El Mensaje del Primer Ángel: El ángel identificado

ENGLISH VERSION

Texto de meditación: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.”– Mateo 24:14

UN MENSAJE PARA HOY

¿A qué parte de la Biblia necesitamos prestar especial atención? II Pedro 1:12

“Estamos en el gran día de la expiación, cuando mediante la confesión y el arrepentimiento nuestros pecados han de ir de antemano al juicio. Dios no acepta ahora de sus ministros un testimonio suave y falto de temple. Un testimonio tal no sería verdad presente. El mensaje para este tiempo debe ser alimento oportuno para nutrir a la iglesia de Dios. Pero Satanás ha estado procurando gradualmente despojar a este mensaje de su poder, para que la gente no esté preparada para resistir en el día del Señor.” Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 145

“En un sentido muy especial, los adventistas del séptimo día han sido colocados en el mundo como centinelas y transmisores de luz. A ellos ha sido confiada la tarea de dirigir la última amonestación a un mundo que perece. La Palabra de Dios proyecta sobre ellos una luz maravillosa. Una obra de la mayor importancia les ha sido confiada: proclamar los mensajes del primero, segundo y tercer ángeles. Ninguna otra obra puede ser comparada con ésta y nada debe desviar nuestra atención de ella. Las verdades que debemos proclamar al mundo son las más solemnes que jamás hayan sido confiadas a seres mortales. Nuestra tarea consiste en proclamarlas. El mundo debe ser amonestado, y el pueblo de Dios tiene que ser fiel a su cometido… ¿Esperaremos hasta que los juicios de Dios caigan sobre el pecador para decirle cómo evitarlos? ¿Dónde está nuestra fe en la Palabra de Dios? ¿Debemos ver realizadas las cosas anunciadas para creer en lo que él nos ha dicho? En claros y distintos rayos, nos ha llegado la luz, enseñándonos que el gran día está “a las puertas”. Leamos y comprendamos antes que sea demasiado tarde.” — Joyas de los Testimonios 3:288, 289 (1909)

 ¿Qué vio Juan? Apocalipsis 14:6 primera parte. ¿A quiénes representa?

 “Se representa a los ángeles volando por en medio del cielo, proclamando un mensaje de advertencia al mundo, y ejerciendo una acción directa sobre la gente que vive en los últimos días de la historia terrena. Nadie oye la voz de esos ángeles, porque son un símbolo que representa al pueblo de Dios que trabaja en armonía con el universo del cielo. Hombres y mujeres esclarecidos por el Espíritu de Dios y santificados por la verdad proclaman sucesivamente los tres mensajes.”- Mensajes Selectos, tomo 2, pág. 446.

En la profecía del primer mensaje angélico, en el capítulo 14 del Apocalipsis, se predice un gran despertamiento religioso bajo la influencia de la proclamación de la próxima venida de Cristo. “ El Conflicto de los Siglos, pág. 355

¿A quiénes se encomendó la predicación del Evangelio? Mateo 28:18-20

 “Este mensaje es declarado parte del “evangelio eterno.” La predicación del Evangelio no ha sido encargada a los ángeles, sino a los hombres. En la dirección de esta obra se han empleado ángeles santos y ellos tienen a su cargo los grandes movimientos para la salvación de los hombres; pero la proclamación misma del Evangelio es llevada a cabo por los siervos de Cristo en la tierra.” – El Conflicto de los Siglos, pág. 357

EL GRAN CHASCO

¿Cuál pasaje bíblico se convirtió en el fundamento del Mensaje Adventista de 1843-1844? Daniel 8:14

 “El pasaje bíblico que más que ninguno había sido el fundamento y el pilar central de la fe adventista era la declaración: “Hasta dos mil y trescientas tardes y mañanas; entonces será purificado el Santuario.” (Daniel 8: 14, V.M.) Estas palabras habían sido familiares para todos los que creían en la próxima venida del Señor. La profecía que encerraban era repetida como santo y seña de su fe por miles de bocas. Todos sentían que sus esperanzas más gloriosas y más queridas dependían de los acontecimientos en ella predichos… En común con el resto del mundo cristiano, los adventistas creían entonces que la tierra, o alguna parte de ella, era el santuario. Entendían que la purificación del santuario era la purificación de la tierra por medio del fuego del último y supremo día, y que ello se verificaría en el segundo advenimiento. De ahí que concluyeran que Cristo volvería a la tierra en 1844.” – El Conflicto de los Siglos, pág. 461

¿Qué mensaje proclamaron los pioneros? Apocalipsis 10:5-6 ¿Cómo sería ese mensaje para ellos? Apocalipsis 10:9-10

 “Este mensaje anuncia el fin de los periodos proféticos. El chasco de los que esperaban ver al Señor en 1844 fue muy amargo para los que habían aguardado tan ardientemente su aparición. Dios permitió que ocurriera este chasco, y que los corazones se manifestaran.” Maranatha, pág. 16

¿Qué decepción tuvieron los discípulos en el primer siglo? Lucas 24:21; Hechos 1:6-7 ¿Cómo se repitió la historia con la proclamación adventista de 1844?

