“Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. (Juan 8:32)

Cierto día estaba repasando el libro de la doctora Cathy Burns “Símbolos Masónicos y Ocultistas” cuando encontré un capítulo acerca de las joyas. Según iba leyendo, quedé impactado al descubrir que las joyas y la cosmética forman parte de la brujería.

Pensé en cerrar rápidamente el libro y olvidarme de ello, pero sabía que no podía. Dios en su misericordia preparó mi corazón para aceptar lo que quería mostrarme. Por favor, déjame compartir contigo lo que descubrí.

“Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.” (1ª Timoteo 2:9-10)

El origen de las joyas se remonta a la práctica de la magia. Laurie Cabot, mujer que practica la brujería dice: “…El uso de las joyas es una forma de tener poderes sobrenaturales en nuestro cuerpo sin que nadie lo sepa excepto tu misma, y otras personas que estén introducidos en la sofistería…” (1) (Muchas mujeres que están introducidas en el ocultismo también reconocen que a través del uso de joyas reciben poder). Sigue diciendo Laurie Cabot:

“El uso de las joyas es muy importante en el espiritismo ya que, a través de ellas, se suele recibir poder de ciertos espíritus en los rituales. Dado que las joyas se llevan en contacto con el cuerpo, esos espíritus acompañan a las personas mientras lleven sus joyas puestas. Los símbolos de las joyas son muy importantes, no son casuales ni intrascendentes. (2) A veces no sólo será el diseño o el símbolo que representa, sino que el propio adorno tiene un significado sobrenatural.

Muchas personas llevan un anillo o un collar con la piedra correspondiente a su nacimiento. El 22 de marzo de 1990, “The Gatson Gazette” decía: “El concepto de las piedras del nacimiento asigna un cristal específico que se piensa es beneficioso para cada uno de los distintos signos astrológicos, escogidos específicamente para proteger a la persona de las malas influencias y fortalecer los poderes interiores dentro del sistema del zodíaco.”

El anillo es un círculo, símbolo de eternidad, unidad, y reencarnación. Se usaba en la antigüedad como objeto de protección mágica. Dentro del contexto de la magia, el anillo te llena de poder y energía. La apariencia, atracción, o el valor material del anillo tiene poca importancia en el ocultismo. Es el diseño del anillo, los metales y las piedras usadas lo que hace del anillo un objeto de interés en el espiritismo. Los anillos de boda “…se llevan en el dedo del corazón, porque en la quiromancia (adivinación) ese dedo corresponde al corazón. El marido será el Señor de la casa, si coloca el anillo a su mujer en el dedo correspondiente y lo hace hasta el final del dedo. (3) (La quiromancia es una forma de adivinación, totalmente prohibida en la Biblia. Deuteronomio 18:10-12)

En la práctica de la Guija moderna, la mujer involucrada en esta práctica siempre lleva un collar con piedras que representan la reencarnación y a diferentes diosas. El hecho de llevar un collar de piedras incrementa los poderes de la personas, porque dicha persona se está rodeando con espíritus que le dan ese poder.

Las pulseras redondas y los anillos representan al Dios sol, y es un símbolo de vida eterna. Otras pulseras se usan para protegerse de las fuerzas astrales. Hay pulseras que la gente usa como amuletos de la suerte sin saber el significado que un amuleto tiene. Algunas de las llamadas “tiendas cristianas” están vendiendo pulseras amuleto con imágenes de ángeles…etc., y quienes las usan no se dan cuenta que esos objetos pueden haber sido objeto de un hechizo por quien las fabricó. No podemos cristianizar las prácticas paganas, ni tampoco participar de ellas. En 2ª Corintios 6:16 leemos: “¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?…” y en 1ª Samuel 15:23 dice: “Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey”.

En 1ª Pedro3:3,4 leemos: “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el de corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios”.

De acuerdo al espiritismo, la perforación de las orejas se comenzó a practicar como medio para que los espíritus malignos penetraran en la persona a través de esos orificios, y tomaran control de ella. “En un principio se comenzaron a usar los pendientes como un medio para protegerse de los espíritus, y así ocurrió también cuando comenzaron a usarse los pintalabios.” Los pendientes también se solían llevar como medio de protección, para fortalecer los ojos débiles, y para curar los dolores de cabeza. Pero lo cierto es que estos adornos en vez de proteger a las personas de los espíritus malignos los atraen hacia ellos mismos. Un antiguo espiritista convertido a cristianismo, el Pastor David Meyer comenta lo siguiente: “Pienso que es interesante notar que en cierta ocasión Hillary Clinton dijo que no permitió a su hija llevar pendientes hasta que cumplió 13 años. Eso tiene una explicación: Es bien conocido dentro del ocultismo que cuando una joven cumple los 13 años, es llevada a un lugar llamado `la corte externa” de un rito espiritista, y la señal por la cual esa joven se convierte en una bruja iniciada es a través de la perforación de sus orejas.”4 Entendiendo que Satanás está cada día influyendo más en la sociedad, no es de sorprender entonces ver hoy en día como está cada día más de moda perforarse diferentes partes del cuerpo. (Body piercing). ¡Niños y adultos están abriendo sus cuerpos a influencias demoníacas y doctrinas de demonios tomando parte en estas actividades! Dios estrictamente prohíbe la perforación de nuestro cuerpo u orejas, igual que los tatuajes. En Levítico 19:28 dice: “Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo Jehová”.

