Autor: misionero (Página 2 de 28)

Y me harán un santuario

Texto de meditación: “Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.” – Éxodo 25:8

PROPÓSITO

 ¿Qué hace el pecado con la relación entre Dios y el hombre? Isaías 59:2

“El pecado no solamente nos separa de Dios, sino que destruye en el alma humana tanto el deseo como la capacidad de conocerle. Por medio del pecado, queda desordenado todo el organismo humano, la mente se pervierte, la imaginación se corrompe; las facultades del alma se degradan. Hay en el corazón ausencia de religión pura y santidad. El poder convertidor de Dios no obró para transformar el carácter. El alma queda débil, y por falta de fuerza moral para vencer, se contamina y se degrada.” – Profetas y reyes, pág. 175

¿Qué evidencias tenemos de que Dios quiere habitar entre su pueblo fiel? Éxodo 25:8; Mateo 1:23; Apocalipsis 21:3

“Cuando Moisés estaba por construir el santuario como morada de Dios, se le indicó que hiciese todas las cosas de acuerdo con el modelo que se le mostrara en el monte. . . Así también Dios, deseoso de hacer de Israel su morada, le había revelado su glorioso ideal del carácter. Le mostró el modelo en el monte cuando le dio la ley desde el Sinaí.”— El Deseado de Todas las Gentes, pág. 179.

“Dios ordenó a Moisés respecto a Israel: ‘Hacerme han un santuario, y yo habitaré entre ellos (Éxodo 25:8), y moraba en el santuario en medio de su pueblo.” — El Deseado de Todas las Gentes, pág. 15.

CONFORME AL MODELO

¿Qué se le mostró a Moisés? Éxodo 25:40; Hechos 7:44 ¿Le fue mostrado también a David? I Crónicas 28:19-20

“[Dios] presentó ante Moisés un modelo en miniatura del santuario celestial y ordenó que él hiciera todas las cosas según el modelo que le fue mostrado en el monte.” — The Signs of the Times, 24 de junio de 1880.

¿Dónde está el verdadero santuario que sirvió de modelo? Hebreos 8:1-2; 9:11

“Las Escrituras contestan con claridad a la preguntita: ¿Qué es el santuario? La palabra ‘santuario,’ tal cual la usa la Biblia, se refiere; en primer lugar, al tabernáculo que construyó Moisés, como figura o imagen de las cosas celestiales; y, en segundo lugar, al ‘verdadero tabernáculo’ en el cielo, que era prefigurado por el santuario terrenal. Muerto Cristo, terminó el ritual típico. El ‘verdadero tabernáculo’ en el cielo es el santuario del nuevo pacto.”— La Fe Por la Cual Vivo, pág. 204.

“El santuario celestial, en el cual Jesús ministra, es el gran modelo, del cual el santuario edificado por Moisés no era más que trasunto”. —El Conflicto de los Siglos, pág. 466.

DOS DEPARTAMENTOS

¿Cómo estaba dividido? Hebreos 9:2–5; Éxodo 26:33

“El edificio se dividía en dos secciones mediante una bella y rica cortina, o velo, suspendida de columnas doradas; y una cortina semejante a la anterior cerraba la entrada de la primera sección. . .

“Más allá del velo interior estaba el lugar santísimo que era el centro del servicio de expiación e intercesión, y constituía el eslabón que unía el cielo y la tierra. En este departamento estaba el arca, que era un cofre de madera de acacia, recubierto de oro por dentro y por fuera, y que tenía una cornisa de oro encima. Era el repositorio de las tablas de piedra, en las cuales Dios mismo había grabado los diez mandamientos. Por consiguiente, se lo llamaba arca del testamento de Dios, o arca de la alianza, puesto que los diez mandamientos eran la base de la alianza hecha entre Dios e Israel.

“La cubierta del arca sagrada se llamaba ‘propiciatorio’. . .

“Encima del propiciatorio estaba la ‘shekinah,’ o manifestación de la divina presencia; y desde en medio de los querubines Dios daba a conocer su voluntad”. — Patriarcas y Profetas, págs. 358–360.

¿Qué contenía el lugar santo? Hebreos 9:2

“En el lugar santo se encontraba hacia el sur el candelabro, con sus siete lámparas que alumbraban el santuario día y noche; hacia el norte estaba la mesa de los panes de la proposición; y ante el velo que separaba el lugar santo del santísimo estaba el altar de oro para el incienso, del cual ascendía diariamente a Dios una nube de sahumerio junto con las oraciones de Israel.” — El Conflicto de los Siglos, pág. 464.

Por su parte, ¿qué estaba en el lugar santísimo? Hebreos 9:3–5.

“En el lugar santísimo se encontraba el arca, cofre de madera preciosa cubierta de oro, depósito de las dos tablas de piedra sobre las cuales Dios había grabado la ley de los diez mandamientos. Sobre el arca, a guisa de cubierta del sagrado cofre, estaba el propiciatorio, verdadera maravilla artística, coronada por dos querubines, uno en cada extremo y todo de oro macizo. En este departamento era donde se manifestaba la presencia divina en la nube de gloria entre los querubines.” — El Conflicto de los Siglos, pág. 464.

¿Dónde se manifestaría Dios a su pueblo? Éxodo 25:22

“La ‘shekinah,’ [era la] manifestación de la divina presencia; y desde en medio de los querubines Dios daba a conocer su voluntad. Los mensajes divinos eran comunicados a veces al sumo sacerdote mediante una voz que salía de la nube. Otras veces caía una luz sobre el ángel de la derecha, para indicar aprobación o aceptación, o una sombra o nube descansaba sobre el ángel de la izquierda, para revelar desaprobación o rechazo…

“No hay palabras que puedan describir la gloria de la escena que se veía dentro del santuario, con sus paredes doradas que reflejaban la luz de los candeleros de oro, los brillantes colores de las cortinas ricamente bordadas con sus relucientes ángeles, la mesa y el altar del incienso refulgentes de oro; y más allá del segundo velo, el arca sagrada, con sus querubines místicos, y sobre ella la santa ‘shekinah,’ manifestación visible de la presencia de Jehová; pero todo esto era apenas un pálido reflejo de las glorias del templo de Dios en el cielo, que es el gran centro de la obra que se hace en favor de la redención del hombre.” — Patriarcas y Profetas, págs. 360, 361.

SACERDOTES Y SUMO SACERDOTE

¿A quiénes escogió Dios para ser sacerdotes del santuario? Éxodo 28:1 ¿Cada cuánto debían ofrecer sacrificios? Éxodo 29:39

“Ayudado por sus hijos, Aarón ofreció los sacrificios que Dios estipulaba, y alzó sus manos y bendijo al pueblo. Todo se había hecho conforme a las instrucciones de Dios, y el Señor aceptó el sacrificio y reveló su gloria de una manera extraordinaria: descendió fuego de Dios y consumió la víctima que estaba sobre el altar.”— Patriarcas y Profetas, pág. 373.

“Mientras de mañana y de tarde los sacerdotes entraban en el lugar santo a la hora del incienso, el sacrificio diario estaba listo para ser ofrecido sobre el altar de afuera, en el atrio. Ésta era una hora de intenso interés para los adoradores que se congregaban ante el tabernáculo. Antes de allegarse a la presencia de Dios por medio del ministerio del sacerdote, debían hacer un ferviente examen de sus corazones y luego confesar sus pecados. Se unían en oración silenciosa, con los rostros vueltos hacia el lugar santo. Así sus peticiones ascendían con la nube de incienso, mientras la fe aceptaba los méritos del Salvador prometido al que simbolizaba el sacrificio expiatorio.”— Patriarcas y Profetas, págs. 366, 367.

¿A quién seleccionó Dios como sumo sacerdote? Éxodo 29:4–7. ¿Cada cuánto debía ministrar en lugar santísimo? Hebreos 9:25.

“Sólo una vez al año el sumo sacerdote podía entrar en el lugar santísimo después de preparativos sumamente solemnes y cuidadosos. Ningún ojo mortal, salvo el del sumo sacerdote, podía contemplar la sagrada grandiosidad de este compartimiento, porque era la morada especial de la gloria visible de Dios. El sumo sacerdote siempre entraba temblando, mientras la gente aguardaba su regreso en medio del más solemne silencio.”— La Historia de la Redención, tomo 1, pág. 159.

OFRENDAS

¿Qué ofrendas se debían presentar por quebrantar la ley? Levítico 4:2–6; 4:13–15; 4:22–24; 4:27–29.

“Día tras día el pecador arrepentido llevaba su ofrenda a la puerta del tabernáculo, y poniendo la mano sobre la cabeza de la víctima, confesaba sus pecados, transfiriéndolos así figurativamente de sí mismo a la víctima inocente. Luego se mataba el animal. ‘Sin derramamiento de sangre’, dice el apóstol, no hay remisión de pecados. ‘La vida de la carne en la sangre está’ (Levítico 17:11). La ley de Dios quebrantada exigía la vida del transgresor. La sangre, que representaba la vida comprometida del pecador, cuya culpa cargaba la víctima, la llevaba el sacerdote al lugar santo y la salpicaba ante el velo, detrás del cual estaba el arca que contenía la ley que el pecador había transgredido. Mediante esta ceremonia, el pecado era transferido figurativamente, por intermedio de la sangre, al santuario. En ciertos casos, la sangre no era llevada al lugar santo; pero el sacerdote debía entonces comer la carne, como Moisés lo había mandado a los hijos de Aarón, diciendo: ‘Dióla Él a vosotros para llevar la iniquidad de la congregación’ (Levítico 10:17). Ambas ceremonias simbolizaban por igual la transferencia del pecado del penitente al santuario.

