¡Cuidado con la nueva organización!

Antecedente de 1893: “Las falsas doctrinas constituyen una de las influencias satánicas que actúan en la iglesia, e introducen en ella a los de corazón inconverso. Los hombres no obedecen las palabras de Jesucristo para buscar unidad de fe, espíritu y doctrina. No trabajan por la unidad del Espíritu por la cual oró Jesús, la cual influiría a fin de que el testimonio de los discípulos de Cristo fuera eficaz para convencer al mundo de que Dios ha enviado a su Hijo a esta tierra, “para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” — La Iglesia Remanente, pág. 68

Pregunta de meditación: ¿Eran las enseñanzas de Stanton conforme a un Escrito Está? ¿Puede una organización que ha cambiado las sendas antiguas, seguir siendo la Iglesia Remanente?

Texto de meditación: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.” — 1 Timoteo 4:1


UNA NUEVA ORGANIZACIÓN PREDICHA

¿Qué seria advertencia nos dio Dios por medio de su mensajera? 1 Corintios 3:11

“El Señor ha declarado que la historia pasada se habrá de repetir cuando entremos en la fase final de la obra. Cada verdad que haya dado para estos postreros días debe ser proclamada al mundo. Todo pilar que estableció debe ser fortalecido. No podemos apartarnos ahora del fundamento que Dios asentó. No podemos entrar ahora en una nueva organización; porque esto significaría apostatar de la verdad.” — Joyas de los Testimonios, Tomo II, pág. 363

¿En qué consistiría esa nueva organización? Gálatas 1:7; Judas 4

“El enemigo de las almas ha procurado introducir la suposición de que había de realizarse una gran reforma entre los adventistas del séptimo día, y que esa reforma consistiría en renunciar a las doctrinas que están en pie como las columnas de nuestra fe y que había de comenzar un proceso de reorganización. Si se efectuara esta reforma, ¿qué resultaría? Los principios de verdad que Dios en su sabiduría ha dado a la iglesia remanente serían descartados.” — Mensajes Selectos, Tomo I, págs. 238-239

¿Cuál sería el resultado? Romanos 1:21

“Sería cambiada nuestra religión. Los principios fundamentales que han sostenido la obra durante los últimos cincuenta años serían considerados como error. Se establecería una nueva organización. Se escribirían libros de una nueva orientación. Se introduciría un sistema de filosofía intelectual. Los fundadores de ese sistema irían a las ciudades y harían una obra maravillosa. Por supuesto, se tendría poco en cuenta el sábado y también al Dios que lo creó. No se permitiría que nada se interpusiera en el camino del nuevo movimiento. Los dirigentes enseñarían que la virtud es mejor que el vicio, pero habiendo puesto de lado a Dios, resolverían depender del poder humano, que no tiene valor sin Dios. Su fundamento estaría edificado sobre la arena, y la tormenta y la tempestad barrerían la estructura.” — En los Lugares Celestiales, pág. 283

DOS GRUPOS DE ADVENTISTAS

¿Qué mandato ha desatendido la mayoría de las organizaciones adventistas? Deuteronomio 7:6-7; Santiago 4:4 ¿Qué aconsejan sus dirigentes para ganar el favor del mundo y de las otras iglesias caídas?

 “Me fue presentado un grupo de personas bajo el nombre de adventistas del séptimo día, que aconsejaban que el estandarte o la señal que nos hace un pueblo singular no se hiciera ondear en forma tan destacada; como razón de esto sostenían que no era la mejor política para asegurar el éxito de nuestras instituciones.” — Mensajes Selectos, Tomo II, pág. 443.

“¿Se retirará el arca del pacto de entre su pueblo? ¿Se ocultarán los ídolos? ¿Se introducirán falsos principios y falsos preceptos en el santuario?… Es exactamente esa la dirección que nos está conduciendo directamente el enemigo, mediante hombres no consagrados y ciegos.” — Counsels to Writers and Editors, 95-96.

¿Qué posición deben tomar los fieles? 1 Timoteo 4:16

“Vi que una compañía se mantenía de pie bien guardada y firme, negando su apoyo a aquellos que querían trastornar la fe establecida del cuerpo.  Dios miraba con aprobación a esa compañía.” Primeros Escritos, pág. 258.

“En un sentido muy especial, los adventistas del séptimo día han sido colocados en el mundo como centinelas y transmisores de luz. A ellos ha sido confiada la tarea de dirigir la última amonestación a un mundo que perece. La Palabra de Dios proyecta sobre ellos una luz maravillosa. Una obra de la mayor importancia les ha sido confiada: proclamar los mensajes del primero, segundo y tercer ángeles. Ninguna otra obra puede ser comparada con esta y nada debe desviar nuestra atención de ella.” —  Joyas de los Testimonios, Tomo III, pág. 288  

¿Cómo debemos considerar a cualquiera, incluido un ángel, que enseñe un mensaje distinto? Gálatas 1:8 ¿Qué se dijo de los dirigentes de la organización adventista en los días de la hermana White?

