¿Creen en la trinidad?

Sobre el asunto de la Deidad, la Iglesia de los Reformadores ASD tiene una posición claramente definida en la Biblia y en los Testimonios. Creemos que la concepción de la trinidad católica y del protestantismo apóstata es un adefesio teológico; sin embargo, igualmente, creemos que la posición de algunos ministerios adventistas independientes antitrinitarios es igualmente dañina y peligrosa.

La Mensajera del Señor nos señala:

“He sido instruida para que diga: No hay que confiar en las opiniones de los que buscan ideas científicas avanzadas. Se han hecho exposiciones como la siguiente: “El Padre es como la luz invisible; el Hijo es como la luz encarnada; y el Espíritu es como la luz derramada”. “El Padre es como el rocío, vapor invisible; el Hijo es como el rocío reunido en bellísimas gotas; el Espíritu es como el rocío derramado en el asiento de la vida”. Otra exposición es ésta: “El Padre es como el vapor invisible; el Hijo es como la nube plomiza; el Espíritu es la lluvia que cae y obra con poder refrescante”. Todas estas representaciones espiritistas no son absolutamente nada. Son imperfectas y falsas. Debilitan y disminuyen la Majestad que no puede compararse a ninguna cosa de origen terrenal. Dios no puede compararse con las cosas que sus manos han creado. Estas no son más que cosas terrenales, que sufren bajo la maldición de Dios a causa de los pecados del hombre. El Padre no puede describirse mediante las cosas de la tierra. El Padre es toda la plenitud de la Divinidad corporalmente, y es invisible para los ojos mortales. El Hijo es toda plenitud de la Divinidad manifestada… El Consolador que Cristo prometió enviar después de ascender al cielo, es el Espíritu en toda la plenitud de la Divinidad, poniendo de manifiesto el poder de la gracia divina a todos los que reciben a Cristo y creen en él como un Salvador personal. Hay tres personas vivientes en el trío celestial; en el nombre de estos tres grandes poderes—el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo—son bautizados los que reciben a Cristo mediante la fe, y esos poderes colaborarán con los súbditos obedientes del cielo en sus esfuerzos por vivir la nueva vida en Cristo.—Special Testimonies, Serie B, 7:62, 63 (1905).” El evangelismo, págs. 445-446

De esta cita podemos sacar varios conceptos importantes:

  • Las explicaciones trinitarias de la cristiandad apóstata y del adventismo nominal, son opiniones humanas, un intento “científico” de describir a Dios, pero resultan en nada.
  • Las explicaciones trinitarias son imperfectas y falsas, debilitan y disminuyen la Majestad que no puede compararse a ninguna cosa de origen terrenal.
  •  “El Padre es toda la plenitud de la Divinidad corporalmente, y es invisible para los ojos mortales. El Hijo es toda plenitud de la Divinidad manifestada… El Consolador que Cristo prometió enviar después de ascender al cielo, es el Espíritu en toda la plenitud de la Divinidad.” Por lo tanto, las enseñanzas del adventismo antitrinitario, también son erradas y peligrosas al quitarle la divinidad a uno o más de los integrantes de la Deidad.
  • “Hay tres personas vivientes en el trío celestial; en el nombre de estos tres grandes poderes—el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo” Nótese que se describe a la Deidad como: tres personas, un trío, tres grandes poderes En ningún lado, se dice que los tres sean uno solo. Tres personas son tres personas, un trío son tres, tres grandes poderes son tres grandes poderes.

I-      ASPECTOS GENERALES SOBRE LA DEIDAD

 UN DIOS

 ¿Cuántos dioses hay?

1Tim.2:5; 1Cor.8:4­6 (cf. Efe.4:6; Isa.43:10­11; 44:6,8).

 Pero, ¿cómo se sabe que en la Deidad hay más que un ser divino?

Gén.1:26­27; 3:22; 11:5­9.

Nota: La palabra “Dios” es traducida del hebreo “Elohim”.  Esta palabra da lugar a la pluralidad, como también la palabra en inglés “team” (equipo).  Esto demuestra que Dios es más que un solo ser.