 “Lo que experimentaron los discípulos que predicaron el “evangelio del reino” cuando vino Cristo por primera vez tuvo su contraparte en lo que experimentaron los que proclamaron el mensaje de su segundo advenimiento. Así como los discípulos fueron predicando: “Se ha cumplido el tiempo, y se ha acercado el reino de Dios”, así también Miller y sus asociados proclamaron que estaba a punto de terminar el período profético más largo y último de que habla la Biblia, que el juicio era inminente y que el reino eterno iba a ser establecido. La predicación de los discípulos en cuanto al tiempo se basaba en las setenta semanas del capítulo noveno de Daniel. El mensaje proclamado por Miller y sus colaboradores anunciaba la conclusión de los 2.300 días de Daniel 8:14, de los cuales las setenta semanas forman parte. En cada caso la predicación se fundaba en el cumplimiento de una parte diferente del mismo gran período profético.

“Como los primeros discípulos, Guillermo Miller y sus colaboradores no comprendieron ellos mismos enteramente el alcance del mensaje que proclamaban. Los errores que existían desde hacía largo tiempo en la iglesia les impidieron interpretar correctamente un punto importante de la profecía. Por eso si bien proclamaron el mensaje que Dios les había confiado para que lo diesen al mundo, sufrieron un desengaño debido a un falso concepto de su significado.” – El Conflicto de los Siglos, págs. 350-351

¿Qué orden se les da a los fieles que pasaron el chasco? Apocalipsis 10:11

 “Después del gran chasco, hubo pocas personas que se dedicaron de todo corazón a la investigación de la Palabra. Pero algunos no se desanimaron ni negaron que el Señor los había guiado. A éstos la verdad les fue revelada punto por punto, y se entrelazó con sus recuerdos y sentimientos más apreciados… Se hizo brillar la verdad hermosa en su sencillez, honrada con poder e investida con una seguridad desconocida antes del Chasco. Entonces pudimos proclamar el mensaje en unidad. Pero hubo gran confusión entre los que no se habían aferrado a su fe y a su experiencia. Se presentaron todas las opiniones concebibles como mensajes de verdad; pero la voz del Señor dijo: “No les creáis; porque no los he enviado”.

“Anduvimos cuidadosamente con Dios. Había que dar el mensaje al mundo, y sabíamos que esta verdad presente era un don especial de Dios… Algunos de estos chasqueados, que todavía buscaban la verdad, fueron conducidos paso a paso para que comunicasen al mundo lo que les había sido revelado… Al comienzo la obra avanzó con dificultad. Con frecuencia los que escuchaban rechazaban el mensaje como algo ininteligible, y así comenzó el conflicto y se definió especialmente en torno a la cuestión del sábado. Pero el Señor manifestó su presencia. En ciertas ocasiones se descorría el velo que ocultaba su gloria de nuestros ojos. Entonces podíamos contemplarlo en el lugar elevado y santo.” – El Cristo triunfante, pág. 343

EL EVANGELIO ETERNO

¿Qué misión se les encomendó a los fieles después del chasco de 1844? Apocalipsis 14:6 segunda parte ¿Cuándo se proclamó por primera vez el Evangelio? Génesis 3:15

 “El mensaje proclamado por el ángel que volaba por en medio del cielo es el Evangelio eterno, el mismo Evangelio que fue declarado en el Edén, cuando Dios le dijo a la serpiente: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar”. Génesis 3:15. Esta constituye la primera promesa de un Salvador que saldría al campo de batalla para desafiar el poder de Satanás y prevalecer sobre él. Cristo vino a nuestro mundo para presentar el carácter de Dios tal como está representado en su santa ley, porque su ley es una copia de su carácter. Cristo era tanto la ley como el Evangelio. El ángel que proclama el Evangelio eterno proclama también la ley de Dios; porque el Evangelio de salvación induce a los hombres a obedecer la ley mediante la cual sus caracteres son formados a la semejanza divina.” – Mensajes Selectos, tomo 2, págs. 121-122

¿De qué manera, se puede afirmar que el evangelio es eterno? Colosenses 1:26-27; I Timoteo 3:16; Apocalipsis 13:8 última parte; I Pedro 1:18-20