Tal era la obra que se llevaba a cabo día tras día durante todo el año. Los pecados de Israel eran transferidos así al santuario, y se hacía necesario un servicio especial para eliminarlos. Dios mandó que se hiciera una expiación por cada uno de los departamentos sagrados.”—El Conflicto de los Siglos, págs. 470, 471.

¿Nació el sistema de sacrificios, en el desierto? Gálatas 3:19; Génesis 3:15; 4:3–5 

“Cuando el hombre cayó a causa de su transgresión, la ley no fue cambiada, sino que se estableció un sistema de redención para hacerle volver a la obediencia. Se le dio la promesa de un Salvador, y se establecieron sacrificios que dirigían sus pensamientos hacia el futuro, hacia la muerte de Cristo como supremo sacrificio. Si nunca se hubiera violado la ley de Dios, no habría habido muerte ni se habría necesitado un Salvador, ni tampoco sacrificios.”— Patriarcas y Profetas, pág. 378.

¿Cuándo quedó abolido ese sistema de sacrificios? Hebreos 10:1–3.

“Después de que Cristo murió en la cruz como una ofrenda por el pecado, la ley ceremonial no podía tener fuerza. Sin embargo, estaba relacionada con la ley moral y era gloriosa. El conjunto llevaba el sello de la divinidad y expresaba la santidad, la justicia y la rectitud de Dios. Y si la ministración de la dispensación que iba a abolirse era gloriosa, ¿cuánto más gloriosa debía ser la realidad, cuando Cristo fuera revelado impartiendo su Espíritu que da vida y santifica a todos los que creen?”— Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 280.

EL ARCA DEL PACTO

¿Qué objetos contenía el Arca que estaba en el Lugar Santísimo? Hebreos 9:4; Éxodo 31:18; 40:20; Números 17:10; Éxodo 16:33-35

“La ley de Dios, guardada como reliquia dentro del arca, era la gran regla de la rectitud y del juicio. Esa ley determinaba la muerte del transgresor; pero encima de la ley estaba el propiciatorio, donde se revelaba la presencia de Dios y desde el cual, en virtud de la expiación, se otorgaba perdón al pecador arrepentido.” —Patriarcas y Profetas, pág. 361.

“El maná que caía del cielo para el sustento de Israel era un símbolo de Aquel que vino de Dios a dar vida al mundo.” —Patriarcas y Profetas, pág. 303.

“’La vara de Aarón de la casa de Leví [que] había brotado’… El milagro decidió definitivamente el asunto del sacerdocio. Quedó plenamente probado que Moisés y Aarón habían hablado por autoridad divina.” — Patriarcas y Profetas, págs. 426, 427.

La ley de Dios, el centro del conflicto

Texto de meditación: “Tu justicia es justicia eterna, y tu ley la verdad.” – Salmo 119:142

ETERNA

¿Desde cuándo existía la santa Ley de Dios? Salmo 111:7-8

“La ley de Dios existía antes que el hombre fuera creado. Los ángeles eran gobernados por ella.” – The Spirit of Prophecy, tomo 1, pág. 261.

“Los ángeles fueron creados llenos de bondad y amor. Ellos tenían un amor supremo a su Dios y desinteresado entre sí, y eran impulsados a complacerlo mediante este amor. La ley de Dios no era un yugo penoso para ellos, sino que se deleitaban cumpliendo sus mandamientos, escuchando la voz de su Palabra.”–The Signs of the Times, 28 de abril de 1890.

“La ley de Dios es inmutable; y aunque los seres humanos la han despreciado, desdeñado y rechazado, estará por siempre tan firme como el trono de Jehová.” – The Review and Herald, 24 de septiembre de 1901.

¿Cómo se define el pecado? I Juan 3:4 ¿Cuál fue el origen del pecado en el enemigo de Dios?

“El mal se originó con la rebelión de Lucifer. Se introdujo en el cielo cuando él rehusó lealtad a la ley de Dios. Satanás fue el primer transgresor de la ley.”– The Review and Herald, 4 de junio de 1901.

¿Cómo define Dios mismo su santa ley? Salmo 19:7

“Como Creador de todo, Dios gobierna, sobre todo, y sin duda, hace cumplir su ley a lo largo del universo. Exigir de sus criaturas algo menos que la obediencia a su ley sería abandonarlas a la ruina. No castigar la transgresión de su ley sería dejar el universo en confusión. La ley moral es una barrera de Dios entre el agente humano y el pecado. De ese modo, la sabiduría infinita ha puesto ante los hombres la distinción entre el bien y el mal, entre el pecado y la santidad.”– The Signs of the Times, 5 de junio de 1901.

“Por su propio curso de acción Satanás ha forjado una cadena con la cual será sujetado. Los habitantes del universo celestial serán testigos de la justicia de Dios en su destrucción. El cielo ha visto por si mismo qué cielo habría, si se le permitiera permanecer en él. Todos los seres no caídos están ahora unidos: que la ley de Dios es inmutable.”– The Signs of the Times, 27 de agosto de 1902.

DADA AL HOMBRE

¿Quiénes fueron un claro ejemplo de obediencia a los mandamientos de Dios, antes del Sinaí? Génesis 7:5; 26:5

“Cada paso que Noé y Abrahán alcanzaron en la obediencia a la palabra de Dios fue un paso de victoria. Un ‘Así dice el Señor’ fortaleció a Noé haciendo su obra de advertir al mundo. El testimonio con respecto a Noé es: ‘E hizo Noé conforme a todo lo que le mandó Jehová’ (Génesis 7:5). El camino de la obediencia es el camino en que se halla nuestra seguridad; porque son los de buena voluntad y los obedientes que comerán el bien de la tierra. Si guardamos los mandamientos de Dios, podemos reclamar sus promesas en toda su plenitud.” – The Signs of the Times, 31 de marzo de 1890.

¿Quiénes proclamaron la ley en el Sinaí? Éxodo 19:20; 20:1

“Cuando fue promulgada la ley, el Señor el Creador del cielo y de la tierra, estuvo al lado de su Hijo, rodeado por el fuego y el humo del monte. No fue aquí donde la ley fue dada primero, sino que fue proclamada para que los hijos de Israel, cuyas ideas se habían vuelto confusas en su relación con los idólatras de Egipto, pudieran recordar sus términos y entender lo que constituye el verdadero culto de Jehová.”— La Fe Por la Cual Vivo, pág. 204.

¿Qué obra no permitió Dios, hacer a ningún hombre? Éxodo 24:12; 31:18; Deuteronomio 4:13.

“[El Señor] no confió… sus preceptos a la memoria de un pueblo inclinado a olvidar sus requerimientos, sino que los escribió sobre tablas de piedra. Quiso alejar de Israel toda posibilidad de mezclar las tradiciones paganas con sus santos preceptos, o de confundir sus mandamientos con costumbres o reglamentos humanos…

“Si el hombre hubiera guardado la ley de Dios, tal como le fue dada a Adán después de su caída, preservada por Noé y observada por Abrahán, no habría habido necesidad del rito de la circuncisión. Y si los descendientes de Abrahán hubieran guardado el pacto del cual la circuncisión era una señal, jamás habrían sido inducidos a la idolatría, ni habría sido necesario que sufrieran una vida de esclavitud en Egipto; habrían conservado el conocimiento de la ley de Dios y no habría sido necesario proclamarla desde el Sinaí, o grabarla sobre tablas de piedra.” – Patriarcas y Profetas, pág. 379.

UNA PRUEBA DE AMOR

¿Cómo demostramos nuestro amor por Dios? Juan 14:15

“El camino de la obediencia es el camino en que se halla nuestra seguridad; porque son los de buena voluntad y los obedientes que comerán el bien de la tierra. Si guardamos los mandamientos de Dios, podemos reclamar sus promesas en toda su plenitud. Muchos se sienten tan indignos que no se atreven siquiera a elevar sus ojos al cielo, como el pobre publicano. Deben reanimar la fe. Debemos tener una fe inteligente; no sólo debemos decir que creemos, sino que con mansedumbre y confianza debemos ser capaces de definir qué creemos, y por qué lo hacemos. Debemos ejercer una fe viva, no una ciega credulidad. Todo el cielo está a disposición de los que guardan los mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús.

“Necesitamos ascender a una norma más elevada, ir hacia adelante y reclamar nuestros elevados privilegios. Debemos caminar humildemente con Dios, sin jactarnos orgullosamente de la perfección de carácter, reclamando con fe sencilla cada promesa de la palabra de Dios; porque ellas no son para los transgresores de la ley de Dios, sino para los obedientes. Debemos creer sencillamente el testimonio de Dios y tener completa dependencia de Él, y cualquier posibilidad de ensalzamiento u orgullo será quitada. Indudablemente somos salvos por la fe, no por una fe pasiva, sino por la fe que obra por el amor, y purifica el alma. La mano de Cristo puede alcanzar al mayor pecador y devolverlo de la transgresión a la obediencia; pero ningún cristianismo es tan elevado que pueda superar los requisitos de la santa ley de Dios. Esto estaría más allá del poder de Cristo para ayudar, estaría fuera de sus enseñanzas y de su ejemplo; porque Él dice: ‘yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor’ (Juan 15:10), y todos los que siguen a Cristo rendirán obediencia a la santa ley de Dios.”– The Signs of the Times, 31 de marzo de 1890.