“Hay algunos que en pasado han tenido una experiencia correcta, pero que han cambiado de líder. No todos, pero muchos han sido engañados. Hay dirigentes quienes, antes de que Dios pueda ser su Señor y aceptarlos, deben primero convertirse y ser conducidos de vuelta a Dios. La belleza de su santidad es eclipsada por sus palabras y acciones no santificadas. Son extraños para Dios. No tienen ninguna unión con Él.” — Special Testimonies, Serie B, pág. 19.

“Este es un tiempo en el que el poder engañoso de Satanás es ejercido, no sólo sobre las mentes delos que son jóvenes e inexpertos, sino sobre las mentes de hombres y mujeres de años maduros y de mucha experiencia. Hombres en posiciones de responsabilidad están en peligro de cambiar de líder. Esto lo sé; porque me ha sido claramente revelado. Se me ha instruido que el enemigo trata de unirse a los hombres que llevan grandes responsabilidades en la obra del Señor, para poder llenar sus mentes con planes malignos. Bajo su influencia, hombres sugerirán muchas cosas que son contrarias a la mente de Dios.” — Special Testimonies, Serie B, pág. 48. 

¿Cuál es nuestra única seguridad? Judas 3 ¿En qué peligro se encuentran los que siguen una organización ciegamente?

“La Palabra de Dios debe ser reconocida sobre toda otra legislación humana. Un “Así dice Jehová” no ha de ser puesto a un lado por un “Así dice la iglesia” o un “Así dice el estado”. La corona de Cristo ha de ser elevada por sobre las diademas de los potentados terrenales.” — Conflicto y Valor, pág. 329

“No podemos aceptar con seguridad las opiniones de ningún hombre, por muy erudito que sea, a menos que estén en armonía con las palabras del gran Maestro. Se nos presentarán las opiniones de hombres que yerran para que las aceptemos, pero la Palabra de Dios es nuestra autoridad, y nunca debemos aceptarlas enseñanzas humanas sin tener la evidencia más concluyente de que concuerdan con la enseñanza de la Palabra de Dios. Debemos tener la certeza de que estamos sobre la plataforma de la verdad eterna: la Palabra del Dios vivo.” — Carta 25 de 1903.

LA APOSTASÍA OMEGA

¿Qué estaba predicho? 1 Timoteo 4:1 ¿Cómo se le mostró esta apostasía a la mensajera del Señor? ¿Cuál sería uno de los temas más importantes de esa apostasía?

“Sabía que la omega seguiría poco después, y temblé por nuestro pueblo… Pocos pueden discernir el resultado de fomentar las falsedades defendidas por algunos en este tiempo. Pero el Señor ha levantado la cortina y me ha mostrado el resultado que se produciría. Las teorías espiritualistas acerca de la personalidad de Dios, seguidas hasta sus conclusiones lógicas, destruyen todo el sistema cristiano. Anulan la luz que Cristo, al descender del cielo, dio a Juan para que éste diera a las gentes. Enseñan que las escenas que están precisamente delante de nosotros no son de suficiente importancia para que se les preste atención. Anulan la verdad de origen divino y despojan al pueblo de Dios de su experiencia pasada, dándole en cambio una falsa ciencia.”  — Mensajes Selectos, Tomo I, págs. 237-238

[Nota: Este tema se desarrollará en una de nuestros siguientes folletos de las Lecciones Bíblicas de la Escuela Sabática.]

Hoy día vemos cumplirse esta profecía ante nuestros ojos, tanto los trinitarios al estilo católico como los antitrinitarios de toda gama, en el adventismo, han caído en esta trampa. ¿Qué posición debe tomar el verdadero pueblo de Dios? Deuteronomio 29:29

“He sido instruida para que diga: No hay que confiar en las opiniones de los que buscan ideas científicas avanzadas. Se han hecho exposiciones como la siguiente: “El Padre es como la luz invisible; el Hijo es como la luz encarnada; y el Espíritu es como la luz derramada”. “El Padre es como el rocío, vapor invisible; el Hijo es como el rocío reunido en bellísimas gotas; el Espíritu es como el rocío derramado en el asiento de la vida”. Otra exposición es ésta: “El Padre es como el vapor invisible; el Hijo es como la nube plomiza; el Espíritu es la lluvia que cae y obra con poder refrescante”.

