La iglesia triunfante

Antecedente de 1893: “¿No tiene Dios una iglesia viva? Él tiene una iglesia, pero es la iglesia militante, no la iglesia triunfante. Lamentamos que haya miembros defectuosos, que haya cizaña en medio del trigo.” — Testimonios para los Ministros, pág. 45

Pregunta de meditación: ¿Aunque fiel, tiene la Iglesia del Señor que mejorar? ¿Quiénes son la cizaña? ¿Qué debo vencer para ser parte de la Iglesia Triunfante?

Texto de meditación: “Y acontecerá en aquel tiempo, que los que hubieren quedado de Israel, y los que hubieren quedado de la casa de Jacob, nunca más estriben sobre el que los hirió; sino que se apoyarán con verdad en Jehová Santo de Israel.” — Isaías 10:20


UNA PURIFICACIÓN FINAL

¿Qué obra está realizando el Señor, en medio de su pueblo hoy? Amos 9:9

“Hay dos influencias opositoras que se ejercen continuamente sobre los miembros de la iglesia. Una influencia trabaja para la purificación de la iglesia, y la otra para la corrupción del pueblo de Dios.” — Testimonios para los Ministros, pág. 46

“Conforme vaya acercándose la tempestad, muchos que profesaron creer en el mensaje del tercer ángel, pero que no fueron santificados por la obediencia a la verdad, abandonarán su fe, e irán a engrosar las filas de la oposición. Uniéndose con el mundo y participando de su espíritu, llegarán a ver las cosas casi bajo el mismo aspecto; así que cuando llegue la hora de prueba estarán preparados para ponerse al lado más fácil y al sol que más caliente. Hombres de talento y de elocuencia, que se gozaron un día en la verdad, emplearán sus facultades para seducir y descarriar almas.” — El Conflicto de los Siglos, pág. 666.

“Lo que la iglesia necesita es ser purificada de aquéllos que la corrompen. Debe encenderse el espíritu de reforma entre nosotros, y esta clase debe convertirse o ser separada de la iglesia. Rogamos a vosotros que tenéis una conexión con Dios que oréis fervorosamente y con fe, y no os detengáis ahí, sino obrad y orad por la purificación de la iglesia. Estos días presentes exigen hombres y mujeres que posean un propósito moral firme, que no permitan que ninguna influencia no santificada los amolde ni domine. Por la gracia de Cristo, tan libremente otorgada, tales personas lograrán.” — Review and Herald, 3 de junio de 1880

“Pero los días de la purificación de la iglesia se están apresurando rápidamente. Dios tendrá un pueblo puro y verdadero. En el poderoso zarandeo que pronto ocurrirá, estaremos mejor capacitados para medir la fortaleza de Israel.” — Consejos para la Iglesia, pág. 615

Según los Testimonios, ¿Cuáles son los medios que Dios usa para separar a su pueblo?

De las iglesias del mundo: “Vi luego el tercer ángel. Dijo mi ángel acompañante: “Su obra es terrible. Su misión es tremenda. Es el ángel que ha de separar el trigo de la cizaña, y sellar o atar el trigo para el granero celestial. Estas cosas debieran absorber completamente la mente y la atención.” — Primeros Escritos, pág. 118

El Mensaje del Testigo fiel: “Pregunté cuál era el significado del zarandeo que yo había visto, y se me mostró que lo motivaría el testimonio directo que exige el consejo que el Testigo fiel dio a la iglesia de Laodicea Moverá este consejo el corazón de quien lo reciba y le inducirá a exaltar el estandarte y a difundir la recta verdad. Algunos no soportarán este testimonio directo, sino que se levantarán contra él, y esto es lo que causará un zarandeo en el pueblo de Dios.