¿Qué se puede ver fácilmente? Malaquías 3:18; I Juan 2:3-6

“La ley de Dios es la gran norma de justicia, y medirá la profesión y el progreso de cada hombre. Es un espejo que descubre los defectos de nuestros caracteres y nos muestra los requerimientos de Dios. Es santa, justa y buena.” – The Signs of the Times, 30 de marzo de 1888.

¿Cómo se reconoce al verdadero cristiano? I Juan 5:2-3

“Los que deshonran a Dios transgrediendo su ley pueden hablar de santificación; pero es del mismo valor, y tan aceptable, como lo fue la ofrenda de Caín. La obediencia a los mandamientos de Dios es la única verdadera señal de santificación… Nuestro Salvador habla tan sencillamente que nadie puede dejar de entender que el verdadero amor siempre producirá obediencia. La obediencia es la señal del verdadero amor. Cristo y el Padre son uno y los que en verdad reciben a Cristo amarán a Dios como el gran centro de su adoración y también se amarán unos a otros; y haciendo así guardarán la ley.” – The Review and Herald, 26 de octubre de 1897.

“La religión que proviene de Dios es la única que conducirá a Dios. A fin de servirle debidamente, debemos nacer del Espíritu divino. Esto purificará el corazón y renovará la mente, dándonos una nueva capacidad para conocer y amar a Dios. Nos inspirará una obediencia voluntaria a todos sus requerimientos. Tal es el verdadero culto.”– El Deseado de Todas las Gentes, pág. 159.

SIERVOS DE SATANÁS

 ¿Cómo llaman las Escrituras a la iglesia desobediente? Apocalipsis 3:9; Efesios 2:2; 2 Timoteo 3:13.

 “Satanás tiene una gran confederación, su iglesia. Cristo la llama la sinagoga de Satanás, porque sus miembros son los hijos del pecado. Los miembros de la iglesia de Satanás han estado constantemente trabajando para desechar la ley divina, y confundir la distinción entre el bien y el mal. Satanás está trabajando con gran poder en los hijos de desobediencia y por medio de ellos para exaltar la traición y la apostasía como verdad y lealtad.” – Testimonios para los Ministros, pág. 16.

 “La obra de Satanás en nuestro mundo actual es destruir la imagen moral de Dios en el hombre, invalidando la ley divina; y nuestros enemigos son inspirados por su espíritu. Al desechar la gran norma del carácter de Dios, puede pervertir la naturaleza humana y conquistar a hombres y mujeres bajo su estandarte; porque ‘donde no hay ley, tampoco hay transgresión’ (Romanos 4:15). Con qué triunfo, mira entonces, al profeso mundo cristiano, cuando hacen con empeño la misma obra que él está haciendo.” – The Review and Herald, 26 de enero de 1897.

¿Qué grave equivocación comenten muchos líderes religiosos? Isaías 4:1; Mateo 5:19

“Hay muchos que dicen: ‘Denme a Cristo, pero no quiero saber nada de la ley.’ Hablan de la gracia de Cristo, pero no conocen el significado de gracia; porque Dios no usa su gracia para invalidar la ley. Satanás ha confundido sus mentes, llevándolos a mirar a la ley como un yugo de esclavitud, un obstáculo a la espiritualidad. Hablan de fe, pero no distinguen el significado de la palabra; porque la fe nunca es hallada prescindiendo de la verdad. La paz de la cual se jacta su fe es impartida por la confianza de su justicia propia. Nadie puede afirmar que ha sido acepto por Cristo y vive sin pecado, mientras al mismo tiempo está, como Lucifer, emprendiendo la guerra contra la ley de Dios, ayudando al enemigo en la misma obra que él comenzó en el cielo y lleva adelante en esta tierra.

“Millares están transgrediendo hoy la ley de Dios, defendiendo ideas que por generaciones Satanás ha estado elaborando. A semejanza de los orgullosos fariseos, son ignorantes tanto de las Escrituras como del poder de Dios.”– The Signs of the Times, 31 de julio de 1901.

UNA NORMA VIGENTE

¿Qué rol a determinado Dios para su santa ley? Eclesiastés 12:13-14; Santiago 2:12

“Dios tiene una ley, y ésta es la gran norma de justicia. Todo el que ha abusado de la misericordia de Dios, y ha practicado la iniquidad, será juzgado de acuerdo con sus obras. Dios nos ha amonestado a apartarnos de toda iniquidad. Él os ha ordenado individualmente que resistáis al diablo, no que lo alojéis como un huésped honrado.” –Testimonios para los Ministros, pág. 448.

“Los hombres pueden cerrar sus ojos a las claras verdades de la Palabra de Dios, pueden pisotear su ley bajo sus pies; pero la ley, instituida al principio, proclamada desde el Sinaí y grabada en las tablas de piedra, los juzgará en el día final.” –The Signs of the Times, 5 de agosto de 1886.

“La ley de Dios es la regla por la cual los caracteres y las vidas de los hombres serán probados en el juicio.” –El Conflicto de los Siglos, pág. 536.

¿Cómo sabemos que la ley no fue abolida? Romanos 3:31; Lucas 16:17

“Satanás declaró que la misericordia destruía la justicia, que la muerte de Cristo abrogaba la ley del Padre. Si hubiese sido posible que la ley fuera cambiada o abrogada, Cristo no habría necesitado morir. Pero abrogar la ley sería inmortalizar la transgresión y colocar al mundo bajo el dominio de Satanás. Porque la ley era inmutable, porque el hombre podía ser salvo únicamente por la obediencia a sus preceptos, fue levantado Jesús en la cruz.” – El Deseado de Todas las Gentes, pág. 711.

“Si Dios pudiera cambiar una jota de su ley, no hubiera sido necesario que Jesús viniera a nuestro mundo para morir. Pero nuestro Salvador, que era igual que el mismo Dios, vino a nuestro mundo y sufrió la muerte en la cruz, para dar al hombre otra oportunidad.” – The Review and Herald, 10 de junio de 1890.

“Cristo depuso su vida para expiar la transgresión que el hombre hiciera de la ley. Si la ley pudiera haber sido cambiada o puesta a un lado, entonces Cristo no habría necesitado ser muerto. Por su vida sobre la tierra, Él honró la ley de Dios. Por su muerte, la estableció. Él dio su vida como sacrificio, no para destruir la ley de Dios, no para crear una norma inferior, sino para que la justicia pudiera ser mantenida, para demostrar la inmutabilidad de la ley, para que permaneciera para siempre.” –Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 255.

UN ASUNTO DE VIDA ETERNA

¿Podemos salvarnos siendo desobedientes? Mateo 19:16-17; Lucas 18:18-20
“La condición para alcanzar la vida eterna es ahora exactamente la misma de siempre, tal cual era en el paraíso antes de la caída de nuestros primeros padres: la perfecta obediencia a la ley de Dios, la perfecta justicia. Si la vida eterna se concediera con alguna condición inferior a ésta, peligraría la felicidad de todo el universo.” – El Camino a Cristo, pág. 62.

“Hemos de buscar la perla de gran precio, pero no en los emporios del mundo y por medio de los métodos mundanos. El precio que se nos exige no es oro ni plata, porque estas cosas pertenecen a Dios. Abandonad la idea de que las ventajas temporales o espirituales ganarán vuestra salvación. Dios pide vuestra obediencia voluntaria. Él os pide que abandonéis vuestros pecados.” – Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 89.

¿Qué siente el enemigo por los hijos de Dios obedientes? Apocalipsis 12:17

“Satanás, con todo su poder magistral, se ha interpuesto entre el hombre y la ley de Dios, a fin de poder inspirar en los hombres mediante la falsedad y los sofismas la misma rebelión contra Dios y su ley que le motivó a él. Odia a quienes no puede engañar.” – The Signs of the Times, 14 de noviembre de 1895.

“Hay enemistad contra los mandamientos de Dios en los corazones de los que pretenden la santificación y se niegan a reconocer la fuerza obligatoria de la ley. Se levanta el odio en sus corazones en cuanto se menciona la ley. Profesan creer que la ley fue abolida. Pero si la ley fue abolida, ¿cuál es la norma por la cual seremos juzgados ante el trono de juicio de Cristo? Esta obra de empequeñecer la ley es la obra del gran engañador. Si Satanás puede persuadir a los hombres que el Dios del universo no tiene ley alguna por la cual gobernarlos, entonces puede establecer una norma propia y convertir a los hombres al camino de la transgresión y destrucción.” – The Signs of the Times, 10 de febrero de 1888.

Y el verbo se hizo carne

Texto de meditación: “y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” – Filipenses 2:8

UNA HUMILLACIÓN
¿Cuál era la posición del Verbo en la eternidad? Juan 1:1-2

“Cristo, el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno solo con el Padre eterno, uno solo en naturaleza, en carácter y en propósitos; era el único ser que podía penetrar en todos los designios y fines de Dios.”– Patriarcas y Profetas, pág. 12.

“Desde los días de la eternidad, el Señor Jesucristo era uno con el Padre; era ‘la imagen de Dios,’ la imagen de su grandeza y majestad, ‘el resplandor de su gloria.’ Vino a nuestro mundo para manifestar esta gloria.”– El Deseado de Todas las Gentes, pág. 11.

“Al hablar de su preexistencia, Cristo transporta la mente al pasado de las edades sin fin. Nos ofrece la certeza de que nunca hubo un tiempo cuando él no estuviera en compañerismo eterno con Dios.”– Exaltad a Jesús, pág. 11.

