Daniel 2 : El destino final de las naciones

EL SUEÑO

  • Daniel 2:1-9. La historia del sueño olvidado.
  • Daniel 2:10, 11. El fracaso de los magos, astrólogos y adivinos caldeos para contar el sueño.
  • Daniel 2:12, 13. La furia del rey contra estos sabios, que incluiría a Daniel y sus compañeros. (Los hombres del Dios vivo)
  • Daniel 2:17-23. Oración pidiendo la revelación del sueño y agradecimiento por la respuesta.
  • Daniel 2:28. Profecías sobre los días del fin.
  • Daniel 2:31-35. El sueño.

LA INTERPRETACIÓN

  • Daniel 2:37, 38. Cabeza de oro – primer imperio mundial de Babilonia. (606-538 a. C.)
  • Daniel 2:39. Pecho y brazos de plata – segundo imperio mundial de Medo Persia. (538-331 C. )
  • Daniel 2:39. Vientre y muslos de bronce – tercer imperio mundial de Grecia (331168  a.C. )
  • Daniel 2:40. Piernas de hierro – cuarto imperio mundial de Roma. (168 a.C. a 476 d. C.)
  • Daniel 2:41, 42. Pies y 10 dedos mezcla de hierro y arcilla – Roma fue dividida en 10 partes por la invasión de las tribus barbarias entre los años 351 y 476 (según lo que acuerdan los historiadores). Algunas partes serían fuertes y otras débiles.
  • Daniel 2:43. Estas 10 divisiones (lombardos, francos, ostrogodos, visigodos, burgundios, suevos, hérulos, vándalos, alamanes, sajones) se transformaron en los siguientes países: Italia, Francia, Inglaterra, Austria, Bélgica, holanda, España, Portugal, Alemania y Suiza. Como dice la profecía, han tratado de unirse por medio de matrimonios reales. También, hombres de poder como Carlomagno, Napoleón y Hitler trataron de unificar a Europa y aún hoy se hacen esfuerzos. Pero Dios dijo que permanecerían separados de la misma manera que el hierro no se mezcla con la arcilla.
  • Daniel 2:44. Estas 10 naciones europeas permanecerán separadas una de la otra hasta que Cristo venga y destruya los reinos del mundo. Ningún otro imperio mundial se levantaría después de la caída de Roma en 476 a. C.
  • Daniel 2:44, 45. La piedra es Cristo y los justos son la montaña que llenará la nueva tierra. (Versículo 35)
  • Daniel 2:45. El sueño es verdadero.

«En los anales de la historia humana, el desarrollo de las naciones, el nacimiento y la caída de los imperios, parecen depender de la voluntad y las proezas de los hombres; y en cierta medida los acontecimientos se dirían determinados por el poder, la ambición y los caprichos de ellos. Pero en la Palabra de Dios se descorre el velo, y encima, detrás y a través de todo el juego y contrajuego de los humanos intereses, poder y pasiones, contemplamos a los agentes del que es todo misericordioso, que cumplen silenciosa y pacientemente los designios y la voluntad de Él.» Patriarcas y Profetas, pág. 251.