“Todas estas representaciones espiritistas no son absolutamente nada. Son imperfectas y falsas. Debilitan y disminuyen la Majestad que no puede compararse a ninguna cosa de origen terrenal. Dios no puede compararse con las cosas que sus manos han creado. Estas no son más que cosas terrenales, que sufren bajo la maldición de Dios a causa de los pecados del hombre. El Padre no puede describirse mediante las cosas de la tierra. El Padre es toda la plenitud de la Divinidad corporalmente, y es invisible para los ojos mortales. El Hijo es toda plenitud de la Divinidad manifestada…

“El Consolador que Cristo prometió enviar después de ascender al cielo, es el Espíritu en toda la plenitud de la Divinidad, poniendo de manifiesto el poder de la gracia divina a todos los que reciben a Cristo y creen en él como un Salvador personal. Hay tres personas vivientes en el trío celestial; en el nombre de estos tres grandes poderes—el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo—son bautizados los que reciben a Cristo mediante la fe, y esos poderes colaborarán con los súbditos obedientes del cielo en sus esfuerzos por vivir la nueva vida en Cristo.” —  El Evangelismo, págs. 445-446

“Necesitamos comprender que el Espíritu Santo, que es una persona, así como Dios es persona.” — El Evangelismo, pág. 447.

“No es esencial para nosotros ser capaces de definir con precisión qué es el Espíritu Santo. Cristo nos dice que el Espíritu es el Consolador, “el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre.” (Juan 15: 26.) Se asevera claramente tocante al Espíritu Santo, que, en su obra de guiar a los hombres a toda verdad, “no hablará de sí mismo.” (Juan 16:13)

“La naturaleza del Espíritu Santo es un misterio. Los hombres no pueden explicarla, porque el Señor no se la ha revelado. Los hombres de conceptos fantásticos pueden reunir pasajes de las Escrituras y darles interpretación humana; pero la aceptación de esos conceptos no fortalecerá a la iglesia. En cuanto a estos misterios, demasiado profundos para el entendimiento humano, el silencio es oro.” — Hechos de los Apóstoles, págs. 42-43. 

¿Qué maravillosa verdad, le ha sido revelada al pueblo adventista? Hebreos 8:1-2 Sin embargo, ¿Qué engaño circula libremente aún entre el ministerio de las organizaciones adventistas?

“La mente de los creyentes debía ser dirigida al Santuario celestial, donde Cristo ha entrado para hacer expiación por su pueblo.” — Mensajes Selectos Tomo I, pág. 77.

“La correcta comprensión del ministerio en el Santuario celestial es el fundamento de nuestra fe.”— El Evangelismo, pág. 165.

“El fundamento de nuestra fe, que fue establecido con tanta oración, con tan fervoroso escudriñamiento de las Escrituras, estaba siendo demolido columna tras columna. Nuestra fe iba a quedar sin fundamento sobre el cual apoyarse; se eliminó el santuario, se eliminó la expiación… ¿Les sorprende que tenga algo que decir cuando veo que las columnas de nuestra fe comienzan a ser removidas? Se enseñan teorías seductoras, de tal forma que no las reconoceremos a menos que tengamos un claro discernimiento espiritual.” — Alza tus ojos, pág. 150

¿Qué don precioso le concedió Dios a su Iglesia Remanente? Apocalipsis 12:17; 19:10 ¿Qué está tratando de hacer Satanás, en contra de los Escritos de los Testimonios?

“Durante medio siglo he sido la mensajera del Señor, y mientras siga viviendo seguiré llevando los mensajes que Dios me dé para Su pueblo. No me atribuyo ninguna gloria a mí misma. En mi juventud el Señor me hizo Su mensajera, para comunicar a Su pueblo Testimonios de ánimo, de advertencia y de reproche. Durante sesenta años he estado en comunicación con los mensajeros celestiales y he aprendiendo constantemente con referencia a las cosas divinas, y con respecto a la manera en que Dios está trabajando continuamente para sacar a las almas del error de sus caminos y traerlas a la luz de Dios” — Mensajes Selectos, Tomo III, pág.  71

“Satanás está constantemente intentando introducir lo espurio a fin de apartar de la verdad. El ultimísimo engaño de Satanás será hacer sin efecto el testimonio del Espíritu de Dios. ‘Donde no hay visión el pueblo perece’ (Proverbios 29:18). Satanás trabajará hábilmente en diferentes formas y mediante diferentes instrumentos para perturbar la confianza del pueblo remanente de Dios en el testimonio verdadero. Se encenderá un odio satánico contra los Testimonios. La obra de Satanás será perturbar la fe de las iglesias en ellos [en los Testimonios]: Satanás no puede disponer de una senda tan clara para introducir sus engaños y atar a las almas con sus errores si se obedecen las amonestaciones y reproches del Espíritu de Dios.” — Mensajes Selectos, Tomo I, págs. 54-55