“Vi que el testimonio del Testigo fiel había sido escuchado tan sólo a medias. El solemne testimonio del cual depende el destino de la iglesia se tuvo en poca estima, cuando no se lo menosprecio por completo. Ese testimonio ha de mover a profundo arrepentimiento. Todos los que lo reciban sinceramente lo obedecerán y quedarán purificados.” — Primeros Escritos, pág. 270

Herejías: “Dios despertará a sus hijos; si fracasan los otros medios, surgirán herejías entre ellos, que los zarandearán y separarán el tamo del trigo. El Señor invita a todos los que creen en su Palabra a que despierten de su sueño. Ha llegado una luz preciosa, apropiada para este tiempo. Es la verdad bíblica, que demuestra los peligros que se avecinan. Esta luz debe inducirnos a estudiar diligentemente las Escrituras, y a hacer un examen muy crítico de nuestras opiniones.” — Obreros Evangélicos, pág. 313

¿Qué obra es impostergable si deseamos estar entre los salvos? Amos 4:12 ¿Qué escucharán los que no hagan lo necesario? Jeremías 8:20

“Ahora, precisamente ahora, el pueblo del Señor ha de mostrar su lealtad. Ha llegado el momento que el Señor querría que todos los que lo honren tomen su puesto firmemente del lado de la verdad y la justicia. Ya no hemos de ser una multitud mixta. Los que profesen ser seguidores de la palabra de Dios deben ser sinceros, puros y santos.” — Manuscritos Inéditos, Tomo III, pág. 197

“Ruego a los miembros de nuestras iglesias que no pasen por alto las señales de los tiempos, que nos dicen tan claramente que el fin está cerca. ¡Oh, cuántos que no se han preocupado por la salvación de sus almas, lanzarán pronto este amargo lamento: “Pasó lo siega, terminó el verano, y nosotros no hemos sido salvos”! ¡Oh, si nos acordáramos de que estamos viviendo mientras el juicio sigue su curso y nuestros casos están pendientes! Ahora es tiempo de velar y orar, de dejar a un lado toda complacencia propia, todo orgullo, todo egoísmo. Los preciosos momentos que para algunos son peor que desperdiciados, debieran dedicarse a la meditación y la oración. Muchos de los que profesan guardar los mandamientos de Dios están siguiendo sus inclinaciones en vez de su deber. Tal como son en la actualidad, son indignos de la vida eterna… En el día de su coronación Cristo no reconocerá como suyo a nadie que tenga mancha o arruga, o cosa semejante. Pero a sus fieles les proporcionará coronas de gloria inmortal. Los que no quisieran que reinara sobre ellos se verán rodeados por el ejército de los redimidos, cada uno de los cuales lleva esta insignia: JEHOVA, JUSTICIA NUESTRA. Verán esa frente, ceñida una vez por una corona de espinas, coronada ahora por una diadema de gloria.” Maranata, el Señor Viene, pág. 37

UNA IGLESIA QUE GANA LA VICTORIA

¿Cómo se describe la lucha actual de la Iglesia fiel? 2 Corintios 10:3-6 ¿Con quiénes es nuestra lucha? Efesios 6:12

“El mundo entero está lleno de odio hacia los que proclaman que la ley de Dios está en vigencia, y la iglesia leal a Jehová debe sostener un conflicto no común… Los que en algún sentido se den cuenta de lo que significa esta guerra, no volverán sus armas contra la iglesia militante, sino que con todas sus facultades lucharán junto al pueblo de Dios contra la confederación del mal.” — Dios nos cuida, pág. 94

“Pero la iglesia debe pelear contra enemigos visibles e invisibles, y peleará. Agentes de Satanás en forma humana están en el terreno. Los hombres se han confederado para oponerse al Señor de los ejércitos. Estas confederaciones continuarán hasta que Cristo deje su lugar de intercesión ante el propiciatorio, y se vista las vestiduras de venganza. Los agentes satánicos están en toda ciudad organizando febrilmente en partidos a los que se oponen a la ley de Dios. Los que profesan ser santos y los que son francamente incrédulos se deciden por dichos partidos. Para los hijos de Dios, no es el momento de ser débiles. Ni por un instante podemos dejar de estar en guardia. [Se cita Efesios 6:10-17]” — Testimonios para la Iglesia, Tomo VIII, págs. 49-50

Dado que estamos en guerra ¿Qué debemos hacer? Efesios 6:10-11 ¿Cuáles son nuestras armas de batalla? Efesios 6:13-18

“Hay muchos que no comprenden el conflicto que se lleva a cabo entre Cristo y Satanás por las almas de los hombres. No advierten que, si quieren permanecer bajo la bandera ensangrentada del Príncipe Emanuel, deben estar dispuestos a ser partícipes de sus conflictos y sostener una guerra resuelta contra los poderes de las tinieblas.