“Hay tres personas vivientes en el trío celestial; en el nombre de estos tres grandes poderes el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son bautizados los que reciben a Cristo mediante la fe, y esos poderes colaborarán con los súbditos obedientes del cielo en sus esfuerzos por vivir la nueva vida en Cristo”­Ev., pág. 446.

 Entonces, ¿en qué sentido la Biblia dice que Jehová Dios es Uno?

Deu.6:4; Jn.10:30; 1Jn.5:7 (Cf.Gál.3:20; Mar.12:29,32) Comparar con Gén.2:24; 11:6; Jn.17:11,20­23 (Cf.Gál.3:28).

La palabra “uno” del texto de Deu.6:4 es traducida del hebreo “ekjad”, la cual indica “unidad”. No se refiere a un solo individuo. Este es usado cuando más de una persona o cosa están unidas. “Ekjad” es diferente de la palabra hebrea “yachid” que se refiere a una sola cosa o persona.

“Cristo, el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno solo con el Padre eterno, uno solo en naturaleza, en carácter y en propósitos; era el único ser que podía penetrar en todos los designios y fines de Dios.”Patriarcas y Profetas, pág. 12.

“La personalidad del Padre y del Hijo, como también la unidad que existe entre ambos, aparecen en el capítulo décimo séptimo de Juan en la oración de Cristo por sus discípulos: ‘Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos.  Para que todos sean una cosa; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean en nosotros una cosa: para que el mundo crea que tú me enviaste.’(Vers. 20, 21.) La unidad que existe entre Cristo y sus discípulos no destruye la personalidad de uno ni de otros.  Son uno en propósito, en espíritu, en carácter, pero no en persona.  Así es como Dios y Cristo son uno.Ministerio de Curación, pág. 329.

 LA MENCIÓN DE LAS TRES PERSONAS DE LA DEIDAD

 ¿Cómo la Biblia demuestra que las tres personas de la Deidad participaron de la creación de los cielos y de la tierra?

  • El Padre: Apo.4:10­11.
  • El Hijo: Jn.1:1­3,10; Col.1:15­17.
  • El Espíritu Santo: Gén.1:1­2; Job 26:13; 33:4.

“El soberano del universo no estaba solo en su obra benéfica.  Tuvo un compañero, un colaborador que podía apreciar sus designios, y que podía compartir su regocijo al brindar felicidad a los seres creados.  ‘En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.  Este era en el principio con Dios.’ (Juan 1: 1, 2.)”­ Patriarcas y Profetas, págs. 11­12.

“Cuando Dios dijo a su Hijo: ‘Hagamos al hombre a nuestra imagen,’ Satanás sintió celos de Jesús.  Deseó que se le consultase acerca de la formación del hombre, y porque esto no se hizo, se llenó de envidia, celos y odio.  Deseó recibir los más altos honores después de Dios, en el cielo.”­ Primeros Escritos, pág.145.

 ¿Cómo se menciona a los tres dignatarios divinos en la obra de redención?

“Las Escrituras indican con claridad la relación entre Dios y Cristo, y manifiestan con no menos claridad la personalidad y la individualidad de cada uno de ellos.”­ M.C., pág. 329.

a)      Cuando Jesús iba a ser enviado: Isa.48:16­17; Heb.10:5­7.

“La Divinidad se conmovió de piedad por la humanidad, y el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se dieron a sí mismos a la obra de formar un plan de redención.  Con el fin de llevar a cabo plenamente ese plan, se decidió que Cristo, el Hijo unigénito de Dios, se entregara a sí mismo como ofrenda por el pecado.”­  Consejos Sobre la Salud, pág. 219.

b)     En el bautismo de Jesús y de nosotros: Mat.3:16­17; 28:19.

“Los ángeles de Dios acudieron al lugar de su bautismo, el Espíritu Santo descendió en forma de paloma y reposó sobre él, y mientras la gente permanecía presa de gran asombro, con los ojos fijos en él, se oyó la voz del Padre, procedente del cielo, que decía: ‘Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco’.”­ Historia de la Redención, pág. 201.

“En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo el hombre es sepultado con Cristo en el bautismo y se levanta del agua para vivir una nueva vida de lealtad a Dios. Los tres grandes poderes del cielo son testigos del acto, invisibles pero presentes.”- Comentario Bíblico ASD [Comentarios de Elena G. de White], tomo 6, pág. 1074.