En cumplimiento del plan de redención ¿qué hizo por rescatarnos? Filipenses 2: 5-7; Juan 1:14

“La humanidad del Hijo de Dios es todo para nosotros. Es la cadena áurea que une nuestra alma con Cristo, y mediante Cristo, con Dios. Esto ha de ser nuestro estudio. Cristo fue un verdadero hombre. Dio prueba de su humildad al convertirse en hombre.” – Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 286 

“Jesús aceptó la ley de su Padre, cuyos principios puso en práctica en su vida, manifestó su espíritu, y demostró su poder benéfico en el corazón del hombre. Dice Juan: “Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad; y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre”. Juan 1:14. Los seguidores de Cristo deben participar de su experiencia. Deben recibir y asimilar la Palabra de Dios para que se convierta en el poder que impulse su vida y sus acciones. Mediante el poder de Cristo, deben ser transformados a su imagen, y deben reflejar los atributos divinos. Necesitan comer la carne y beber la sangre del Hijo de Dios, o no habrá vida en ellos. El espíritu y la obra de Cristo deben convertirse en el espíritu y la obra de sus discípulos.” – Patriarcas y profetas, pág. 250

EL ESPÍRITU DEL ANTICRISTO

¿Cómo llama la Biblia a los que niegan que Jesús fue un verdadero hombre? II Juan 7 

 “Me han llegado cartas que afirman que Cristo no podría haber tenido la misma naturaleza que el hombre, pues si la hubiera tenido, habría caído bajo tentaciones similares. Si no hubiera tenido la naturaleza del hombre, no podría ser nuestro ejemplo. Si no hubiera sido participante de nuestra naturaleza, no podría haber sido tentado como lo ha sido el hombre. Si no le hubiera sido posible rendirse ante la tentación, no podría ser nuestro ayudador. Fue una solemne realidad que Cristo vino para reñir las batallas como hombre, en lugar del hombre.” –Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 286 

¿Por qué odia Satanás, el hecho de que Cristo se haya hecho hombre? Romanos 8:3; Mateo 1: 21

“Cristo llevó los pecados y las debilidades de la raza humana tal como existían cuando vino a la tierra para ayudar al hombre.  Con las debilidades del hombre caído sobre él, en favor de la raza humana había de soportar las tentaciones de Satanás en todos los puntos en los que pudiera ser atacado el hombre.” – Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 314

“Estuvo sometido a las debilidades y flaquezas por las cuales está rodeado el hombre, “para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias”.  Él se compadeció de nuestras debilidades, y en todo fue tentado como lo somos nosotros, pero “sin pecado”.” – Comentario Bíblico Adventista, tomo V, p. 1105 (Comentario de EGW).

NO EN APARIENCIA  

¿Tomó realmente nuestra naturaleza? Hebreos 2: 14;

“Cristo no tomó la naturaleza humana en forma aparente. La tomó de verdad. En realidad, poseyó la naturaleza humana. “Por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo” (Heb.2:14). Era el hijo de María; era de la simiente de David de acuerdo con la ascendencia humana. Se declara de él que era hombre, el hombre Cristo Jesús.” – Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 290

¿Por su encarnación, qué importante rol desempeña en favor de sus hermanos? I Timoteo 2:5

“Debemos centralizar nuestras esperanzas del cielo únicamente en Cristo, pues Él es nuestro Sustituto y Garante. Hemos transgredido la ley de Dios, y por las obras de la ley ninguna carne será justificada. Los mejores esfuerzos que pueda hacer el hombre con su propio poder son inútiles para responder ante la ley santa y justa que ha transgredido, pero mediante la fe en Cristo puede demandar la justicia del Hijo de Dios como plenamente suficiente. Cristo satisfizo las demandas de la ley en su naturaleza humana. Llevó la maldición de la ley en lugar del pecador, hizo expiación por él, a fin de que “todo aquel que en El cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. La fe genuina se apropia de la justicia de Cristo y el pecador es hecho vencedor con Cristo, pues se lo hace participante de la naturaleza divina, y así se combinan la divinidad y la humanidad.” – Fe y obras, pág. 97

EN NUESTRA NATURALEZA CAÍDA

¿Dado que su misión era rescatar a la humanidad, qué naturaleza tomó sobre sí? Hebreos 2: 16-17

“En nuestra humanidad, Cristo había de resarcir el fracaso de Adán.  Pero cuando Adán fue asaltado por el tentador, no pesaba sobre él ninguno de los efectos del pecado.  Gozaba de una plenitud de fuerza y virilidad, así como del perfecto vigor de la mente y el cuerpo.  Estaba rodeado por las glorias del Edén, y se hallaba en comunión diaria con los seres celestiales.  No sucedía lo mismo con Jesús cuando entró en el desierto para luchar con Satanás.  Durante cuatro mil años, la familia humana había estado perdiendo fuerza física y mental, así como valor moral; y Cristo tomó sobre sí las flaquezas de la humanidad degenerada.  Únicamente así podía rescatar al hombre de las profundidades de su degradación.” –  Deseado de todas las gentes, págs. 91-92.

 “Habría sido una humillación casi infinita para el Hijo de Dios revestirse de la naturaleza humana, aun cuando Adán poseía la inocencia del Edén. Pero Jesús aceptó la humanidad cuando la especie se hallaba debilitada por cuatro mil años de pecado. Como cualquier hijo de Adán, aceptó los efectos de la gran ley de la herencia. Y la historia de sus antepasados terrenales demuestra cuáles eran aquellos efectos. Mas él vino con una herencia tal para compartir nuestras penas y tentaciones, y darnos el ejemplo de una vida sin pecado.” –  Deseado de todas las gentes, pág. 32

¿Cómo le llaman las Escrituras a la encarnación? I Timoteo 3:16

“Este es el misterio de la piedad. Que Cristo haya tomado la naturaleza humana, y que por una vida de humillación eleve al hombre en la escala del valor moral junto a Dios; que pueda llevar la naturaleza que adoptó junto al trono de Dios, y que allí presente a sus hijos al Padre, confiriéndoles un honor que excede al que les ha otorgado a los ángeles, es la maravilla del universo celestial, el misterio que los ángeles desean contemplar. Este es el amor que quebranta el corazón del pecador.” —Hijos e Hijas de Dios, 24.

FUE TENTADO EN TODO, PERO NO PECÓ

¿Fue realmente tentado Cristo? Hebreos 4:15

“Cristo fue tentado en todo como nosotros; pero jamás contestó al tentador en una manera injuriosa.  A cada tentación, opuso la Palabra de Dios: “¡Escrito está!” Tal fue su arma infalible.  De la misma manera, nosotros, como representantes de Cristo, debemos contestar a cada golpe del adversario con la Palabra del Dios vivo.” – Testimonios Selectos, tomo V, pág. 182.

“Cristo fue tentado en todo como nosotros, pero no pecó.”­ A Fin de Conocerle, pág. 281.

“Si tuviésemos que soportar algo que Jesús no soportó, en este detalle Satanás representaría el poder de Dios como insuficiente para nosotros. Por lo tanto, Jesús fue ‘tentado en todo punto, así como nosotros.’  Soportó toda prueba a la cual estemos sujetos. Y no ejerció en favor suyo poder alguno que no nos sea ofrecido generosamente. Como hombre, hizo frente a la tentación, y venció en la fuerza que Dios le daba.” –  Deseado de todas las gentes, págs. 15­16.

¿Podía haber caído? Hebreos 2:18

“Muchos sostienen que era imposible para Cristo ser vencido por la tentación. En tal caso, no podría haberse hallado en la posición de Adán; no podría haber obtenido la victoria que Adán dejó de ganar. Si en algún sentido tuviésemos que soportar nosotros un conflicto más duro que el que Cristo tuvo que soportar, él no podría socorrernos. Pero nuestro Salvador tomó la humanidad con todo su pasivo. Se vistió de la naturaleza humana, con la posibilidad de ceder a la tentación. No tenemos que soportar nada que él no haya soportado.” –  Deseado de todas las gentes, pág. 92

“Si no hay una posibilidad de ceder, la tentación no es tentación. La tentación se resiste cuando el hombre se ve poderosamente persuadido a cometer la acción errónea; y, sabiendo que él puede cometerla, resiste por la fe, aferrándose firmemente del poder divino. Esta fue la prueba por la cual Cristo pasó. No podía haber sido tentado en todos los puntos como el hombre es tentado, si no existiera la posibilidad de fallar. Él era un agente libre, puesto a prueba, como lo fue Adán, y como lo es todo hombre. En sus horas finales, mientras colgaba en la cruz, experimentó en mayor grado lo que el hombre debe experimentar al luchar contra el pecado.” –  The Youth’s Instructor, 20 de julio de 1899.

NUESTRO EJEMPLO

¿Qué distingue a un verdadero cristiano? 1 Juan 2:6

“El ideal del carácter cristiano es la semejanza con Cristo. Como el Hijo del hombre fue perfecto en su vida, los que le siguen han de ser perfectos en la suya. Jesús fue hecho en todo semejante a sus hermanos. Se hizo carne, como somos carne. Tuvo hambre y sed, y sintió cansancio. Fue sostenido por el alimento y refrigerado por el sueño. Participó de la suerte del hombre, aunque era el inmaculado Hijo de Dios. Era Dios en la carne. Su carácter ha de ser el nuestro. El Señor dice de aquellos que creen en él: “Habitaré y andaré en ellos; y seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo. II Corintios 6:16”  – Deseado de todas las gentes, pág. 278

Mediante su vida y ministerio en el santuario celestial ¿a qué naturaleza nos da acceso el Redentor? II Pedro 1:4

“Tomó nuestra naturaleza y venció, a fin de que nosotros, tomando su naturaleza, pudiésemos vencer. Hecho “en semejanza de carne de pecado,” Romanos 8:3 vivió una vida sin pecado. Ahora, por su divinidad, echa mano del trono del cielo, mientras que por su humanidad llega hasta nosotros. Él nos invita a obtener por la fe en él la gloria del carácter de Dios. Por lo tanto, hemos de ser perfectos, como nuestro “Padre que está en los cielos es perfecto.” – Deseado de todas las gentes, pág. 278

¿Estamos obligados a pecar? I Corintios 10:13

“Ningún hombre puede ser obligado a pecar.  Primeramente, debe ser ganado su propio consentimiento; el alma debe proponerse el acto pecaminoso antes de que la pasión pueda dominar a la razón o la iniquidad triunfar sobre la conciencia.  La tentación, por fuerte que sea, no es nunca excusa para pecar.” ­ Mensajes para los Jóvenes, pág.65.