“Pensando en el conflicto, Pablo escribe a sus hermanos de Éfeso exhortándolos a “ser fuertes”, no débiles, no vacilantes, llevados y traídos como las olas del mar. Pero, ¿en qué debían fortalecerse? ¿En su propio poder? No. “Fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza”. Dice Pablo: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”. Vers. 10-13.

“La obtención de la vida eterna siempre será una lucha, un conflicto. Debemos pelear continuamente la buena batalla de la fe. Somos soldados de Cristo y los que se alistan en su ejército deben esperar hacer una obra difícil que exigirá sus energías hasta lo sumo. Debemos comprender que la vida de un soldado es de lucha agresiva, de perseverancia y paciencia. Por causa de Cristo hemos de soportar pruebas.” En los Lugares Celestiales, pág. 261

¿Qué cuidado debemos tener en esta lucha?

“Al tratar con hombres irrazonables y malvados, los que creen en la verdad deben tener cuidado de no descender a la misma altura y no usar las mismas armas satánicas que emplean sus enemigos, es decir, no deben dar rienda suelta a sus fuertes sentimientos personales, no sea que al hacerlo susciten contra sí mismos y contra la obra que el Señor les ha confiado una enemistad apasionada y amarga. Mantengamos en alto a Cristo. Somos colaboradores de Dios. Se nos han proporcionado poderosas armas espirituales para derribar las fortalezas del enemigo. De ningún modo debemos representar mal nuestra fe introduciendo elementos anticristianos en nuestra obra. Debemos exaltar la ley de Dios como el medio de unirnos con Jesucristo y con todos los que guardan sus mandamientos. También debemos manifestar amor por las almas por las cuales Cristo murió. Nuestra fe debe ser un poder que tiene en Cristo su origen. Y la Biblia, su Palabra, debe hacernos sabios para la salvación.” — Cada día con Dios, pág. 97

¿Cuál será el resultado de resistir? Santiago 4:7 ¿Qué otro fiero enemigo, necesitamos dominar? 1 Corintios 9:25-27

“Nuestra única seguridad consiste en no dar lugar al mal; porque sus sugerencias y propósitos siempre nos dañarán, e impedirán que confiemos en Dios. Satanás se transforma en un ángel de pureza, para poder, mediante sus especiosas tentaciones, introducir sus artificios, de tal manera, que no discernamos sus trampas. Cuanto más cedamos, tanto más poderosos serán sus engaños. No es seguro discutir o parlamentar con él. Por cada ventaja que le demos al enemigo, él pedirá más. Nuestra única seguridad consiste en rechazar firmemente la primera insinuación a la presunción. A través de los méritos de Cristo, Dios nos ha dado gracia suficiente para resistir a Satanás, y ser más que vencedores. La resistencia es el éxito. “Resistid al diablo, y de vosotros huirá”. La resistencia debe ser firme y constante. Perdemos todo lo que ganamos si resistimos hoy para ceder mañana.” Mente, Carácter y Personalidad, pág. 24

“El enemigo a quien más hemos de temer es el yo. Ninguna forma de vicio es tan funesta para el carácter como la pasión humana no refrenada por el Espíritu Santo. Ninguna victoria que podamos ganar es tan preciosa como la victoria sobre nosotros mismos.” —El Ministerio de Curación, pág. 386.

¿Qué será puesto sobre los vencedores? Ezequiel 9:4 ¿Qué se promete a los vencedores, del periodo de Laodicea? Apocalipsis 3:21

“Los que venzan el mundo, la carne y el diablo, serán los favorecidos que recibirán el sello del Dios vivo”. Testimonios para los Ministros, pág. 445.

“El sello de Dios será puesto únicamente sobre las frentes de aquellos que suspiran y lloran por las abominaciones que son cometidas en la tierra. Los que simpatizan con el mundo, comen y beben con los borrachos, serán destruidos con los que hacen iniquidad.” —Joyas de los Testimonios, Tomo II, pág. 67.

