El Remanente fiel

Texto de meditación: “Mas en el monte de Sion habrá un remanente que se salve; y será santo, y la casa de Jacob recuperará sus posesiones.” Abdías 1:17

HUYENDO DE LA GLOTONERÍA

¿Qué dice el profeta Isaías de quienes matan un animal para comerlo? Isaías 66:3

El pensamiento de matar animales para comerlos es en sí mismo chocante. Si la sensibilidad natural del hombre no hubiera sido pervertida por la complacencia del apetito, los seres humanos no pensarían en comer la carne de los animales. Se nos ha dado la obra de promover la reforma pro salud. El Señor desea que su pueblo esté en armonía mutua.”— El Evangelismo, pág.  481.

¿Con qué se comparan los días que estamos viviendo? Lucas 17:26 ¿Qué llevó a la perdición a Sodoma? Ezequiel 16:49 primera parte

“Nuestro Salvador advirtió a sus discípulos que inmediatamente antes de su segunda venida existiría un estado de cosas muy similar al que precedió al diluvio. El comer y beber sería llevado al exceso, y el mundo se entregaría al placer. Este estado de cosas es el que existe hoy. El mundo está mayormente entregado a la complacencia del apetito; y la disposición a seguir costumbres mundanas nos esclavizará a hábitos pervertidos: hábitos que nos harán más y más semejantes a los moradores de Sodoma que fueron condenados. Me he admirado de que los habitantes de la tierra no hayan sido destruidos, como la gente de Sodoma y Gomorra. Veo que existe suficiente razón que explica el estado de degeneración y mortalidad imperante en el mundo. La pasión ciega controla la razón, y en muchos casos toda consideración elevada es sacrificada a la lujuria.” — Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 18

¿Cuán serio era el pecado de la glotonería en los tiempos del antiguo Israel? Deuteronomio 21:20-21 Por eso ¿Qué nos advirtió Jesús? Lucas 21:34

¿Cómo debe ser el comportamiento de los verdaderos hijos de Dios? Romanos 13:12-14 En contraste ¿qué le sucede a quienes son intemperantes? Proverbios 23:21

“El organismo vivo es propiedad de Dios; le pertenece por el derecho que le confieren la creación y la redención. Por lo tanto, por el empleo equivocado de cualquiera de nuestras facultades, despojamos a Dios del honor que le debemos.” — Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 16

Al igual que el Israel antiguo ¿qué hacen muchos adventistas? Oseas 4:6

“El Señor me ha mostrado algunas cosas con respecto a ustedes que me siento en el deber de escribir. Se encuentran entre los que se me presentaron como remisos a poner en práctica la reforma pro salud. La luz ha resplandecido sobre la senda que transita el pueblo de Dios, no obstante, lo cual no todos avanzan de acuerdo con ella, ni siguen tan rápidamente como lo indican las providencias de Dios al abrir caminos delante de ellos. Mientras no lo hagan, estarán en tinieblas. Si Dios ha hablado a este pueblo, quiere que oiga y obedezca su voz.” Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 61

“En el tiempo en que brilló sobre nosotros la luz de la reforma pro salud, y desde ese tiempo en adelante, la pregunta siempre presente ha sido ésta: “¿Estoy yo practicando la verdadera temperancia en todas las cosas?” “¿Es tal mi régimen alimenticio que me pondrá en una posición en la cual pueda realizar la mayor suma de bien?” Si no podemos contestar estas preguntas en forma positiva, aparecemos condenados delante de Dios, porque él nos tendrá por responsables de la luz que ha brillado sobre nuestro sendero. Dios nos ha tolerado durante el tiempo de nuestra ignorancia, pero tan pronto como la luz brilla sobre nosotros, él nos exige que cambiemos nuestros hábitos destructores de la salud, y que nos coloquemos en la debida relación con las leyes físicas.” — Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 21

¿Qué mandato nos da Pablo? Romanos 13:14; 1 Corintios 9:27 ¿Qué alimentos ayudan a animalizar las bajas pasiones?

“Si alguna vez hubo un tiempo cuando el régimen debería ser más sencillo, es ahora. No debemos colocar carne delante de nuestros hijos. Esta excita y fortalece las pasiones bajas, y tiende a amortiguar las facultades morales.

