El vino de la ira de Dios

Texto de meditación: “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” – Gálatas 6:7

EL PECADO Y LA INFIDELIDAD RECIBIRÁN SU CASTIGO

¿Qué no debemos olvidar nunca? Deuteronomio 4:24; Hebreos 10:31

“Para el pecado, dondequiera que se encuentre, “nuestro Dios es fuego consumido”. Hebreos 12:29. En todos los que se sometan a su poder, el Espíritu de Dios consumirá el pecado. Pero si los hombres se aferran al pecado, llegan a identificarse con él. Entonces la gloria de Dios, que destruye el pecado, debe destruirlos a ellos también.” —El Deseado de Todas las Gentes, 82-83 

“En la loca lucha de sus propias desenfrenadas pasiones y debido al terrible derramamiento de la ira de Dios sin mezcla de piedad, caen los impíos habitantes de la tierra: sacerdotes, gobernantes y el pueblo en general, ricos y pobres, grandes y pequeños. “Y los muertos por Jehová en aquel día estarán tendidos de cabo a cabo de la tierra; no serán llorados, ni recogidos, ni enterrados”. Jeremías 25:33 (VM).

A la venida de Cristo los impíos serán borrados de la superficie de la tierra, consumidos por el espíritu de su boca y destruidos por el resplandor de su gloria. Cristo lleva a su pueblo a la ciudad de Dios, y la tierra queda privada de sus habitantes.”— Conflicto de los Siglos, pág. 715

¿Qué acontecimiento paralelo, marca el fin de la gracia? Apocalipsis 7:1-3

“Los ángeles están ahora sujetando los vientos de la lucha para que no soplen hasta que el mundo sea advertido de su cercana condenación; pero se está preparando una tormenta, lista para estallar sobre la tierra; y cuando Dios ordene a sus ángeles que suelten los vientos, habrá una escena tal de lucha, que ninguna pluma podría describirla.” — La Educación, pág. 175.

¿Qué les espera a los adoradores de la bestia? Apocalipsis 14:10 primera parte

“Las terribles amenazas del tercer ángel van a ser realizadas, y todos los impíos han de beber de la ira de Dios.” Primeros Escritos, pág. 274.

¿Cómo se manifiesta la ira de Dios? Apocalipsis 15:1,5-7.

“Vi que las siete postreras plagas iban a ser derramadas pronto sobre aquellos que no tienen refugio; y sin embargo el mundo las consideraba como si no tuvieran más importancia que otras tantas gotas de agua a punto de caer.  Se me capacitó después para soportar el terrible espectáculo de las siete últimas plagas, la ira de Dios.  Vi que esa ira era espantosa y terrible, y que si él extendiese la mano, o la levantase con ira, los habitantes del mundo serían como si nunca hubiesen existido, o sufrirían llagas incurables y plagas marchitadoras que caerían sobre ellos, y no hallarían liberación, sino que serían destruidos por ellas.” — Primeros Escritos, págs. 64-65

¿Cómo se diferencian estas plagas, de las que cayeron en Egipto?

“Estas plagas no serán universales, pues de lo contrario los habitantes de la tierra serían enteramente destruidos. Sin embargo, serán los azotes más terribles que hayan sufrido jamás los hombres. Todos los juicios que cayeron sobre los hombres antes del fin del tiempo de gracia fueron mitigados con misericordia. La sangre propiciatoria de Cristo impidió que el pecador recibiese el pleno castigo de su culpa; pero en el juicio final la ira de Dios se derramará sin mezcla de misericordia.” — Conflicto de los Siglos, pág. 687