“La redención es parte de la naturaleza divina. Es prerrogativa de Dios reconstruir, no destruir. El Hijo de Dios fue entregado a la muerte antes de la fundación del mundo. La existencia del pecado es inexplicable; por lo tanto, ni una sola alma sabe quién es Dios antes que se vea a sí misma iluminada por la luz que refleja la cruz del Calvario, y se deteste a sí misma con amargura de alma, considerándose pecadora. Cuando clame en su gran necesidad de un Salvador que perdona el pecado, entonces Dios se le revelará lleno de gracia, compasión, perdón y amor, longánime y paciente.” – Testimonios para los Ministros, págs. 264-265

¿Qué sucederá cuando se termine la proclamación del Evangelio? Mateo 24:14

 “Dios “ha establecido un día, en el cual ha de juzgar al mundo.” (Hechos 17:31) Cristo no nos dice cuando ha de iniciarse ese día.   No afirma que todo el mundo se convertirá, sino que “será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los gentiles; y entonces vendrá el fin”.  Mediante la proclamación del evangelio al mundo, está a nuestro alcance apresurar la venida de nuestro Señor.  No sólo hemos de esperar la venida del día de Dios, sino apresurarla (2 Ped.3:12).  Si la iglesia de Cristo hubiese hecho su obra como el Señor le ordenaba, todo el mundo habría sido ya amonestado, y el Señor Jesús habría venido a nuestra tierra con poder y grande gloria.” –  El Deseado de Todas las Gentes, págs.  587-588.

TEMED A DIOS Y DADLE GLORIA

¿Qué implica temer a Dios? Proverbios 9:10; 3:7 ¿Cuál es la manifestación visible de ese temor reverente? Eclesiastés 12:13

 “Este temor regula la experiencia cristiana.  Aquellos que lo sienten santificarán al Señor en sus corazones.  Considerarán a Dios con una reverencia y amor que los guía a la humillación propia.  Pero su temor es muy diferente del terror de un esclavo, que vive a la espera del látigo.  Este temor genuino lo lleva a una firme confianza en Dios.” – Signs of the Times, 22 de septiembre de 1898.

“El primer ángel exhorta a los hombres a que teman al Señor y le den honra y a que le adoren como Creador del cielo y de la tierra. Para poder hacerlo, deben obedecer su ley. El sabio dice: “Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es la suma del deber humano”. Eclesiastés 12:13. Sin obediencia a sus mandamientos, ninguna adoración puede agradar a Dios. “Este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos”. “El que aparte sus oídos para no escuchar la ley, verá que su oración misma es cosa abominable”. 1 Juan 5:3; Proverbios 28:9.” – Exaltad a Jesús, pág. 336

¿Cómo se demuestra ese temor reverente entre los ángeles en el cielo? Isaías 6:1-3

 “Cuán pocos comprenden cuán solemne es acercarse al trono de Dios.  Los ángeles se inclinan delante del trono velando sus rostros, sin embargo, los hombres manchados por el pecado se precipitan descuidadamente ante la presencia divina.  Recordemos que los santos ángeles se acercan al trono con reverencia y santo temor.”  – Review and Herald, 28 de mayo de 1895.    

¿Cómo debemos glorificar el Nombre de Dios? Apocalipsis 15:4; Mateo 5:16

 “Dar gloria a Dios es revelar su carácter en el nuestro, y de esta manera hacerlo conocer. Y glorificamos a Dios en cualquier forma en que hagamos conocer al Padre o al Hijo” — Comentario de Elena G. de White, Comentario Bíblico Adventista, tomo 7A, pág. 990.

¿Cuál será el resultado de esta revelación? Habacuc 2:14

 “La religión de Cristo significa más que el perdón del pecado; significa la extirpación de nuestros pecados, y el henchimiento del vacío con las gracias del Espíritu Santo. Significa iluminación divina, regocijo en Dios. Significa un corazón despojado del yo y bendecido con la presencia permanente de Cristo. Cuando Cristo reina en el alma, hay pureza, libertad del pecado. Se cumple en la vida la gloria, la plenitud, la totalidad del plan evangélico. La aceptación del Salvador produce un resplandor de perfecta paz, y amor perfecto, de perfecta seguridad. La belleza y fragancia del carácter de Cristo, reveladas en la vida, testifican de que Dios ha enviado ciertamente a su Hijo al mundo, para ser su Salvador.” — Reflejemos a Jesús, pág. 126 

1 thought on “El Mensaje del Primer Ángel: El ángel identificado

Comments are closed.