“Se me ha instruido en el sentido de que el uso de carne tiende a animalizar la naturaleza, y a despojar a los hombres y mujeres del amor y la simpatía que deben sentir por cada uno. Estamos hechos de lo que comemos, y aquellos cuyo régimen se compone mayormente de carne llegan a una condición en la que ellos permiten que las bajas pasiones dominen por encima de las facultades superiores del ser.” —  Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 466

EL ELÍAS DEL FIN

¿Qué profecía debe cumplirse antes de la venida del Señor? Malaquías 4:5 ¿Quién fue el Elías de la primera venida del Señor? Mateo 11:13-14

Según los Testimonios ¿A quiénes simboliza Elías? ¿Cómo era la alimentación de Juan el Bautista? Mateo 3:4

“Aquellos que tienen que preparar el camino para la segunda venida de Cristo están representados por el fiel Elías, así como Juan vino en el espíritu de Elías para preparar el camino para el primer advenimiento de Cristo.” — Maranata, el Señor Viene, pág. 14

“Juan se separó de amigos y de los lujos de la vida. La sencillez de su vestimenta, un manto tejido con pelo de camello, era un reproche constante a la extravagancia y la ostentación de los sacerdotes judíos y del pueblo en general. Su dieta, puramente vegetal, de langostas y miel silvestre, reprendía la indulgencia al apetito y la glotonería que prevalecían por todas partes… Debe debatirse el gran tema de la reforma y la mente del público tiene que ser despertada. La temperancia en todas las cosas ha de relacionarse con el mensaje, para apartar al pueblo de Dios de su idolatría, su glotonería y su extravagancia en la vestimenta y en otras cosas.” — Maranata, el Señor Viene, págs. 22-23

 ¿Quiénes estarán en pie a la venida del Señor? Apocalipsis 6:17-7:4 ¿Qué acontecimiento sucede entre la sexta y la séptima plaga, para aquellos que han muerto en la fe del tercer ángel? Daniel 12:2; Apocalipsis 14:13; 1:7

“El pueblo peculiar que él está purificando para sí mismo a fin de trasladarlo al cielo sin que experimente la muerte, no debiera ir a la zaga de otros en la práctica de buenas obras. En sus esfuerzos por limpiarse a sí mismos de toda contaminación de la carne y el espíritu y perfeccionar la santidad en el temor de Dios, debieran encontrarse más adelantados que cualquier otra clase de gente en el mundo, puesto que su profesión es más exaltada que la de otros.” —  Testimonios para la Iglesia, Tomo I, pág. 428

LA ALIMENTACIÓN EN EL DÍA DE LA EXPIACIÓN

¿Cómo se describe la labor del Pueblo Remanente? Isaías 61:4 Sin embargo, ¿qué sucede con la mayoría del pueblo que se hace llamar adventista? Jeremías 6:16

“No habéis prestado atención a la luz que el Señor os ha dado por gracia en cuanto a la reforma pro salud. Habéis sentido el deseo de levantaros en contra de ella. No le habéis dado ninguna importancia ni habéis encontrado la razón para recibirla. No habéis estado dispuestos a controlar vuestro apetito. No podíais ver cuán sabio era Dios al brindaros luz en cuanto al control del apetito. Sólo veíais la desventaja de no complacer el gusto. El Señor ha hecho brillar su luz sobre nosotros en estos últimos días, a fin de que en alguna medida puedan disiparse la lobreguez y oscuridad que se han estado acumulando en las generaciones pasadas por causa de la complacencia en el pecado, y pueda disminuirse la secuela de males que son el resultado de la intemperancia en el comer y el beber.

“El Señor en su sabiduría planeó guiar a su pueblo a una posición tal que estuviera separado del mundo en espíritu y práctica, para que sus hijos no pudieran ser arrastrados tan fácilmente a la idolatría ni se mancharan con las predominantes corrupciones de esta era.”  — Testimonios para la Iglesia, Tomo II, pág. 356

¿Cuál era el servicio más importante del santuario? Levítico 23:27 ¿Qué debía hacer el pueblo? Levítico 23:29 ¿Cuál es el ayuno requerido hoy?

“El ayuno verdadero, que debiera recomendarse a todos, es abstinencia de todo alimento estimulante, y el debido consumo de alimentos sencillos que Dios ha provisto en abundancia. Los hombres debieran pensar menos acerca de lo que beberán y comerán del alimento temporal y dar más importancia al alimento del cielo que los tonificará y vitalizará en toda su experiencia religiosa.” — Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 223

¿Cuándo inició el día de la expiación en el santuario celestial? Daniel 8:14 ¿Cómo sabemos que el comer aún carnes limpias en este día es pecado? Isaías 22:12-14