“El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, poderes infinitos y omnisapientes, reciben a los que entran verdaderamente en una relación de pacto con Dios.  Están presentes en cada bautismo.”­ Comentario Bíblico ASD [Comentarios de Elena G. de White], tomo 6, pág. 1075.

c)      En la promesa de enviar al Consolador: Jn.14:26; 15:26; Gál.4:6.

“El Espíritu Santo es el representante de Cristo, pero despojado de la personalidad humana e independiente de ella.  Estorbado por la humanidad, Cristo no podía estar en todo lugar personalmente.  Por lo tanto, convenía a sus discípulos que fuese al Padre y enviase el Espíritu como su sucesor en la tierra.”­ Deseado de Todas las Gentes, págs. 622-­623.

d)     Para acercarse al Padre: Efe.2:13,18.

Podemos llegar hasta Dios por medio de los méritos de Cristo, y Dios nos invita a que le llevemos nuestras pruebas y tentaciones, pues él las comprende todas. El no quiere que digamos nuestras aflicciones a oídos humanos. Mediante la sangre de Cristo podemos llegar al trono de la gracia para el oportuno socorro. Podemos acercarnos con seguridad, diciendo: ‘Soy acepto en el Amado’. ‘Porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. . . En quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él’.”­ Comentario Bíblico ASD [Comentarios de Elena G. de White], tomo VI, pág. 1116.

e)      En la oración: Jn.14:13­14; Rom.8:26­27.

“Presentad, pues, vuestra petición ante el Padre en el nombre de Jesús.  Dios honrará tal nombre.”­P.V.G.M., págs. 113­114.

“Mis hermanos y hermanas, orad por el Espíritu Santo.  Dios respalda toda promesa que ha hecho…”­Joyas, tomo III, pág. 213.

“Cristo, nuestro Mediador, y el Espíritu Santo, constantemente están intercediendo en favor del hombre; pero el Espíritu no ruega por nosotros como lo hace Cristo, quien presenta su sangre derramada desde la fundación del mundo; el Espíritu actúa sobre nuestros corazones extrayendo oraciones y arrepentimiento, alabanza y agradecimiento.  La gratitud que fluye de nuestros labios es el resultado de que el Espíritu hace resonar las cuerdas del alma con santos recuerdos que despiertan la música del corazón.”­ Comentario Bíblico ASD [Comentarios de Elena G. de White], tomo VI, pág. 1077.

Debemos pues orar al Padre, en el nombre de Jesús, y por medio del Espíritu Santo.

 LOS ATRIBUTOS DE LA DEIDAD

1­ Atributos Naturales

  • Eterno : Gén.21:33; Deu.33:27; Jer.10:10.
  • Inmortal : 1Tim.1:17; 6:15­16.
  • Invisible : Col.1:15; Heb.11:27.
  • Inmutable : Mal.3:6; Sant.1:17; Núm.23:19.
  • Inescrutable : Rom.11:33; Isa.40:28; Job 11:7­9.
  • Incomparable : Isa.40:18; 46:9.
  • Infinito : 1Rey.8:27; Isa.44:6; 48:12.
  • Omnipotente ( Todopoderoso) : Gén.17:1; 28:3; Exo.6:3.
  • Omnipresente : Sal.139:7­12; Pro.15:3.
  • Omnisciente : Sal.139:1­6; 1Jn.3:20.
  • Presciencia : Isa.46:9­10; 48:3,5.

 2­ Atributos Espirituales

  • Santo : Lev.11:44; 19:2.
  •  Justo : Sal.119:137.
  • Misericordioso : Sal.103:17; Lam.3:22­23.
  • Verdad : Jer.10:10; Deu.32:4; Isa.65:16.
  • Amor : 1Jn.4:7­8,16.
  • Fiel : Deu.7:9; 1Cor.10:13.
  • Benigno : Sal.145:9; Rom.2:4.
  • Imparcial : Deu.10:17; Hech.10:34­35.
  • Paciente : Exo.34:6­7; 1Ped.3:9.

1 thought on “¿Creen en la trinidad?

Comments are closed.