“No tenemos motivo para conservar nuestras tendencias pecaminosas… A medida que nos hagamos partícipes de la naturaleza divina, se irán eliminando del carácter las tendencias al mal hereditarias y cultivadas, y nos iremos transformando en un poder viviente para el bien. Al aprender constantemente del Maestro divino, al participar diariamente de su naturaleza, cooperamos con Dios en vencer las tentaciones de Satanás.  Dios y el hombre obran de común acuerdo a fin de que éste pueda ser uno con Cristo, así como Cristo es uno con Dios.  Entonces nos sentaremos juntamente con Cristo en los lugares celestiales, y nuestra mente reposará en paz y seguridad en Jesús.” – Maranata, pág. 223.

El Plan de Redención

Texto de meditación: “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.” – I Corintios 15:57

Nada por nosotros mismos

 1 ¿Cuál es la condición para alcanzar la vida eterna? Mateo 19: 16-17

“Dios requirió de Adán antes de su caída una obediencia perfecta a su ley. Dios requiere ahora lo mismo que requirió de Adán: una obediencia perfecta, una rectitud sin defectos y sin fallas ante su vista. Que Dios nos ayude a darle todo lo que su ley requiere. Pero no podemos hacer esto sin esa fe que lleva la justicia de Cristo a la práctica diaria.” –  Mensajes selectos, tomo 2, pág. 437

2 ¿Cuál es la posición del hombre sin Dios? Romanos 3:23 ¿Podemos hacer algo por nosotros mismos, para mejorar? Jeremías 2:22; 13:23

“El hombre estaba dotado originalmente de facultades nobles y de un entendimiento bien equilibrado. Era perfecto y estaba en armonía con Dios. Sus pensamientos eran puros, sus designios santos. Pero por la desobediencia, sus facultades se pervirtieron y el egoísmo reemplazó el amor. Su naturaleza quedó tan debilitada por la transgresión que ya no pudo, por su propia fuerza, resistir el poder del mal. Fue hecho cautivo por Satanás, y hubiera permanecido así para siempre si Dios no hubiese intervenido de una manera especial.” – El camino a Cristo, pág. 17

3 ¿Qué es lo único qué podemos hacer? Proverbios 23:26 primera parte

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercerlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos sus afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que El obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad. De ese modo vuestra naturaleza entera estará bajo el dominio del Espíritu de Cristo, vuestros afectos se concentrarán en El y vuestros pensamientos se pondrán en armonía con El.” – El camino a Cristo, págs. 47-48

En los concilios de la eternidad

4 ¿Por qué se llama al evangelio: eterno? Apocalipsis 14:6; I Pedro 1:20;

“Cristo intercedió ante el Padre en favor del pecador, mientras la hueste celestial esperaba los resultados con tan intenso interés que la palabra no puede expresarlo. Mucho tiempo duró aquella misteriosa conversación, el “consejo de paz” (Zacarías 6:13) en favor del hombre caído. El plan de la salvación había sido concebido antes de la creación del mundo; pues Cristo es “el Cordero, el cual fue muerto desde el principio del mundo.” Apocalipsis 13:8. Sin embargo, fue una lucha, aun para el mismo Rey del universo, entregar a su Hijo a la muerte por la raza culpable. Pero, “de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16. ¡Oh, el misterio de la redención! ¡El amor de Dios hacia un mundo que no le amaba!” – Patriarcas y profetas, págs. 48-49

5 ¿Cuál es el propósito de este plan? 2 Corintios 5:19

“Dios se iba a manifestar en Cristo, “reconciliando el mundo a sí.” 2 Corintios 5:19. El hombre se había envilecido tanto por el pecado que le era imposible por sí mismo ponerse en armonía con Aquel cuya naturaleza es bondad y pureza. Pero después de haber redimido al mundo de la condenación de la ley, Cristo podría impartir poder divino al esfuerzo humano. Así, mediante el arrepentimiento ante Dios y la fe en Cristo, los caídos hijos de Adán podrían convertirse nuevamente en “hijos de Dios.” 1 Juan 3:2. El único plan que podía asegurar la salvación del hombre afectaba a todo el cielo en su infinito sacrificio.” – Patriarcas y profetas, pág. 49

Justicia imputada

6- ¿Cómo se puede resumir el plan de redención? I Corintios 15:1-4 ¿Qué promesa se nos da? 1 Juan 1:9

“Como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así” también fue “el Hijo del Hombre… levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Juan 3:14, 15. Si están conscientes de sus pecados, no dediquen todas sus facultades a lamentarse por ellos, sino miren y vivan. Jesús es nuestro único Salvador, y aunque millones que necesitan ser curados rechacen su misericordia ofrecida, nadie que confía en sus méritos será abandonado para perecer. Al paso que reconozcamos nuestra condición impotente sin Cristo, no debemos desanimarnos. Debemos confiar en un Salvador crucificado y resucitado. Pobre alma, enferma de pecado y desanimada, mira y vive. Jesús ha empeñado su palabra; salvará a todos los que acuden a Él.

“Ven a Jesús, y recibe descanso y paz. Ahora mismo puedes tener la bendición.” – Fe y obras, págs. 36-37

7 ¿Qué resultados se obtienen cuando por la fe, aceptamos la justificación que viene de Dios? Romanos 5:1

“Cuando el pecador penitente, contrito delante de Dios, comprende el sacrificio de Cristo en su favor y acepta este sacrificio como su única esperanza en esta vida y en la vida futura, sus pecados son perdonados. Esto es justificación por la fe. Cada alma creyente debe conformar enteramente su voluntad a la voluntad de Dios y mantenerse en un estado de arrepentimiento y contrición, ejerciendo fe en los méritos expiatorios del Redentor y avanzando de fortaleza en fortaleza, de gloria en gloria.

“El perdón y la justificación son una y la misma cosa. Mediante la fe, el creyente pasa de la posición de un rebelde, un hijo del pecado y de Satanás, a la posición de un leal súbdito de Jesucristo, no en virtud de una bondad inherente, sino porque Cristo lo recibe como hijo suyo por adopción. El pecador recibe el perdón de sus pecados, porque estos pecados son cargados por su Sustituto y Garante” – Fe y obras, pág. 107

Justicia impartida 

8 ¿Cuál es la voluntad de Dios para los creyentes en su Hijo? 1 Tesalonicenses 5:23; Efesios 1:3-5. ¿Cómo define el Espíritu de profecía la verdadera santificación?

“La verdadera santificación es armonía con Dios, unidad con él en carácter. Se recibe obedeciendo a los principios que son el trasunto de su carácter.” – Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 17

“La verdadera santificación es progresiva. Si crecen en la gracia y el conocimiento de Jesucristo, aprovecharán todo privilegio y oportunidad de obtener más conocimiento de la vida y el carácter de Cristo.” –  Mensajes para los jóvenes, pág. 84

“La muerte entró en el mundo a causa de la transgresión. Pero Cristo dio su vida para que el hombre tuviera otra oportunidad. El no murió en la cruz para abolir la ley de Dios, sino para asegurarle al hombre un segundo tiempo de gracia. No murió para que el pecado llegara a ser un atributo inmortal; murió para asegurar el derecho a destruir a aquel que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo. Sufrió plenamente la sanción que merecía el quebrantamiento de la ley por parte del mundo entero. Esto lo hizo, no para que los hombres continuaran en la transgresión, sino para que reanudaran su lealtad y guardaran los mandamientos de Dios y su ley como la niña de su ojo.” – Testimonios para los ministros, pág. 134

9 ¿Podemos realmente obedecer la ley de Dios? I Juan 3:8; 2:3-4; Filipenses 4:13

“Son pocos los que comprenden el tema de la responsabilidad personal del hombre. Sin embargo, es un asunto de máxima importancia. Todos podemos obedecer y vivir, o podemos transgredir la ley de Dios, desafiar su autoridad y recibir el castigo consiguiente. De modo que a cada alma le incumbe decididamente la pregunta: ¿Obedeceré la voz del cielo, las diez palabras pronunciadas en el Sinaí, o iré con la multitud que pisotea esta ígnea ley? Para los que aman a Dios, será la máxima delicia observar los mandamientos divinos y hacer aquellas cosas que son agradables a la vista de Dios. Pero el corazón natural odia la ley de Dios y lucha contra sus santas demandas.” – Reavivamientos modernos, pág. 30

“Ningún pecado puede tolerarse en aquellos que andarán* con Cristo en ropas blancas. Las vestiduras sucias han de ser sacadas, y ha de ponerse sobre nosotros el manto de la justicia de Cristo. Por el arrepentimiento y la fe, somos habilitados para prestar obediencia a todos los Mandamientos de Dios, y somos hallados sin culpa delante de él.” – Testimonios para la iglesia, tomo 5, pág. 447

Un balance 

10 ¿Cómo podemos entender la justificación y la obediencia? Efesios 2:8-9; Santiago 2:20

“Mientras una clase pervierte la doctrina de la justificación por la fe y deja de cumplir con las condiciones formuladas en la Palabra de Dios –“Si me amáis, guardad mis mandamientos”-, igualmente cometen un error semejante los que pretenden creer y obedecer los mandamientos de Dios pero se colocan en oposición a los preciosos rayos de luz -nuevos para ellos- que se reflejan de la cruz del Calvario. La primera clase no ve las cosas maravillosas que tiene la ley de Dios para todos los que son hacedores de su Palabra. Los otros cavilan sobre trivialidades y descuidan las cuestiones de más peso -la misericordia y el amor de Dios.”  – Fe y obras, pág. 12

11 ¿Qué es justifica imputada y qué justicia impartida?