¿Por qué Satanás odia tanto, los Escritos de la mensajera del Señor? Proverbios 29:18

“El ultimísimo engaño de Satanás será el dejar sin efecto el Testimonio del Espíritu de Dios. ‘Donde no hay visión el pueblo perece.’ (Prov 29:18). Satanás trabajará hábilmente en diferentes formas y mediante diferentes instrumentos para alterar la confianza del pueblo remanente de Dios en el Testimonio verdadero.” — Mensajes Selectos, Tomo I, pág. 54

“Es el plan de Satanás debilitar la fe del pueblo de Dios en los Testimonios. El siguiente paso será el escepticismo con respecto a los puntos vitales de nuestra fe, los pilares de nuestra posición, luego la duda sobre las Sagradas Escrituras y, finalmente, el descenso a la perdición. Cuando se duda de los Testimonios en los que una vez se creyó y se abandonan, Satanás sabe que los que han sido engañados, no se detendrán, y redobla sus esfuerzos hasta que desencadena la rebelión abierta, la cual se vuelve incurable y desemboca en la destrucción.” — Testimonios para la Iglesia, Tomo IV, pág. 209

NUESTRA ÚNICA SEGURIDAD

Siguiendo el ejemplo de los bereanos ¿Qué deben hacer los fieles en medio de la apostasía reinante? Hechos 17:11; Juan 5:39

“Solo los que hayan estudiado diligentemente las Escrituras y hayan recibido el amor de la verdad en sus corazones, serán protegidos de los poderosos engaños que cautivarán al mundo. Merced al testimonio bíblico descubrirán al engañador bajo su disfraz. El tiempo de prueba llegará para todos. Por medio de la criba de la tentación se reconocerá a los verdaderos cristianos. ¿Se sienten los hijos de Dios actualmente bastante firmes en la Palabra divina para no ceder al testimonio de sus sentidos? ¿Se atendrán ellos en semejante crisis a la Biblia y a la Biblia sola? Si ello le resulta posible, Satanás les impedirá que logren la preparación necesaria para estar firmes en aquel día. Dispondrá las cosas de modo que el camino les esté obstruido; los aturdirá con bienes terrenales, les hará llevar una carga pesada y abrumadora para que sus corazones se sientan recargados con los cuidados de esta vida y que el día de la prueba los sorprenda como ladrón.” — El Conflicto de los Siglos, págs. 609-610

¿Qué hicieron los santos de la iglesia temprana cuando la organización se apartó de la verdad y se corrompió?

“Pero no hay unión entre el Príncipe de luz y el príncipe de las tinieblas, ni puede haberla entre los adherentes del uno y los del otro. Cuando los cristianos consintieron en unirse con los paganos que sólo se habían convertido a medias, entraron por una senda que les apartó más y más de la verdad. Satanás se alegró mucho de haber logrado engañar a tan crecido número de discípulos de Cristo; luego ejerció aún más su poder sobre ellos y los indujo a perseguir a los que permanecían fieles a Dios. Los que habían sido una vez defensores de la fe cristiana eran los que mejor sabían cómo combatirla, y estos cristianos apóstatas, junto con sus compañeros semipaganos, dirigieron sus ataques contra los puntos más esenciales de las doctrinas de Cristo.

“Fue necesario sostener una lucha desesperada por parte de los que deseaban ser fieles y firmes, contra los engaños y las abominaciones que, envueltos en las vestiduras sacerdotales, se introducían en la iglesia. La Biblia no fue aceptada como regla de fe. A la doctrina de la libertad religiosa se la llamó herejía, y sus sostenedores fueron aborrecidos y proscritos.

“Tras largo y tenaz conflicto, los pocos que permanecían fieles resolvieron romper toda unión con la iglesia apóstata si ésta rehusaba aún desechar la falsedad y la idolatría. Y es que vieron que dicho rompimiento era de todo punto necesario si querían obedecer la Palabra de Dios. No se atrevían a tolerar errores fatales para sus propias almas y dar así un ejemplo que ponía en peligro la fe de sus hijos y la de los hijos de sus hijos. Para asegurar la paz y la unidad estaban dispuestos a cualquier concesión que no contrariase su fidelidad a Dios, pero les parecía que sacrificar un principio por amor a la paz era pagar un precio demasiado alto.” — El Conflicto de los Siglos, págs. 48-49