“El Príncipe de Vida y el príncipe de las tinieblas estaban en conflicto. El Príncipe de Vida prevaleció, pero a un costo infinito. Su triunfo es nuestra salvación. Él es nuestro Sustituto y Garante, y lo que Él dice al que venciere indica si el hombre tiene algo quehacer o no. ¿De qué manera? “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.” Apocalipsis 3:21” — Fe y Obras, pág. 75

UNA IGLESIA SANTA ANTE UN DIOS SANTO

¿Qué sucederá con los santos cuando Cristo termine su obra de intercesión en el Santuario Celestial? Apocalipsis 22:11 ¿qué pregunta se hace Juan? Apocalipsis 6:17

“El profeta dice: “¿Pero quién es capaz de soportar el día de su advenimiento? ¿Y quién podrá estar en pie cuando él apareciere? porque será como el fuego del acrisolador, y como el jabón de los bataneros; pues que se sentará como acrisolador y purificador de la plata; y purificará a los hijos de Leví, y los afinará como el oro y la plata, para que presenten a Jehová ofrenda en justicia.” Malaquías 3:2, 3 (VM). Los que vivan en la tierra cuando cese la intercesión de Cristo en el santuario celestial deberán estar en pie en la presencia del Dios santo sin mediador. Sus vestiduras deberán estar sin mácula; sus caracteres, purificados de todo pecado por la sangre de la aspersión. Por la gracia de Dios y sus propios y diligentes esfuerzos deberán ser vencedores en la lucha con el mal. Mientras se prosigue el juicio investigador en el cielo, mientras que los pecados de los creyentes arrepentidos son quitados del santuario, debe llevarse a cabo una obra especial de purificación, de liberación del pecado, entre el pueblo de Dios en la tierra. Esta obra está presentada con mayor claridad en los mensajes del capítulo 14 del Apocalipsis.” — El Conflicto de los Siglos, pág. 421

¿Quiénes permanecerán en pie en la segunda venida de Cristo? Apocalipsis 7:4 ¿Qué requisito deberán tener? Hebreos 12:14,29

“Esforcémonos con todo el poder que Dios nos ha dado para hallarnos entre los ciento cuarenta y cuatro mil. Únicamente los que reciban el sello de Dios vivo obtendrán el salvoconducto para entrar por las puertas de la Santa Ciudad.” — Maranata, el Seños Viene, pág. 239

“¿Será puesto este sello sobre los que tienen mentes impuras, sobre el fornicario, el adúltero, el hombre que codicia la mujer de su prójimo? Que vuestras almas contesten la pregunta: ¿Cumple mi carácter los requisitos esenciales para que pueda recibir un pasaporte que me permita ir a las mansiones que Cristo ha ido a preparar para los que sean aptos? La santidad debe estar incorporada a nuestro carácter.” —Testimonios para los Ministros, pág. 446

¿Qué victoria obtuvieron? Apocalipsis 15:2 ¿Cómo manifiestan el gozo por ser victoriosos? Apocalipsis 15:3

“Delante del trono, sobre el mar de cristal—ese mar de vidrio que parece revuelto con fuego por lo mucho que resplandece con la gloria de Dios—hállase reunida la compañía de los que salieron victoriosos ‘de la bestia, y de su imagen, y de su señal, y del número de su nombre.’ Con el Cordero en el monte de Sion, ‘teniendo las arpas de Dios,’ están en pie los ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los hombres; se oye una voz, como el estruendo de muchas aguas y como el estruendo de un gran trueno, ‘una voz de tañedores de arpas que tañían con sus arpas.’ Cantan ‘un cántico nuevo’ delante del trono, un cántico que nadie podía aprender sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil. Es el cántico de Moisés y del Cordero, un canto de liberación.” — El Conflicto de los Siglos, págs. 706-707

LA NOVIA ESTÁ LISTA PARA RECIBIR AL ESPOSO

¿En qué condición estará la iglesia? Efesios 5:27 ¿Con qué ha sido vestida? Apocalipsis 19:8