“La justicia por la cual somos justificados es imputada; la justicia por la cual somos santificados es impartida. La primera es nuestro derecho al cielo; la segunda, nuestra idoneidad para el cielo.—The Review and Herald, 4 de junio de 1895.

Redención completa

12 ¿Qué pide Dios de un cristiano justificado? 1 Pedro 1:16; Mateo 5:48

“La justicia imputada de Cristo significa santidad, rectitud y pureza. A menos que la justicia de Cristo nos haya sido imputada, nuestro arrepentimiento no podrá ser aceptado. La justicia que mora en nosotros por la fe consiste en amor, paciencia, mansedumbre y las demás virtudes cristianas. Nos tomamos de la justicia de Cristo y ella llega a ser parte de nuestro ser. Todos los que posean esa justicia obrarán las obras de Dios…

Pero la justicia de Cristo jamás cubrirá pecados acariciados. Nadie podrá participar de la cena de las bodas del Cordero sin el vestido de bodas, que es la justicia de Cristo. Sin santidad, nadie verá al Señor. Dios está deseoso de conferir a cada alma su poder divino para que lo combine con el esfuerzo humano. “Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad”. Filipenses 2:12, 13.”

“Cristo es la perfección del carácter divino. Es el modelo que debemos seguir. Las palabras de Pedro están cargadas de significado: “Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo”. 1 Pedro 1:14-16.” – Patriarcas y profetas, pág. 47

13 ¿Además del hombre, que recibe redención?

“El propósito que Dios tenía originalmente al crear la tierra se cumplirá cuando llegue a ser la morada eterna de los redimidos. “Los justos heredarán la tierra, y vivirán para siempre sobre ella.” Habrá llegado el tiempo hacia el cual los santos miraban con anhelo desde que la espada flamígera echó del Edén a la primera pareja, el tiempo de “la redención de la posesión adquirida.” La tierra originalmente dada al hombre como reino suyo, entregada alevosamente por él a las manos de Satanás, y durante tanto tiempo dominada por el poderoso enemigo, será recobrada por el gran plan de redención”  El Hogar Adventista, pág. 489

El largo del vestido de las hermanas

¿Por qué enseñan ustedes que el largo del vestido debe ser a 5 centímetros del piso? ¿No es cierto, que el vestido de las hermanas debe ser a media pantorrilla?

Antes de responder, no nos referiremos al tema del vestido en la grande iglesia adventista, porque es claro, que en esa denominación ya no se practica más la Reforma en el vestido. Sí lo haremos, con respecto a los reformistas.

A manera de ilustración de los queridos hermanos y para que comprendan por qué existe una diferencia entre el pueblo reformista sobre el largo del vestido, presentamos a continuación las resoluciones adoptadas por las respectivas conferencias generales.

Eso sí, llamamos la atención a los hermanos sobre la siguiente cita: “Pero Dios tendrá en la tierra un pueblo que sostendrá la Biblia y la Biblia sola, como piedra de toque de todas las doctrinas y base de todas las reformas. Ni las opiniones de los sabios, ni las deducciones de la ciencia, ni los credos o decisiones de concilios tan numerosos y discordantes como lo son las iglesias que representan, ni la voz de las mayorías, nada de esto, ni en conjunto ni en parte, debe ser considerado como evidencia en favor o en contra de cualquier punto de fe religiosa. Antes de aceptar cualquier doctrina o precepto debemos cerciorarnos de si los autoriza un categórico “Así dice Jehová.” Conflicto de los Siglos, pág.653

En el año 1948, estando aún unidas las conferencias de Cedartown y Roanoke, como un solo Movimiento de Reforma, en sesión de delegados se tomó, la siguiente resolución: “1948-44 Moda e indumentaria: Con respecto a la vestimenta usada por las hermanas, es necesario, para excluir la moda de la iglesia, que las hermanas sean instruidas por los ministros y los ancianos de iglesia para que bajen el largo de sus vestidos. Las pantorrillas deben estar totalmente cubiertas. También los brazos de las hermanas deberían estar cubiertos durante los servicios religiosos.”

El grupo de Roanoke, en 1955, adoptó la siguiente resolución: “64.- Reforma en el Vestuario: Fueron discutidos varios puntos de la reforma en el vestuario: a. Fue propuesto y apoyado que los vestidos de nuestras hermanas deben estar aproximadamente a nueve pulgadas del suelo, suficientemente largos como para cubrir las pantorrillas. b. Que el largo de las mangas sea completo en el vestido de nuestras hermanas cuando acudan a los servicios y reuniones de la iglesia y para las visitas misioneras. c. Que en las tareas domésticas, tanto dentro como fuera, el largo de las mangas llegue al codo. d. Que, en el asunto de la reforma en el vestuario, en general, sean considerados la edad, el clima, las circunstancias y el lugar. Se citaron las siguientes referencias: Ministerio de Curación 292; 4 Testimonies142; 2 Testimonies 610. e. Todas las demás cuestiones relacionadas con la reforma en el vestuario serán consideradas en el folleto a ser preparado por la Conferencia General.

Para el año 1966, la facción de la Sociedad Misionera Internacional, relaja un poco el asunto, mediante la siguiente resolución: “1966-21 Moda 19 de septiembre de 1966: Al considerar la resolución del año 1960 reprobamos todas las necedades de la moda que sean inmorales o insanas. Por ello, el largo del vestido debe cubrir la mitad de la pantorrilla. No es conveniente asistir al servicio religioso ni presentarse en público con vestido sin mangas. Por lo menos tres cuartas parte del brazo debe estar cubierto. Si no se tiene éxito con las amonestaciones con respecto al vestuario que atentan contra el pudor y la modestia se debe aplicar la disciplina de iglesia. Ver Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 600-601.”

Sin embargo, nosotros creemos que todo asunto debe ser resuelto por la iglesia, no por decisiones de hombres, si no, por un claro escrito está. En nuestro caso, nosotros nos apegamos a lo revelado en los Testimonios.

¿Cuál debe ser el largo del vestido de las hermanas, según el Espíritu de Profecía?

Nuestra creencia que el vestido debe ser más o menos a la altura del tobillo se basa en el siguiente Testimonio: “Si las mujeres usan vestidos cuyo extremo quede de tres a cinco centímetros del suelo, para no tocar la suciedad, estos serán modestos y podrán mantenerse limpios con más facilidad que si fueran excesivamente largos. Esa clase de vestidos estarían de acuerdo con nuestra fe.” Consejos sobre la salud, pág. 608

Sabemos, que quienes abogan por un vestido más corto, con habilidad de manipular los Testimonios, se han atrevido a justificar su deseo mundanal, señalando que, si se usan botas, el vestido puede ir tan alto, como hasta llegue dicho zapato, pero, como se verá, esta es una falsa enseñanza.

“Mis conceptos tenían el objeto de corregir la moda actual, el vestido extremadamente largo que arrastra por el suelo, y también corregir el uso de vestido exageradamente corto que llega hasta las rodillas, que es usado por cierta clase de mujeres. Se me mostró que debemos evitar ambos extremos. Al usar un vestido que llegue hasta la parte superior del botín de mujer eludiremos los males del vestido extremadamente largo, y también los males y la notoriedad del vestido exageradamente corto.” Testimonios para la iglesia, tomo 1, pág. 408

Al respecto, la misma mensajera del Señor comenta:

“En mi artículo sobre la vestimenta publicado en How to Live procuré presentar un estilo de vestir saludable, conveniente, económico pero decoroso y que sienta bien a las mujeres cristianas, si es que lo eligen. Traté, tal vez en forma imperfecta, de describir esa clase de vestido. ‘El vestido debiera llegar hasta poco más abajo de la parte de arriba de la botapero debiera ser suficientemente corto para evitar el sucio suelo de la vereda y la calle, sin que sea necesario levantarlo con la mano’. Algunos han sostenido que cuando digo ‘la parte de arriba de la bota’ quiero decir la parte de arriba de las botas como las que usan los hombres. Pero al hablar de ‘la parte de arriba de la bota’ me refería a la parte superior de la bota de mujer o botín. Si hubiera pensado que se me interpretaría mal habría escrito con más detalle. Si las mujeres tuvieran la costumbre de usar botas altas como las de los hombres, podría ver excusa suficiente para esta equivocación. Creo que la redacción del texto es muy clara, de modo que nadie necesita confundirse. Tenga la bondad de volver a leer: ‘El vestido debiera llegar hasta poco más abajo de la parte superior de la bota’. Y ahora considere la frase que completa lo anterior: ‘Pero debiera ser suficientemente corto para evitar el sucio suelo de la vereda y la calle, sin que sea necesario levantarlo con la mano. Un vestido aún más corto que esto sería decoroso, conveniente y saludable para las mujeres cuando realizan los trabajos hogareños, y especialmente para las que tienen que hacer trabajos al aire libre’.

