La Diabetes

diabetesEsta enfermedad mortal del siglo XX, es el resultado de comer y beber equivocadamente…

Como los seres humanos comen y beben de todo, sufren por ello de toda clase de enfermedades; justa recompensa para sus vidas carnívoras, alcohólicas, narcóticas y exceso de alimentos industrializados. Cada cual recoge lo que siembra, y son las enfermedades lo que recoge el hombre, debido a una alimentación morbosa, tóxica, antinatural e incompatible. Podemos concluir diciendo que la diabetes es una enfermedad producida por el mismo hombre debido a su errado plan de alimentación.

Generalmente la diabetes crónica es el resultado de una intoxicación y degeneración hepática. 

La persona sana que desee evitar este malestar y el enfermo verse libre de la misma, tiene un solo camino, y es alimentarse en forma natural, consumiendo alimentos biológicos (naturales) no industrializados.

Como un medio seguro y eficaz para ayudar al organismo a volver a su normalidad le damos los siguientes consejos.

Recomendaciones: 

1. Tomar cada día el jugo de 6 limones: 2 en ayunas, 2 una hora después de comer y 2 antes de acostarse. Se toma el jugo puro o en medio vaso de agua sin endulzar. Por 10 a 15 días
2. Después de los 10 ó 15 días seguir tomando en ayunas en forma alternada el jugo de repollo, rábano o cebolla. 
3. Como bebida diaria se recomienda solo agua natural. 
4. Tomar diariamente 2 ó 3 tacitas de té (infusión) de hojas de nogal, hojas de morera, salvia o boldo. Una por día. 
5. Practicar ejercicios respiratorios al levantarse y antes de acostarse. 
6. Tomar baños de sol. 
7. Evitar el consumo de sal hasta recuperarse. 
8. Evitar los alimentos fritos o asados. 
9. No beber ni muy frío ni muy caliente. No tome bebidas heladas. 
10. No beba con las comidas sino antes o después de una hora de haber comido. 
11. Masticar bien los alimentos. 
12. Practicar ejercicios con moderación sin llegar al cansancio.
13. Evite las excitaciones, pensamientos tristes, disgustos, noticias desagradables, etc.
14. Mantenga siempre pensamientos positivos. 
15. Acostarse lo más temprano posible. 
16. De ser posible tome un baño sauna o de vapor semanalmente.
17. Cuando por alguna circunstancia tenga una subida de azúcar en la sangre, tome inmediatamente el jugo de 3 ó 4 limones y dentro de una hora tendrá todo normalizado.

Desayuno: Consumir fruta fresca, de preferencia manzanas, kiwis, chinas (naranja dulce), toronjas, mandarinas, etc. Recuerde que el diabético necesita vitaminas y sales minerales, las cuales se encuentran en las frutas frescas y verduras crudas.

Al medio día: Una ensalada cruda abundante de zanahoria rallada, berros, cebolla, calabaza, pepinillo sin sal, lechuga, rabanitos, etc. con aceite de olivas, unas gotas de limón y levadura de cerveza en hojuelas. Algunas verduras o vegetales verdes al vapor (acelgas, vainitas, coliflor, bróculi, repollo chino, espinacas, etc.).

Cena: Similar al desayuno o como al medio día, pero en menor cantidad y lo más temprano posible.

Contraindicaciones: Toda clase de carnes, pescados, mariscos y derivados, la leche y sus derivados, café, té negro o lipton, chocolates, alcohol, tabaco, vinagre, frituras, galletas, tortas, bizcochos, caramelos y toda clase de bebidas industrializadas. (sodas, gaseosas, jugos o refrescos envasados).

Una vez normalizado el funcionamiento de su organismo siga el Régimen de Salud para Conservarse Sano. Y así evitará una recaída.

No olvide nunca, que si no cambia su manera de alimentarse, ningún medicamento le devolverá la salud. Solo encontrará alivio y control pasajero, con consecuencias secundarias muy lamentables como: pérdida de la visión, infecciones, mala circulación que le provocará gangrena y amputaciones, problemas de los riñones que terminarían en diálisis, problemas del corazón, etc. y lo peor aún la muerte antes de tiempo.