¿Cuándo se derramarán? Daniel 12:1; Apocalipsis 16:1

“Vi que Jesús no dejaría el lugar santísimo antes que estuviesen decididos todos los casos, ya para salvación, ya para destrucción, y que la ira de Dios no podía manifestarse mientras Jesús no hubiese concluido su obra en el lugar santísimo y dejado sus vestiduras sacerdotales, para revestirse de ropaje de venganza. Entonces Jesús saldrá de entre el Padre y los hombres, y Dios ya no callará, sino que derramará su ira sobre los que rechazaron su verdad… También vi que Miguel no se había levantado aún, y que el tiempo de angustia, cual no lo hubo nunca, no había comenzado todavía. Las naciones se están airando ahora, pero cuando nuestro Sacerdote termine su obra en el santuario, se levantará, se pondrá las vestiduras de venganza, y entonces se derramarán las siete postreras plagas.” Primeros Escritos, pág. 36

“Las siete últimas plagas serán derramadas después que Jesús salga del santuario.” Primeros Escritos, pág. 52

¿Quiénes la reciben? Apocalipsis 14:9

“Entonces comprendí, como nunca antes, la importancia que tiene el escudriñar la Palabra de Dios cuidadosamente, para saber cómo escapar a las plagas que, según declara la Palabra, caerán sobre todos los impíos que adoren la bestia y su imagen, y reciban su marca en su frente y en sus manos.” Primeros Escritos, pág. 65

¿Quiénes son los primeros en sentirlas? Ezequiel 9:5-6.

“La obra de destrucción empieza entre los que profesaron ser guardianes espirituales del pueblo. Los falsos centinelas caen los primeros. De nadie se tendrá piedad y ninguno escapará. Hombres, mujeres, doncellas, y niños perecerán juntos.” — Conflicto de los Siglos, pág. 714-715

“Aquí vemos que la iglesia, el santuario del Señor, era la primera en sentir los golpes de la ira de Dios. Los ancianos, aquellos a quienes Dios había brindado gran luz, que se habían destacado como guardianes de los intereses espirituales del pueblo, habían traicionado su cometido… Estos perros mudos que no querían ladrar, son los que sienten la justa venganza de un Dios ofendido. Hombres, jóvenes y niñitos, todos perecen juntos.” Joyas de los Testimonios, tomo 2, págs. 65-66.

¿Qué plaga en especial se derrama sobre la silla de la bestia? Apocalipsis 16:10-11 ¿Cómo reaccionan los que la reciben?

ATORMENTADOS CON FUEGO Y AZUFRE

¿Qué otro castigo les espera a los adoradores de la bestia? Apocalipsis 14:10 última parte, 11

¿Cuándo sucederá? 2 Pedro 2:9; 3:7; Apocalipsis 20:4-10.

“Los impíos vieron lo que habían perdido; bajó sobre ellos fuego de Dios y los consumió. Tal fue la ejecución del juicio. Los impíos recibieron entonces lo que los santos, en unión con Jesús, les habían asignado durante los mil años. El mismo fuego proveniente de Dios que consumió a los impíos purificó toda la tierra. Las desgarradas montañas se derritieron con el ardiente calor; también la atmósfera y todo el rastrojo fueron consumidos. Entonces nuestra heredad apareció delante de nosotros, gloriosa y bella, y heredamos toda la tierra renovada.” Primeros Escritos, págs. 53-54

¿Será el mismo tormento para todos? 2 Corintios 5:10; Apocalipsis 22:12

“Vi que unos quedaban pronto aniquilados mientras que otros sufrían por más tiempo. A cada cual se le castigaba según las obras que había hecho con su cuerpo. Algunos tardaban muchos días en consumirse, y aunque una parte de su cuerpo  estaba ya consumida, el resto conservaba plena sensibilidad para el sufrimiento. Dijo el ángel: “El gusano de la vida no morirá ni su fuego se apagará mientras haya una partícula que consumir.”  Primeros Escritos, pág. 294

“Me asombraba que Satanás pudiese tener tanto éxito como para hacer creer a los hombres que las palabras de Dios, “el alma que pecare, esa morirá”, significan que el alma que peca no muere sino que vive eternamente en tormentos. Dijo el ángel: “La vida es vida, sea en el dolor o la felicidad. La muerte es un estado sin dolor, sin gozo, sin odio” Primeros Escritos, pág. 218.