“No puedo ver excusa alguna para que personas razonables entiendan mal y perviertan el significado de mis palabras. Al hablar del largo del vestido, si me hubiera referido a las botas de caña alta que casi llegan hasta las rodillas, ¿qué necesidad tenía de añadir ‘pero [el vestido] debiera ser suficientemente corto para evitar el sucio suelo de la vereda y la calle, sin que sea necesario levantarlo con la mano’? Si hubiera querido decir botas de caña alta, el vestido ciertamente ya sería suficientemente corto para evitar la suciedad de la calle sin que fuera necesario levantarlo, y sería suficientemente corto para usarlo en cualquier clase de trabajo.” Testimonios para la iglesia, tomo 1, págs. 407-408

Como se ve, de ninguna manera, ella está hablando de botas de talle alto, si no, de botines bajos de mujer. Basados en el Testimonio anterior, creemos que en las labores diarias y en el trabajo, las hermanas pueden usar una falda un poco más corta, por cuestiones de comodidad. Conforme a lo señalado en el siguiente Testimonio, creemos que en esos casos el vestido debe estar a unos 22 centímetros del piso.

“La altura apropiada a la cual debe estar el ruedo del vestido del suelo no me fue dada en pulgadas… Pero tres grupos de mujeres pasaron delante de mí, con sus vestidos de la siguiente manera con respecto a su largo:

“El primer grupo llevaba un largo a la moda, que estorbaba los miembros inferiores, impidiendo caminar, y que barría la calle y recolectaba su suciedad; los malos resultados de este tipo [de vestido] los he declarado plenamente. Esta clase, compuesta de esclavas de la moda, aparecían débiles y lánguidas.

“El vestido de la segunda clase de mujeres que pasaron delante de mí era, en muchos aspectos, como debía ser. Los miembros [piernas] estaban bien abrigadas. Estaban libres de la carga que el tirano Moda había impuesto sobre la primera clase. Pero ellas habían ido a tal extremo en lo corto del vestido, que éste producía disgusto y creaba prejuicios en las personas buenas, y destruía en gran medida su propia influencia. Este es el estilo y la influencia de la “moda americana”, enseñada y usada por muchos en la revista Our Home (Nuestro Hogar), de Dansville, Nueva York. El vestido no llega a la rodilla. Tengo que decir que este estilo de vestido se me mostró que era demasiado corto.

“Una tercera clase de mujeres, con una disposición gozosa, con paso libre y elástico, pasó delante de mí. Sus vestidos eran del largo que he descrito como adecuado, modesto y saludable. En todas las circunstancias, tales como subiendo o bajando escaleras, etcétera, se hallaba a unas pocas pulgadas por encima de la suciedad de la calle y de las veredas…

“Yo me puse un vestido cuyo largo era tan parecido al que había visto y descrito, según yo lo podía juzgar. Mis hermanas en el norte de Míchigan también lo adoptaron. Y cuando se llegó al tema de las pulgadas [altura] a fin de asegurar la uniformidad en cuanto al largo en todas partes se usó una regla, y se halló que el largo de los vestidos fluctuaba a una altura del piso, entre 20 y 24 cm (8 a 10″) Algunos de éstos eran un poco más largos que la muestra que me fue presentada, mientras que otros eran un poco más cortos (The Review and Herald, 8 de octubre de 1867).” Mensajes Selectos, tomo 3, págs. 316-317.

La Santa Cena ¿copa única o copas individuales?

Algunos hermanos muy queridos de la Sociedad Misionera Internacional, nos han preguntado por qué en la Iglesia de los Reformadores Adventistas del Séptimo Día, creemos que la santa cena debe realizarse con una única copa.

Contexto histórico

Lo primero que deseamos resaltar, es que esta es una creencia, que no nació con nosotros, hasta mediados de los años 1990, la misma Sociedad Misionera Internacional, practicaba la repartición del vino, de la misma manera.

Cuando el Movimiento de Reforma estaba unificado, en el año 1948, se tomó la siguiente resolución: “La Sagrada Comunión: Sólo hermanos consagrados pueden pedir la bendición sobre la copa y el pan. El pan se preparará solamente con la mejor harina, agua, un poco de sal, y grasa o aceite vegetal. No se debe usar leche.” (Énfasis suplido) Tomado del libro: Resumen de las resoluciones tomadas por las sesiones de delegados de la Asociación General 1921-2007 organizadas por tema, pág. 35 publicado por la Conferencia General de la Sociedad Misionera Internacional de los Adventistas del Séptimo Día, Movimiento de Reforma.

Como se nota, se habla de una copa individual. Sin embargo, en el año 1993, en congreso de su Asociación General, decidieron: “1993-07 Copas múltiples 5 de abril de 1993. Debido a las preocupaciones con respecto al peligro de contraer el virus del SIDA, la iglesia es libre de usar copas individuales.” Ibíd. pág. 36

Desde 1914 hasta 1993, es decir por casi 80 años, la SMI utilizó una única copa para la repartición del vino en la santa cena.  Para el año 1997, las cosas no estaban aún claras y tuvieron que volver a examinar el tema y finalmente resolvieron: “1997-21 La Cena del Señor y el uso de copas individuales 24 de julio de 1997 Esta propuesta dice: “¿Tiene derecho un miembro o una iglesia local de pedir el uso de copas individuales durante la Cena del Señor como medida preventiva?”. La propuesta sobre las copas individuales en la Cena del Señor quedó como sigue: “Si los miembros de las iglesias locales eligen servir el vino en una copa, están autorizados para hacerlo. Aquellos que deciden o desean usar copas individuales en el servicio de la Cena del Señor están libres para hacerlo”. La mayoría, por voto abierto, estuvo de acuerdo con esta nueva redacción de la propuesta.” Ibíd.

Nótese que la norma no debía ser, usar copas indiduales, si no, que bajo petición de un miembro, se le podía la cena en copa individual, sin embargo, en la práctica, la norma es que en todas las iglesias, hasta donde conocemos, se usan copas individuales.

Por su parte, el grupo con sede de Roanoke, no ha escapado de la controversia. En el libro Decisiones doctrinales de las Asambleas de la Conferencia General, publicado por la Asociación Ecuatoriana de los Adventistas Movimiento de Reforma, en la pág. 41, vemos que ya en el año 1959, el tema entra en consideración, bajo la resolución ” 32.- Copa Única en la Santa Cena: Se preguntó si podría haber alguna modificación en cuanto al uso de la copa única en los Ritos Sagrados y qué debería hacerse con quienes se oponen al uso de la copa única por razones higiénicas u otras razones.

Hubo algunas discusiones sobre estos puntos y varias referencias fueron leídas para confirmar nuestra posición. 1 Corintios 10:16; Mateo 26:27.

Se resuelve:

  1. Qué nuestra posición referente a la copa única permanezca como ha sido desde el inicio de nuestro movimiento.
  2. Que aconsejamos, en tal caso, no excluir a un miembro solamente por esta razón, pues habrá sin dudas otras razones que finalmente harán que la persona deje la iglesia o harán necesario el aplicar la disciplina. Juan 6:53,66″

En 1983, se vuelve a tocar el tema. “34.- Copas individuales: Una pregunta a nuestras Asociaciones dice: “¿Por qué no utilizamos copas individuales en la Santa Cena, siendo que esto sería una forma de prevenir enfermedades contagiosas?”

Respuesta: Reafirmamos la resolución 32/59. El uso de copa única ha sido nuestra práctica desde el mismo inicio de nuestro movimiento. 1Corintios 10:16; Mateo 26:27; 1Corintios 11:25; Lucas 22:17; Marcos 14:23.” Ibíd.

Para 1991, decidieron: ” 54.- La Copa en Cena del Señor: Considerando que el material y las propuestas presentadas por la Comisión Doctrinaria permanente de la Conferencia General, referente al uso de una copa común o copas individuales  fueron examinadas por nosotros, en  calidad de Comisión Doctrinaria Temporal queda resuelto: Que consideramos que el material producido por la Comisión Doctrinaria Permanente es insuficiente para cambiar nuestra práctica. Por lo tanto recomendamos reconfirmar nuestra posición original, a saber, una copa común, como siempre ha sido, en calidad de iglesia desde 1925 hasta la presente fecha.” Ibíd.

En 1995, regresa a colación. “69.- Copa común: Considerando que después de que varios hermanos presentaron sus opiniones sobre la copa en la Santa Cena, y que como tenemos resoluciones sobre esa materia desde el inicio del Movimiento de Reforma, posiciones que fueron confirmadas en 1959, resolución 32; 1983, resolución 34 y 1991, resolución 54;

Se resuelve: Que votemos por aceptar  la recomendación de la Comisión Doctrinaria temporaria, que reafirma el continuar con nuestra práctica como antes.

La recomendación textual de la comisión dice: “Considerando que ha sido examinada la cuestión del uso de la copa común, y después de extensa discusión se decidió recomendar que continuemos con nuestra práctica” Ibíd. págs. 41-42

Increíblemente, en 1999, regresa el mismo punto. “100.- Cena del Señor: Considerando que el comité especial designado para recomendar el método de distribución del vino en la Cena del Señor trajo su consejo a la delegación,

Se resolvió que su recomendación sea aceptada como sigue:

  1. Que la ordenanza de la Cena del Señor es una doctrina;
  2. Que el procedimiento para la distribución del vino se ha basado en nuestra comprensión de Mateo 26:27-30; Marcos 14:23,24; 1 Corintios 11:23-30; Deseado de Todas las Gentes 656, 657.

