El Espíritu de Profecía

CANALES DE LOS MENSAJES DE DIOS

  • Amós 3:7. Dios no hace nada sin revelarlo a los profetas.
  • Hebreos 1:1. Habló a los padres por medio de los profetas.
  • 1 Samuel 9:9. Los mensajeros de Dios eran llamados videntes.
  • Apocalipsis 1:1, 2. El mensaje viene de Dios a Jesucristo; de Cristo al ángel; del ángel al hombre de Dios; y del hombre de Dios al pueblo.
  • Daniel 8:16; 10:21. Gabriel es el ángel de Cristo.
  • Apocalipsis 22:8, 9. Gabriel es consiervo junto con nosotros.
  • Lucas 1:18, 19. Gabriel está en la presencia de Dios.
  • 2 Pedro 1:21. Los hombres de Dios hablaron movidos por el Espíritu Santo.
  • 2 Samuel 23:1, 2. El Espíritu del Señor habló a David.
  • Números 12:6. Dios habla en visiones y en sueños.

GRANDES PROFETAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO:

  • Éxodo 3:1. Moisés, un pastor.
  • Hechos 2:25, 30. David, un rey.
  • Daniel 2:48; 6:2, 3. Daniel, primer ministro de Babilonia y Persia.

GRANDES PROFETISAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO:

  • Éxodo 15:20. María, la hermana de Moisés.
  • Jueces 4:4. Débora.
  • 2 Reyes 22:14. Hulda.

PROFETAS EN LA IGLESIA CRISTIANA

  • 1 Corintios 12:28. Dios ha asignado profetas en la iglesia.
  • Efesios 4:11-13. Dios dio profetas como un don para unir y perfeccionar a los creyentes en el conocimiento de Cristo.
  • Hechos 13:1. En la iglesia de Antioquía había algunos profetas.
  • Hechos 15:32. Los profetas exhortaban y confirmaban a los hermanos.
  • Hechos 11:27, 28. Los profetas profetizaron una gran una gran hambre en el mundo de la época.

GRANDES PROFETAS EL NUEVO TESTAMENTO:

  • Hechos 7:37. Jesucristo el Señor.
  • Mateo 11:9-11. Juan el Bautista.
  • Apocalipsis 1:1, 9. Juan el Revelador.

PROFETISAS DEL NUEVO TESTAMENTO:

  • Lucas 2:36. Ana.
  • Hechos 21:9. Las 4 hijas de Felipe el evangelista.
  • 1 Corintios 14:22. El Espíritu de profecía es para los que creen en Cristo.
  • Lamentaciones 2:9. Cuando el pueblo se encuentra en mala condición, no hay más ley y los profetas no tienen visiones.
  • Proverbios 29:18. Donde no hay visión, la gente perece.
  • Apocalipsis 12:17. A iglesia de Cristo en los últimos días se distinguía por la observancia de la ley y el testimonio de Jesús.
  • Apocalipsis 19:10. El testimonio de Jesús y el Espíritu de profecía.

CARACTERÍSTICAS DE UN VERDADERO PROFETA

  • Isaías 8:20. Debe hablar de acuerdo a la ley y los testimonios.
  • Jeremías 1:4-9. La palabra de Dios está en su boca.
  • 2 Corintios 10:17, 18. Se gloriará en el Señor, no en sí mismo.
  • Mateo 7:15-17. La obra del profeta será fructífera y revelará bondad.
  • Deuteronomio 18:21, 22. Si las predicciones proféticas no se cumplen 100% podemos ignorarlas.
  • Jeremías 28:9. Si la profecía se cumple, sus palabras son verdaderas.
  • Números 16:28-32. La profecía específica de Moisés se cumplió.
  • Mateo 24:24, Se nos advierte que habrá muchos falsos profetas en los últimos días.
  • 1 Tesalonicenses 5:20, 21. Prueba todas las cosas, retiene lo que es bueno.
  • 2 Crónicas 20:20. Cree en los profetas de Dios y prospera.
  • Daniel 10:8-10, 18. Mientras el profeta de Dios está en trance no tiene fuerzas ni respira; recibe fuerzas sobrenaturales.
  • Daniel 10:15-17. Está mudo hasta que sus labios son tocados por el ángel; luego habla sin respirar.
  • Números 24:16. Sus ojos permanecen abiertos mientras está en visión.
  • 2 Corintios 12:2-4. Es inconsciente de lo que lo rodea.

ELLEN G. WHITE COMO PROFETA DE NUESTROS DÍAS

Presentaba las características de un verdadero profeta:

  1. Todos sus escritos (50 libros impresos hoy; alrededor de 45.000 páginas escritas para libros y periódicos) están en armonía con la Biblia y los profetas que la precedieron.
  2. Dio los mensajes de Dios y no los suyos propios. En efecto, escribió: «No conozco las razones de esto, pero os doy las instrucciones que me son dadas.» Counsels on Diet and Food, pág. 344.
  3. Vivió una vida santa.
  4. Dio muchos testimonios condenando la vida de la gente con la que trabajaba.
  5. Muchas de las cosas que predijo ya se han cumplido (Las dos guerras mundiales, la unión de las iglesias, sucesos en la iglesia de los Adventistas del Séptimo Día). Y la mayoría de sus consejos referentes a la salud han sido corroborados por los científicos (el peligro de comer carne, las causas del cáncer, corrientes eléctricas en el cuerpo, la importancia de la higiene y el peligro de la hipnosis).
  6. Elevó a Cristo.
  7. Dio gloria a Dios, nunca a sí misma.
  8. Todas las características físicas descritas en las Escrituras que ocurren cuando un profeta está en éxtasis estuvieron presentes en las visiones de la hermana White.
  9. Como prácticamente carecía de educación formal (había cursado el tercer grado de primaria solamente debido a su accidente), el gran conocimiento que transmitió con respecto a las profecías, la religión, la ciencia médica, la ecología, la higiene, el régimen alimenticio y la psicología, mucho de lo que la ciencia confirma hoy, no podía venir de ella misma, sino que eran mensajes de Dios.

Ellen G. White predijo:

  1. La unificación de los católicos, protestantes y espiritistas para pisotear los derechos de conciencia.
  2. La destrucción de grandes ciudades.
  3. El cumplimiento de todas las profecías bíblicas dando detalles adicionales.

«Dios se ha dignado a comunicar la verdad al mundo por medio de instrumentos humanos, y él mismo, por su Santo Espíritu, habilitó a hombres y los hizo capaces de realizar esta obra. Guió la inteligencia de ellos en la elección de lo que debían decir y escribir. El tesoro fue confiado a vasos de barro, pero no por eso deja de ser del cielo. Aunque llevado a todo viento en el vehículo imperfecto del idioma humano, no por eso deja de ser el testimonio de Dios; y el hijo de Dios, obediente y creyente, contempla en ello la gloria de un poder divino, lleno de gracia y de verdad.» El Conflicto de los Siglos, pág. 10.