ofrenda, mientras estuvo aquí en la tierra. Pues Cristo no podía entrar al santuario terrenal, ya que al santuario terrenal solo estaban autorizados a entrar los descendientes de Aarón (Números 3:10).

Otro aspecto importante es que el segundo medio para entrar al santuario, además del incienso, era la sangre. Cristo tomó la decisión de ser el garante de la raza humana en el huerto del Getsemaní:

DTG pg. 636.2 – “Debía llevar la culpabilidad de la humanidad caída. Sobre el que no conoció pecado, debía ponerse la iniquidad de todos nosotros.”

Cristo ya tenía la ofrenda, la justicia perfecta, pero ahora estaba en sus manos tomar la decisión de ser el garante, de que la sentencia de la Ley: la paga del pecado es la muerte (muerte segunda), se ejecuté sobre él.

Satanás acudió al Getsemaní al último conflicto con Cristo. Porque sabía que si Cristo tomaba la decisión de ser el garante y sustituto de la raza humana, satanás estaría vencido:

DTG pg. 637.5 – “Ahora el tentador había acudido a la última y terrible lucha, para la cual se había estado preparando durante los tres años del ministerio de Cristo. Para él, todo estaba en juego. Si fracasaba aquí, perdía su esperanza de dominio; los reinos del mundo llegaría a ser finalmente de Cristo; él mismo sería derribado y desechado.

Satanás le decía que si se hacía garante de un mundo pecaminoso, la separación sería eterna. Quedaría identificado con el reino de Satanás, y nunca más sería uno con Dios.

Satanás presentaba al Redentor la situación en sus rasgos más duros: El pueblo que pretende estar por encima de todos los demás en ventajas temporales y espirituales te ha rechazado. Está tratando de destruirte a ti, fundamento, centro y sello de las promesas a ellos hechas como pueblo peculiar. Uno de tus propios discípulos, que escuchó tus instrucciones y se ha destacado en las actividades de tu iglesia, te traicionará. Uno de tus más celosos seguidores te negará. Todos te abandonarán.

Todo el ser de Cristo aborrecía este pensamiento. Que aquellos a quienes se había comprometido a salvar, aquellos a quienes amaba tanto, se uniesen a las maquinaciones de Satanás, esto traspasaba su alma.”

El capítulo 74 “Getsemaní” del Deseado De Todas Las Gentes es bastante impresionante. Que poco pensamos en la agonía de Cristo, en las tentaciones descabelladas que tuvo que sufrir de parte del enemigo, de su terrible angustia, del peso inimaginable de cargar con el pecado mío, tuyo, y de toda la raza humana. Quizás si pudiéramos comprender tan solo un poco de esa angustia y sufrimiento de Cristo, pudiéramos comprender la verdadera gravedad del pecado, de la idolatría.

En Lucas 22:43 vemos que apareció un ángel para fortalecerle. Lo que hizo el ángel fue mostrarle que pasaría si Cristo tomaba la decisión de ir al cielo en lugar de tomar la decisión de ser el garante y sustituto de la raza humana:

DTG pg. 642.1 – “…pero ahora surge delante del Redentor del mundo la historia de la familia humana. Ve que los transgresores de la ley, abandonados a sí mismos, tendrían que perecer. Ve la impotencia del hombre. Ve el poder del pecado. Los ayes y lamentos de un mundo condenado surgen delante de él.

Salvará al hombre, sea cual fuere el costo. Acepta su bautismo de sangre, a fin de que por él millones que perecen puedan obtener vida eterna.

Y no se apartará de su misión. Hará propiciación por una raza que quiso pecar.”

Cristo, siendo inocente y sin mancha de pecado, aceptó llevar los pecados del mundo entero. Isaías 53:5-12.

Cristo tomó la decisión, y el Padre aceptó esa decisión, y luego de aceptar la decisión de Cristo, el Padre colocó nuestros pecados sobre Cristo. Esta acción se llama imputar. El momento que nuestros pecados fueron imputados a Cristo, Dios Padre ya no vio a Cristo en sí mismo, sino que ahora vio el pecado que había sido colocado sobre él. Es por eso que entonces ya la ejecución de la sentencia tenía que ocurrir y por tanto inmediatamente luego de esto Cristo fue llevado preso.

Dios Padre ejecutó finalmente la sentencia en la cruz el 14 de Abib, en el Gólgota (Calavera) – Lucas 23:33.

Con su muerte, Cristo proveyó el segundo medio que era el sacrificio o la sangre. Cristo murió como hombre – Filipenses 2:7-8.

Luego Cristo resucitó como hombre – Lucas 24:38-44 – “pues un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo.” Cristo enfatizó que resucitó como hombre con un propósito. Si Cristo hubiese resucitado como Dios para ascender al cielo, hubiese significado que toda la obra por la raza humana estaba completa. Pero tenía que resucitar como hombre, para satisfacer la demanda de que todo Sacerdote es tomado de entre los hombres como vemos en Hebreos 5:1. Porque el trabajo no estaba completo, los medios (la ofrenda y la sangre) estaban preparados, pues esos medios eran necesarios para que Cristo pueda ingresar al Santuario Celestial como Sacerdote, no según la orden de Aarón para el santuario terrenal, sino según el orden de Melquisedec – Hebreos 7:15-17.

Cristo debía ingresar al Santuario Celestial, porque es allí donde la raza humana es justificada, perdonada, aceptada, de donde Cristo derrama el Espíritu Santo en forma de lluvia temprana, y donde se lleva a cabo la gran obra de expiación en el día del Juicio.

En estas fechas que el mundo entero se rinde a dar culto a árboles y dioses paganos, encima en el nombre de Cristo, recomendamos estudiar a Cristo a la luz del Evangelio y de la Ley:

En estas fechas podemos hablar y exaltar el nacimiento de Cristo como hombre y su gran labor en la tierra y en el cielo para beneficio del mundo: su engendramiento, nacimiento, su vida, su muerte, su resurrección y su gran obra sacerdotal celestial es de gran beneficio para todas las personas que en estas festividades estén necesitados de un Salvador.

Nuestra misión es llevar el Evangelio al mundo, hablar de Cristo; su nacimiento sin mancha de pecado, su carácter perfecto, su obediencia perfecta y perpetua a la ley de Dios, su vida justa, todo esto lo hizo no para sí mismo sino para el ser humano que tenga la necesidad de estos méritos. Gracias a la primera venida de Cristo a la tierra se ha hecho toda provisión para la salvación de la familia humana y todo pecador necesitado se pueda apropiar de los méritos de Cristo para que ante los ojos de Dios la vida del pecador sea tan preciosa como la vida de su propio Hijo, muy amado.

Hoy necesitamos de un Sustituto y Garante que tenga en sí mismo todos los requerimientos de la Ley para ser aceptados y pagar nuestra deuda, Cristo el redentor del mundo nacido hace mas de 2000 años y que hoy intercede por el pecador arrepentido es EL SALVADOR DEL MUNDO y gracias a sus méritos, su muerte e intercesión en el cielo podemos tener la certeza que se pondrá fin al pecado y que tendremos vida eterna.

¿Por que entonces no se han de engrandecer y exaltar el nacimiento, la vida, la muerte, la resurrección y la intercesión de Cristo?

Cristo vino revestido de humanidad para ser el evangelio de salvación para el mundo, su sacrificio expiatorio y su maravillosa vida en el cielo como nuestro abogado son las BUENAS NUEVAS de un Salvador resucitado, Él es el Salvador del mundo, el Hijo de Dios, el Príncipe de Paz, el Santo de Israel, que deben ser proclamadas hasta los confines mas remotos del mundo habitado.