El sábado: Señal del derecho divino a gobernar
  • Génesis 1:1. Al principio Dios creó el cielo y la tierra.
  • Génesis 2:1-3. Dios descansó el séptimo día y lo santificó.
  • Marcos 2:27. El sábado fue hecho para el hombre.
  • Isaías 66:22, 23. Fue hecho para Adán y continúa por los siglos hasta la eternidad.
  • Éxodo 20:8-11.
    • Es el más largo de los mandamientos.
    • Es el único que comienza con «Recuerda.»
    • Es el único que se refiere al Creador.
    • Es llamado por Dios el sábado del Señor.
  • Apocalipsis 1:10. Por lo tanto, el día del Señor es el sábado, el séptimo día.
  • Éxodo 31:13, 17. Es la señal entre Dios y su pueblo para siempre – la señal de la creación y la redención.
  • Isaías 58:13, 14. Se hacen las mayores promesas a los que observan los mandamientos.
  • Hebreos 1:1, 2. Cristo como Creador hizo el sábado.
  • Nehemías 9:12-14. Cristo dio la ley en el monte Sinaí.
  • Juan 15:10. Mientras Jesús estuvo en la tierra observó los mandamientos.
  • Mateo 5:17-19. Él vino a cumplir y a exaltar la ley, no a destruirla.
  • Lucas 4:16. Observaba el sábado.
  • Mateo 24:20. Cristo indicó que el sábado sería sagrado 40 años después de la cruz.
  • Lucas 23:52-56; 24:1, 2. También descansó en la tumba el sábado.
  • Daniel 7:25. Dios profetizó que el poder papal pensaría en cambiar los tiempos y las leyes.

«Pregunta: ¿Tiene alguna forma de probar que la iglesia tiene poder de instituir festividades como precepto?

Respuesta: Si no tuviera ese poder no habría podido hacer lo que todas las religiones modernas aprueban, no hubiera podido sustituir la observancia del sábado, del séptimo día, un cambio para el que no hay autorización alguna en las Escrituras.» Stephen Keenan, A Doctrinal Catechism, tercera edición americana, revisada, pág. 14.

  • Génesis 1:5; Mateo 28:1; Marcos 16:2, 9; Lucas 24:1; Juan 20:1, 19; Hechos 20:7; 1 corintios 16:2. El primer día de la semana o domingo es mencionado solamente nueve veces en la Biblia. Nunca se hace alusión a él como el santo día de reposo o sábado.

Aunque el calendario ha sido cambiado varias veces, los días de la semana se han conservado. Ver cualquier enciclopedia para constatar esta afirmación.