El diablo tiene su trampa en marcha; con toda esa moda de tatuarse y hacerse agujeros en el cuerpo, la gente no se lo pensará dos veces cuando se les imponga otra marca, “La marca de la bestia”. En los siguientes versículos podemos darnos cuenta que todas estas cosas no debieran formar parte de la vida de un cristiano. En 1ª Corintios 6:19-20 leemos: “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios”. (Lee también Génesis 35:2-4, y Oseas 2:13)

El maquillaje es también una forma de brujería. El uso del maquillaje afecta nuestro comportamiento y nuestras disposiciones emocionales. Según la médium Laurie Cabot: “… es una costumbre muy antigua la tradición de hacerse la raya en los ojos en honor a la Diosa del amor y de pintarse los ojos para parecer más radiante y misteriosas. El color verde, rosa, el cobrizo y el hecho de pintarse la línea de los ojos hace que se capte energía de Venus, el planeta del amor y el romance. Las sombras en los ojos y el pintalabios de color rosa ayudan a tener una buena autoestima. Los reflejos enviarán luz a otros. Las joyas en contacto con el cuerpo y la cara son un medio de recibir poder. ”5 En otra revista podemos leer que “El maquillaje se usaba extensamente por los brujos indio-americanos y por las brujas europeas. Las máscaras usadas por los brujos tenían un poder sobrenatural debido a que estaban hechas con antimonio, un metal de uso común entre los brujos.

La Dra. Cathy Burn´s dice: “Hace unos 25 años, un misionero volvió de China y comentó que había estado en ese país durante 7 años, y cuando volvió para arreglar su permiso de residencia notó algo diferente en las mujeres americanas. Durante los años que él había estado en China, las mujeres americanas habían adoptado la costumbre de maquillarse. En China las únicas mujeres que se maquillan, llevan pendientes, y se pintan las uñas son las prostitutas. Esa es la forma que tienen de identificarse a sus clientes. Lo sorprendente para este misionero fue encontrase a las mujeres de su país utilizando los mismos adornos que usan las prostitutas. ”
La Biblia dice: “Absteneos de toda clase de maldad”. (1ª Tesalonicenses 5:22) y “No participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas”. (Efesios 5:11) “Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré”. (2ª Corintios 6:17)

También hay otros textos haciendo referencia a la costumbre de maquillarse la cara: Jeremías 4:30 y Ezequiel 23:40-44 hacen referencia a las mujeres pecaminosas que tratan de hacer pecar a los hombres. Los siguientes versículos hablan acerca de como Jezabel se pintó la cara y participó en un encuentro espiritista. Después de que el rey Acab se casara con ella, comenzó a adorar a Baal. (2ª Reyes 9:22, 30 y 1ª Reyes 16:31-33) Lee también Apocalipsis 17:3-5.

Entiendo que mucha gente no conozca el origen espiritista del uso del maquillaje y las joyas, pero ahora que lo sabes, ¿Seguirás haciéndolo?

Esta fue una decisión difícil para mi de tomar, pero agradezco que Dios me permitiera conocer la verdad. El me ha impulsado a compartir esta información contigo y espero que el artículo pueda ayudarte de alguna manera.

Piensa que todo lo que el mundo te ofrece es temporal, y no tiene ningún valor duradero. Dios quiere que nos hagamos tesoros en el cielo: “…donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan”. (Lee Mateo 6:19-21 y Hebreos 11:25) Si esto es lo que menos puedo hacer por Jesús, no es nada comparado con lo que él hizo conmigo.

En Proverbios 31:30 dice: “…vana es la hermosura”.

Mi oración para ti es esta…que tus ojos sean abiertos a la verdad; que seas convencido para rechazar al maligno, y que puedas vivir una vida para agradar a nuestro Salvador Jesucristo.

“Porque si pecamos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios”. (Hebreos 10:26-27)

 

Referencias

Nota: La referencia principal que he usado para obtener la información de este artículo es el libro de la Dra. Cathy Burns “Símbolos Masónicos y Ocultistas” (capítulo 18, pp. 293-310) Las siguientes referencias son notas a pie de página de su libro:

1 ~ Laurie Cabot with Tom Cowan, Power of the Witch: The Earth, the Moon, and the Magical Path to Enlightment (New York, New York: Delacorte Press, 1989), pg. 133.

2 ~ Jeff Godwin, Dancing with Demons: The Music’s Real Master (Chinco, California: Chick Publications, 1988), pg. 111

3 ~ M. C. Poinsot, The Occult Sciences (New York: Robert M. McBride and Company, 1972), pg. 320.

4 ~ Last Trumpet Newsletter (October 1994, Vol. 13, Issue 10) pg. 3

5 ~ Ibid., pg. 245-246.

 

Autor: Pastor David J. Meyer