“La iglesia que nuestro Señor recibirá para sí será una “iglesia gloriosa, no teniendo mancha, ni arruga, ni otra cosa semejante”. Efesios 5:27 (VM). Entonces ella aparecerá “como el alba; hermosa como la luna, esclarecida como el sol, imponente como ejército con banderas tremolantes”. Cantares 6:10 (VM).” — El Conflicto de los Siglos, pág. 421

“El vestido de boda de la parábola representa el carácter puro y sin mancha que poseerán los verdaderos seguidores de Cristo. A la iglesia “se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente”, “que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante”. El lino fino, dice la Escritura, “es las acciones justas de los santos”. Apocalipsis 19:8; Efesios 5:27. Es la justicia de Cristo, su propio carácter sin mancha, que por la fe se imparte a todos los que lo reciben como Salvador personal…

“Este manto, tejido en el telar del cielo, no tiene un solo hilo de invención humana. Cristo, en su humanidad, desarrolló un carácter perfecto, y ofrece impartirnos a nosotros este carácter… Por su perfecta obediencia ha hecho posible que cada ser humano obedezca los mandamientos de Dios. Cuando nos sometemos a Cristo, el corazón se une con su corazón, la voluntad se fusiona con su voluntad, la mente llega a ser una con su mente, los pensamientos se sujetan a él; vivimos su vida. Esto es lo que significa estar vestidos con el manto de su justicia.”  — Maranata, el Señor Viene, pág. 76

¿Quiénes podrán participar de la cena de las bodas del Cordero y quienes no? Apocalipsis 19:7

“Si queréis sentaros junto a la mesa de Cristo, y participar de los alimentos que él ha provisto para la cena de las bodas del Cordero, debéis poseer un vestido especial, llamado el vestido de bodas, que es el manto blanco de la justicia de Cristo. Todo aquel que lo tenga está autorizado para entrar en la ciudad de Dios; y si Jesús no hubiese estado tan deseoso de que tuvieseis un lugar en las mansiones que ha ido a preparar para aquellos que le aman, no habría hecho, a un costo tan grande para sí, todos esos preparativos, efectuados únicamente para que podáis ser felices y sentaros junto a su mesa y disfrutar del hogar que fue a preparar para toda la familia de los redimidos.”— Hijos e Hijas de Dios, pág. 370

“Pero la justicia de Cristo jamás cubrirá pecados acariciados. Nadie podrá participar de la cena de las bodas del Cordero sin el vestido de bodas, que es la justicia de Cristo. Sin santidad, nadie verá al Señor. Dios está deseoso de conferir a cada alma su poder divino para que lo combine con el esfuerzo humano. “Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad”. Filipenses 2:12, 13. Cristo es la perfección del carácter divino. Es el modelo que debemos seguir.” — Testimonios acerca de Conducta Sexual, Adulterio y Divorcio, pág. 155

¿Qué sucederá con quienes no se prepararon? Mateo 22:11-13

“Me duele el corazón cuando se me muestra que hay muchas que han hecho del yo su ídolo. Cristo ha pagado el precio de la redención por ellas. A él pertenece el servicio de todas las facultades de ellas. Pero su corazón está lleno de egoísmo y del deseo de ataviarse. No prestan atención a las palabras: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”. Mateo 8:34. La complacencia propia oculta a Cristo de la vista de ellas. No sienten el deseo de caminar delante de Dios con mansedumbre y humildad. No acuden a Jesús. No oran para que puedan ser transformadas a la semejanza de él. Sus casos están representados por el hombre que fue al banquete del rey ataviado con vestidos comunes. Había rehusado hacer los preparativos requeridos por el rey. Desdeñó vestirse con los atavíos provistos para él a gran costo. Ante la demanda del rey, “¿cómo entraste aquí sin estar vestido de boda?” (Mateo 22:12), no pudo contestar nada. Quedó mudo, pues se sentía condenado por sí mismo.” — Mensajes Selectos, Tomo I, pág. 92

¿Quiénes formarán la Iglesia triunfante?

“La obra pronto ha de terminar. Los miembros de la iglesia militante que han demostrado ser fieles integrarán la iglesia triunfante.” El Evangelismo, pág. 512