fornicacionEstas dos palabras, lamentablemente han sido interpretadas como si fuesen la misma cosa, por algunos expositores del tema, quienes aunque tal vez bien intencionados, pero mal fundamentados exegéticamente, han desembocado en una mala interpretación en lo que Jesús quiso decir, dando a entender que fornicación es igual a infidelidad conyugal (adulterio) en este caso. Aunque, ambos términos: fornicación y adulterio, se refieren a una relación sexual ilícita, difieren en cuanto al tiempo en que ocurre el acto y el grado de culpa del mismo. 

La palabra griega que designa la fornicación es porneia y la utilizada para designar el adulterio es moijeia. Dos palabras completamente diferentes en su exégesis y significado. El Diccionario Ilustrado de la Biblia define fornicación como sigue: “Relación sexual voluntaria entre dos personas no casadas.” Y el diccionario Laurosse la define como: “Unión carnal fuera del matrimonio.” 

Ilustremos varias ocasiones cuando la Biblia menciona porneia (fornicación) o zanah, su equivalente hebreo. 

“Sucedió que al cabo de unos tres meses fue dado aviso a Judá dicendo: Tamar tu nuera ha fornicado (zanah), ciertamente está en cinta a causa de sus fornicaciones. Judá dijo: Sacadla y sea quemada.” Génesis 38.24 Tamar era viuda, por lo tanto estaba soltera. 

“Por lo que vuestras hijas han fornicado (zanah), las nueras (esposas de los hijos) adulteran.(naaf o moijeia en la septuaginta)” Oseas 4.13 

Veamos diferencias: 

“Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación (porneia), hace que ella adultere, y el que se casa con la repudiada, comete adulterio. (moijeia)” Mateo 5.32 

Aquí nuevamente el Señor menciona el adulterio y la fornicación por separado, como si fueran diferentes. Si fuesen la misma acción, ¡por qué usar los dos términos en un mismo versículo? Otros pasajes de la Escritura, hacen también la distinción entre adulterio y fornicación, como por ejemplo:

“Porque dentro del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios (moijeia), las fornicaciones (porneia), los homicidios” Marcos 7.21 

“¡No sabéis que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No erréis, ni los fornicarios (porneia), ni los idólatras, ni los adúlteros (moijeia), ni los afeminados heredarán el reino.”     I Corintios 6.9,10 

“Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio (moijeia), fornicación (porneia), inmundicia, lascivia.” Galatas 5.19