Biblia

Es la Palabra inspirada de Dios

“Tomo la Biblia tal como es, como la Palabra inspirada. Creo en sus declaraciones, en toda la Biblia.” Manuscrito  16 de 1888

“La Biblia no es dada en grandioso lenguaje sobrehumano. Jesús tomó la humanidad para llegar al hombre donde está. La Biblia tuvo que ser dada en lenguaje de los hombres… Las palabras de la Biblia no son inspiradas, los hombres fueron los inspirados. La inspiración no se ejerce sobre las palabras  del hombre ni sus expresiones, sino sobre el hombre quien bajo la influencia del Espíritu Santo está imbuido con pensamientos. Pero, las palabras reciben la impresión de la mente individual. La mente divina se difunde. La mente y la voluntad divinas se combinan con la mente y la voluntad humanas. De este modo las expresiones del hombre son Palabra de Dios.” Manuscrito 24 de 1886

Debe ser estudiada individual y profundamente

“La Palabra de Dios es una sólida roca, y podemos afirmar nuestros pies con seguridad sobre ella. Cada alma inevitablemente será probada, cada fe y doctrina necesariamente tendrán que ser probadas por la ley y el testimonio. Miras que nadie os engañe. Las advertencias de Cristo sobre este asunto son necesarias en este tiempo, pues penetrarán entre nosotros errores y engaños y se multiplicarán a medida que nos aproximemos al fin.” Manuscrito 27 de 1894

“Es evidente que nos corresponde ser diligentes estudiantes de la Biblia para que podamos saber qué está de acuerdo con la ley y el testimonio. No hay otra forma en que podamos estar seguros. Jesús dice: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis.” Review and Herald 23 de enero de 1892

“Se debiera estudiar la Biblia con oración. Debieramos orar como David: “abre mis ojos y miraré las maravillas de tu ley.” Ningún hombre puede lograr un discernimiento íntimo de la palabra de Dios sin la iluminación del Espíritu Santo. Si tan solo nos presentáramos ante Dios como es debido, su luz brillaría sobre nosotros en rayos abundantes y claros. Así les sucedió a los primeros discípulos… (Se cita Hechos 2:1-4) Dios está dispuesto a darnos una bendición similar si lo buscamos encarecidamente.” Review and Herald 4 de junio de 1889

Todos la pueden comprender

“Agradecemos a Dios porque la Biblia está preparada tanto para el humilde como para el culto. Es adecuada para todas las edades y todas las clases.” Manuscrito 16 de 1888