“En 1844, nuestro gran Sumo Sacerdote entró en el lugar santísimo del santuario celestial para comenzar la obra del juicio investigador. Han estado siendo examinados delante de Dios los casos de los muertos justos. Cuando se complete esa obra, se pronunciará juicio sobre los vivientes. ¡Cuán preciosos, cuán importantes son estos solemnes momentos! Cada uno de nosotros tiene un caso pendiente en el tribunal celestial. Individualmente hemos de ser juzgados de acuerdo con lo que hicimos en el cuerpo.” — Mensajes Selectos, Tomo I, pág. 145

“¿No es tiempo ya de que todos prescindan de consumir carne? ¿Cómo pueden seguir haciendo uso de un alimento cuyo efecto es tan pernicioso para el alma y el cuerpo los que se esfuerzan por llevar una vida pura, refinada y santa, para gozar de la compañía de los ángeles celestiales? ¿Cómo pueden quitar la vida a seres creados por Dios y consumir su carne con deleite? Vuelvan más bien al alimento sano y delicioso que fue dado al hombre en el principio, y tengan ellos mismos y enseñen a sus hijos a tener misericordia de los seres irracionales que Dios creó y puso bajo nuestro dominio”.  —  Ministerio de Curación, pág. 244.

Dado que somos el templo del Espíritu Santo ¿qué debemos hacer? 1 Corintios 6:19-20 ¿Qué advertencia se nos da? 1 Corintios 3:16-17

“[Se cita 1 Corintios 6:15, 19, 20]. Nuestros cuerpos son la propiedad adquirida por Cristo, y no estamos en libertad de hacer con ellos como nos parezca. El hombre ha hecho esto. Ha tratado su cuerpo como si las leyes que lo rigen no tuvieran ninguna penalidad. Debido al apetito pervertido, sus órganos y facultades se han debilitado, se han enfermado y se han inutilizado. Y estos resultados que Satanás ha producido con sus propias tentaciones especiosas, los usa para vituperar a Dios. El presenta ante Dios el cuerpo humano que Cristo ha comprado como su propiedad; ¡y qué repugnante representación de su Creador es el hombre! Debido a que el hombre ha pecado contra su cuerpo, y ha corrompido sus costumbres, Dios resulta deshonrado.

“Cuando los hombres y las mujeres se convierten de verdad, respetan concienzudamente las leyes de la vida que Dios ha establecido en su ser, y así tratan de evitar la debilidad física, mental y moral. La obediencia a estas leyes ha de convertirse en un deber personal. Nosotros mismos debemos sufrir los males producidos por la violación de la ley. Debemos dar cuenta a Dios por nuestros hábitos y prácticas. Por lo tanto, la pregunta que debemos hacernos no es: “¿Qué dirá el mundo?” sino “¿Cómo trataré yo, que pretendo ser un cristiano, la habitación que Dios me ha dado? ¿Trabajaré para lograr mi más alto bien temporal y espiritual al guardar mi cuerpo como templo para la morada del Espíritu Santo, o me abandonaré a las ideas y prácticas del mundo?”— Consejos sobre el Régimen Alimenticio, págs. 19-20

¿Qué debemos hacer con los “alimentos mal sanos”? 1 Corintios 9:25 ¿Qué sucederá con aquellos, medio convertidos con respecto a la carne?

“Es tan ciertamente un pecado violar las leyes de nuestro ser como lo es quebrantar las leyes de los Diez Mandamientos. Hacer cualquiera de ambas cosas es quebrantar los principios de Dios. Los que transgreden la ley de Dios en su organismo físico, tendrán la inclinación a violar la ley de Dios pronunciada desde el Sinaí.” —  Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 18

DE VUELTA AL EDÉN

¿Qué no existirá más? Apocalipsis 21:4 ¿Cómo sabemos que ni siquiera los animales comerán carne en el Edén restaurado? Isaías 11:6-9; 65:25

¿Cuál será el alimento en la tierra restaurada? Apocalipsis 22:2; Isaías 65:21

“No hay lenguaje humano que pueda describir a la perfección la recompensa de los justos. Esta no ha de ser conocida sino de aquellos que la contemplarán. No podemos comprender la gloria del Paraíso de Dios. No obstante, ya ahora podemos vislumbrarla, pues “a nosotros nos las ha revelado Dios por medio de su Espíritu.” 1 Corintios 2:10. Preciosas para nuestros corazones son las descripciones que de esta tierra nueva nos da la Biblia.

“Allí el Pastor celestial guía su rebaño por corrientes de aguas vivas. El árbol de la vida da su fruto cada mes, y las hojas del árbol son para sanidad de las naciones.” — Cristo Nuestro Redentor, pág. 172