Desastres naturales

Señales del fin de todas las cosas

“Señales de un carácter sumamente alarmante aparecen en forma de inundaciones, huracanes, tornados, turbiones, desastres por mar y tierra, que proclaman la proximidad del fin de todas las cosas. Los juicios de Dios están cayendo sobre el mundo para que los hombres puedan despertarse  ante la realidad de que Cristo vendrá rápidamente.” Review and Herald 8 de noviembre de 1892.

“Antes que el Hijo del Hombre aparezca en las nubes del cielo, todo estará convulsionado en la naturaleza. Rayos del cielo unidos con el fuego interno de la tierra harán que las montañas ardan como un horno y que hagan fluir sus torrentes de lava sobre aldeas y ciudades. Masas de rocas derretdas, arrojadas dentro del agua por el solevantamiento de cosas ocultas dentro de la tierra, harán que hierva el agua y despida rocas y tierra. Habrá formidables terremotos y gran destrucción de vidas humanas. Pero, así como Noé fue protegido en los días del gran diluvio dentro del arca que Dios había preparado para él, así también en estos días de destrucción y calamidades de Dios será el refugio de los que creen en él. (Se cita Salmo 91:9-10; 27:5” Carta 258 de 1907

Las armas reservadas de Dios

“Dios tiene en reserva en las entrañas de la tierra las armas que usará para destruir a la raza pecadora… En la conflagración final, Dios en su ira enviará rayos del cielo que se unirán con el fuego interior de la tierra. Las montañas arderán como un horno y vertirán torrentes de lava. (Se cita Nahum 1:5-6; Salmo 144:5-6)” Manuscrito 21 de 1902