El Mensaje del Segundo Ángel: El vino de Babilonia, II Parte

 

Texto de meditación: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.” –  1 Timoteo 4:1

HEREJÍA: NO SE PUEDE OBEDECER LA LEY

 ¿Qué se dice del que se hace llamar cristiano, pero no obedece la ley? 1 Juan 2:3-4

“Cierta opinión espuria se está diseminando ahora por todas partes con respecto al amor de Jesús, es a saber, que debemos permanecer en su amor, y que todo lo que necesitamos es tener fe en él. Pero esas almas deben ser instruidas de tal modo que lleguen a saber que cuando el amor de Jesús se halla en el corazón, nos inducirá a la humildad de vida y a la obediencia a todos sus mandamientos. “El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él”. 1 Juan 2:4. El amor de Jesús que no pasa de los labios no salvará a nadie, y será en cambio un gran engaño.

“Algunos de los que pretenden amar a Jesús son engañadores, y su religión es sólo de labios. No transforma el carácter. No pone de manifiesto la obra interior de la gracia. Los tales no dan evidencia de que hayan aprendido jamás en la escuela de Cristo las lecciones de mansedumbre y de humildad de corazón. No revelan por medio de su vida o su carácter que están llevando el yugo de Cristo ni sus cargas. No están alcanzando la norma que Dios les da por medio de su Palabra, sino meramente una norma humana. Su vida no es pura como la de Cristo. No están siendo refinados ni ennoblecidos por su Espíritu. No conocen el camino de la verdad, y se cuentan entre los que dirán en aquel día: “¡Señor, Señor, ábrenos! Enseñamos en las calles. Hemos hecho maravillas”. Pero Cristo les dirá: “Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”. Mateo 7:23.” – Cada día con Dios, pág. 297

¿Cómo se llama a la transgresión de la ley? 1 Juan 3:4

“Un destino terrible aguarda al pecador, y por lo tanto es necesario que sepamos qué es el pecado, a fin de que podamos escapar de su poder. Juan dice: “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley”. 1 Juan 3:4. Aquí tenemos la verdadera definición de pecado; es “infracción de la ley”. Cuán a menudo el pecador es instado a abandonar sus pecados y acudir a Jesús; pero, el mensajero que debería conducirlo a Cristo ¿le ha señalado claramente el camino? ¿Le ha señalado claramente el hecho de que “el pecado es infracción de la ley”, y de que debe arrepentirse y dejar de quebrantar los mandamientos de Dios?” – Fe y obras, pág. 121 

¿Ha sido abolida la santa ley de Dios? Romanos 3:31; 7:12

“Era imposible que el pecador guardara la ley de Dios, que era santa, justa y buena; pero esta imposibilidad fue eliminada por la imputación de la justicia de Cristo al alma arrepentida y creyente. La vida y muerte de Cristo en beneficio del hombre pecador tuvieron el propósito de restaurarlo al favor de Dios, impartiéndole la justicia que satisfaría los requerimientos de la ley y hallaría aceptación ante el Padre.” – Fe y obras, págs. 121-122

¿Qué dijo Cristo sobre la relación de la obediencia a los 10 mandamientos y la salvación? Mateo 19:16-19

¿Qué caracteriza a muchos seguidores de Satanás que pretenden ser cristianos? Mateo 24:24 ¿Cómo podemos saber qué Dios no está detrás de esos milagros? Hechos 5:32

“La voz de un extraño” es la voz del que no respeta ni obedece la ley de Dios santa, justa y buena. Muchos tienen gran pretensión de santidad, y se jactan de las maravillas que realizan sanando a los enfermos, pero al mismo tiempo no toman en consideración esta gran norma de la justicia. ¿Pero mediante el poder de quién se realizan esas curaciones? ¿Están los ojos de unos y otros abiertos a su transgresión de la ley? ¿Y asumen la posición de hijos humildes, obedientes, y listos a obedecer todos los requerimientos de Dios? Juan dice acerca de los hijos profesos de Dios: “El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él”. 1 Juan 2:4.

“Nadie necesita ser engañado. La ley de Dios es tan sagrada como su trono, y mediante ella será juzgado todo hombre que nace en el mundo. No existe otra norma para probar el carácter. “Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido”.” — Mensajes Selectos, tomo 2, págs. 57-58 

HEREJÍA: NO SE PUEDE SER SANTO

¿Cómo llaman las Escrituras a los verdaderos discípulos de Jesús? Filipenses 1:1; Colosenses 1:2; Efesios 1:1 ¿Qué características tienen? Apocalipsis 14:12

¿A qué nos ha llamado Dios? 1 Tesalonicenses 4:7; Romanos 1:7; 1 Corintios 1:2

“Dios nos llama a una comunión tal. Como fue la de Enoc debe ser la santidad de carácter de aquellos que serán redimidos de entre los hombres en la segunda venida del Señor.” — Obreros evangélicos, pág. 55

“Los que profesan servir a Dios y sin embargo no progresan en conocimiento y piedad, son cristianos solo de nombre.” — Mensajes para los jóvenes, pág. 64

¿Es ese llamado opcional o es un mandamiento? 1 Pedro 1:14-16

“Como Dios es santo en su esfera, seamos santos en la nuestra. Regocijémonos en el precioso Salvador, que murió para redimirnos, y reflejemos la gloria a Dios.” — Fe y obras, pág. 81  

 ¿Qué dijo Cristo? Mateo 5:17-18 Sin embargo, ¿qué se oye desde los púlpitos de las iglesias caídas?

“Pero siempre es el propósito de Satanás invalidar la ley de Dios y tergiversar el verdadero significado del plan de salvación. En consecuencia, ha originado la falsedad de que el sacrificio de Cristo en la cruz del Calvario tenía el propósito de liberar a los hombres de la obligación de guardar los mandamientos de Dios. Ha introducido en el mundo el engaño de que Dios ha abolido su constitución, desechado su norma moral, y anulado su ley santa y perfecta. Si El hubiera hecho esto, ¡qué terrible precio habría pagado el Cielo! En vez de proclamar la abolición de la ley, la cruz del Calvario proclama con sonido de trueno su inmutabilidad y carácter eterno. Si la ley hubiera podido ser abolida, y mantenido el gobierno del cielo y la tierra y los innumerables mundos de Dios, Cristo no habría necesitado morir. La muerte de Cristo iba a resolver para siempre el interrogante acerca de la validez de la ley de Jehová. Habiendo sufrido la completa penalidad por un mundo culpable, Jesús se constituyó en el Mediador entre Dios y el hombre, a fin de restaurar para el alma penitente el favor de Dios al proporcionarle la gracia de guardar la ley del Altísimo. Cristo no vino a abrogar la ley o los profetas, sino a cumplirlos hasta en la última letra. La expiación del Calvario vindicó la ley de Dios como santa, justa y verdadera, no solamente ante el mundo caído sino también ante el cielo y ante los mundos no caídos. Cristo vino a magnificar la ley y engrandecerla.” —  Fe y obras, pág. 122

¿Cómo se describe a la iglesia del Señor? Efesios 5:25-27

“Hablo claramente. No pienso que esto desanimará a un verdadero cristiano; no quiero que ninguno de vosotros llegue al tiempo de angustia sin una esperanza bien fundada en su Redentor. Resolved conocer lo peor de vuestro caso. Averiguad si tenéis una herencia en el cielo. Tratad verazmente con vuestra alma. Recordad que Jesús presentará a su Padre una iglesia sin mancha, ni arruga, ni cosa semejante.” — Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 152

“Los seguidores de Cristo deben ser puros y leales en palabras y en hechos. En este mundo, un mundo de iniquidad y corrupción, los cristianos deben manifestar los atributos de Cristo. Todo lo que hagan y digan debe estar libre de egoísmo. Cristo desea presentarlos ante el Padre “sin mancha, ni arruga ni cosa semejante”, purificados por su gracia y llevando su semejanza.” — Cada día con Dios, pág. 157

HEREJÍA: SE PUEDE SER AMIGO DEL MUNDO Y CRISTIANO A LA VEZ

¿Quién es el dios del mundo? 2 Corintios 4:4 primera parte; 1 Juan 5:19 ¿Qué implica eso para nosotros?

“Hemos sido invitados a ser el pueblo especial del Señor en un sentido mucho más elevado de lo que muchos comprenden. El mundo yace en maldad y el pueblo de Dios tiene que salir de él y mantenerse separado. Tiene que estar libre de las costumbres y los hábitos mundanos. No debe concordar con los sentimientos del mundo; por el contrario, los suyos deben ser distintos, como pueblo peculiar del Señor que es, manifestando fervor en todos sus servicios. No tiene que comulgar con las obras de las tinieblas.” —  Dios nos cuida, pág. 273

¿Qué mandamiento se nos da? 1 Juan 2:15-17 ¿Qué exhortación hace Dios mediante su mensajera a los jóvenes?

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo”, dice el apóstol inspirado. Luego añade esta advertencia: “Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él”. Resulta alarmante comprobar que el amor al mundo predomina en las mentes de los jóvenes. Ellos aman definidamente el mundo y las cosas que están en él, y por esta misma razón no existe lugar para el amor de Dios en sus corazones. Encuentran placer en el mundo y en las cosas del mundo, pero no conocen al Padre ni los dones de su Espíritu. Dios es deshonrado por la frivolidad y la moda, por las conversaciones y risas insubstanciales e insensatas que caracterizan la vida de la juventud en general. El apóstol Pablo exhorta a los jóvenes a ser prudentes: “Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes; presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros”. Tito 2:6-8.” — Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 437 

 ¿Qué se dice de los verdaderos creyentes en Jesucristo? 1 Juan 5:4-5

“Por medio de Jesús, los hijos caídos de Adán son hechos “hijos de Dios”. “Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos: por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos”. Hebreos 2:11. La vida del cristiano debe ser una vida de fe, de victoria y de gozo en Dios. “Todo aquel que es engendrado de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que vence al mundo, a saber, nuestra fe”. 1 Juan 5:4 (VM). Con razón declaró Nehemías, el siervo de Dios: “El gozo de Jehová es vuestra fortaleza”. Nehemías 8:10. Y San Pablo dice: “Gozaos en el Señor siempre: otra vez os digo: Que os gocéis”. “Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo; porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” Filipenses 4:4; 1 Tesalonicenses 5:16-18.” — Reavivamientos modernos, pág. 20

¿Cómo se llama a los falsos cristianos amigos del mundo? Santiago 4:4

“En el Nuevo Testamento se hace uso de un lenguaje muy parecido para con los cristianos profesos que buscan la amistad del mundo más que el favor de Dios. El apóstol Santiago dice: “¡Almas adúlteras! ¿no sabéis acaso que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Aquel pues que quisiere ser amigo del mundo, se hace enemigo de Dios”. Santiago 4:4 (VM).” —  Conflicto de los siglos, pág. 379

1 thought on “El Mensaje del Segundo Ángel: El vino de Babilonia, II Parte

Comments are closed.