Se recomendó realizar un estudio más profundo sobre esta cuestión y preparar  materiales a ser enviados a todas las Uniones, Campos y Misiones. Además se recomendó que sigamos siendo como somos, y por lo tanto: no votar o dar lugar al debate.” Ibíd. pág. 42

Pero, a pesar, de que está última resolución, dice claramente que acuerdan no votar o dal lugar al debate sobre este tema, en la sesión llevada a cabo en Roanoke, Estados Unidos en el 2015, se vuelve a tomar una votación, con un resultado muy interesante: 86 delegados votaron contra el cambio y 85 a favor de empezar a utilizar copas individuales.

Es sabido, que en Brasil, Estado Unidos y en otros países, hay congregaciones del grupo de Roanoke, que a pesar, del voto de la asociación general, ya toman la cena en copas individuales.

Fundamento bíblico y en los Testimonios

El asunto se debe resolver de una manera muy simple. Las Escrituras y los Testimonios, deben decir cuál fue la forma en que se celebró la primera santa cena y cómo la celebró la primitiva iglesia y de allí, será claro, cuál es la forma en que la Iglesia fiel del Señor debe continuar haciéndolo.

Mateo 26: 27-29:

“Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.”

¿Cuántas copas usó Jesús? “Y tomando la copa” ¿De cuántas copas bebieron los discípulos? “Bebed de ella todos.”  Entonces Mateo 26:27-29 una sola copa.

Marcos 14:23-25:

“Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos. Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada. De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios.”

¿Cuántas copas usó Jesús? “Y tomando la copa” ¿De cuántas copas bebieron los discípulos? “Bebieron de ella todos.” Entonces Marcos 14:23-25 una sola copa.

Lucas 22:17-18:

“Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga.”

¿Cuántas copas usó Jesús? “habiendo tomado la copa” ¿De cuántas copas bebieron los discípulos? “Tomad esto, y repartidlo entre vosotros.” Entonces Lucas 22:17-18 una sola copa.

Es claro que en los Evangelios, únicamente se utilizó una única copa. Ahora bien, veamos el caso de la Iglesia Primitiva. Pablo en el libro de Gálatas, nos dice claramente: “Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.” Gálatas 1:11-12

Si Pablo recibió la enseña directa del Jesucristo, debemos ver qué fue lo que el enseñó sobre este tema.

I Corintios 11:23-26:

“Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;  y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.”

Estos textos son muy importantes, para resolver este asunto. Pablo está recitando la enseñanza que el recibió y nos habla que debemos seguir el ejemplo de Jesús en esta materia. Entonces, ¿cuántas copas usó Jesús? “Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre;” ¿Qué orden se nos da? ” haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.” ¿Cuántas copas debemos usar? “y bebiereis esta copa”

I Corintios 10:16:

La copa de bendición que bendecimos ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

¿Cuántas copas se bendicen? “La copa de la bendición.”

LOS TESTIMONIOS

“Cristo se hallaba en el punto de transición entre dos sistemas y sus dos grandes fiestas respectivas. El, el Cordero inmaculado de Dios, estaba por presentarse como ofrenda por el pecado, y así acabaría con el sistema de figuras y ceremonias que durante cuatro mil años había anunciado su muerte. Mientras comía la pascua con sus discípulos, instituyó en su lugar el rito que había de conmemorar su gran sacrificio. La fiesta nacional de los judíos iba a desaparecer para siempre. El servicio que Cristo establecía había de ser observado por sus discípulos en todos los países y a través de todos los siglos

El rito de la cena del Señor fué dado para conmemorar la gran liberación obrada como resultado de la muerte de Cristo. Este rito ha de celebrarse hasta que él venga por segunda vez con poder y gloria. Es el medio por el cual ha de mantenerse fresco en nuestra mente el recuerdo de su gran obra en favor nuestro.

“Y comiendo ellos, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dió a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed, esto es mi cuerpo. Y tomando el vaso, y hechas gracias, les dió, diciendo: Bebed de él todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados. Y os digo, que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día, cuando lo tengo de beber nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.” Deseado de todas las gentes, págs. 608-609

“El ejemplo de Cristo prohíbe la exclusividad en la cena del Señor. Es verdad que el pecado abierto excluye a los culpables. Esto lo enseña claramente el Espíritu Santo ver. 1 Corintios 5:5. Pero fuera de esto, nadie ha de pronunciar juicio. Dios no ha dejado a los hombres el decidir quiénes se han de presentar en estas ocasiones, Porque, ¿quién puede leer el corazón? ¿Quién puede distinguir la cizaña del trigo? “Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa”. Porque “cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor”. “El que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para él”. 1 Corintios 11:28, 27, 29…

“El rito de la comunión señala la segunda venida de Cristo. Estaba destinado a mantener esta esperanza viva en la mente de los discípulos. En cualquier oportunidad en que se reuniesen para conmemorar su muerte, relataban como él “tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre”. Mateo 26:27-29. En su tribulación hallaban consuelo en la esperanza del regreso de su Señor. Les era indeciblemente precioso el pensamiento: “Todas las veces que comiéreis este pan, y bebiéreis esta copa, lamuerte del Señor anunciáis hasta que venga”. 1 Corintios 11:26.” Consejos para la iglesia, págs. 542,549

“Mientras estaban quietos en torno a la mesa, Jesús tomó el pan, y habiendo dado gracias, lo partió, y les dio diciendo: “Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. “De igual manera, después de haber cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama”. Lucas 22:19, 20. La Biblia dice: “Así pues, todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga”. 1 Corintios 11:26. El pan y el mosto representan el cuerpo y la sangre de Cristo. Así como el pan fue quebrado, y el vino vertido, sobre la cruz el cuerpo de Cristo fue quebrantado y su sangre derramada para salvarnos. De manera que al comer el pan y beber el vino, expresamos que creemos en esto, que nos arrepentimos de nuestros pecados y que recibimos a Cristo como nuestro Salvador.” La única esperanza, págs. 89-90

De esta manera, es claro que no existe ni en la Biblia ni en los Testimonios, motivo alguno, para repartir el jugo de uva en copas individuales. AL respecto, nuestra Declaración de fe, dice: “Conforme a la Escritura, creemos que se debe usar una sola copa para todos los hermanos. En caso, de que exista un miembro enfermo, por su condición, se le dará la santa cena, de manera privada.”

Pero, nos queda una pregunta por responder ¿Es justificante celebrar la santa cena en copas individuales por salud?

Nosotros nos aferramos por fe a lo que dicen las Escrituras: ” tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.” Marcos 16:18

¿Se transmite el SIDA por beber del mismo vaso?

El Gobierno de la Rioja en España, en su sitio de la Comisión Antisida reseña: ” ¿Cómo NO se transmite el VIH? El virus del VIH no se trasmite por las actividades de la vida cotidiana: apretones de manos, besos, abrazos, bebiendo del mismo vaso o comiendo del mismo plato o con los mismos cubiertos. Tampoco se transmite por compartir duchas, piscinas, gimnasios, teléfonos públicos, aseos o transportes. Las donaciones de sangre son totalmente seguras y los animales no trasmiten el VIH.” http://www.antisidalarioja.org/informacion-basica-sobre-la-infeccion-por-vihsida/vias-de-transmision/

El sitio Medicina 21 señala: ” MITO Puedo contagiarme del VIH por contactos casuales como dar la mano, dar una brazo, usar un lavabo público, beber del mismo vaso que alguien que está infectado por el VIH o por estar cerca de una persona infectada que tose o estornuda.

REALIDAD El VIH no se transmite por el contacto diario casual en el entorno social ni en el trabajo. Uno no se infecta por darla mano a alguien, abrazar a alguien, usar el mismo lavabo ni beber del mismo vaso que una persona infectada por el VIH, ni por estar expuesto a la tos o los estornudos de una persona infectada por el VIH.

El VIH se transmite a través del sexo vaginal, anal y oral; la una transfusión de sangre contaminada; por compartir agujas contaminadas en el entorno médico asistencial y entre los que se inyectan drogas intravenosas; y de la madre al hijo, durante el embarazo, el parto y la lactancia.”https://www.medicina21.com/especialidades/ver2/2291

Usar ese argumento para el abandono de la copa única, creemos no es válida, según nuestra comprensión de la Verdad Presente.

Rebellion on Earth

DOWNLOAD PDF / SPANISH VERSION

Rebelión en la tierra

DESCARGAR PDFVERSIÓN EN INGLÉS

Texto de meditación: “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.” – Génesis 1:31

Identificando al Creador

¿Quiénes emprendieron la obra de la creación de la tierra? Génesis 1:1; Colosenses 1:15-17

“El padre y el Hijo emprendieron la grandiosa y admirable obra que habían proyectado: la creación del mundo. La tierra que salió de las manos del Creador era sumamente hermosa. Había montañas, colinas y llanuras, y entre medio había ríos, lagos y lagunas. La tierra no era una vasta llanura; la monotonía del paisaje estaba interrumpida por colinas y montañas, no altas y abruptas como las de ahora, sino de formas hermosas y regulares. No se veían las rocas escarpadas y desnudas, porque yacían bajo la superficie, como si fueran los huesos de la tierra. Las aguas se distribuían con regularidad. Las colinas, montañas y bellísimas llanuras estaban adornadas con plantas y flores, y altos y majestuosos árboles de toda clase, muchísimo más grandes y hermosos que los de ahora. El aire era puro y saludable, y la tierra parecía un noble palacio. Los ángeles se regocijaban al contemplar las admirables y hermosas obras de Dios.” – Historia de la redención, pág. 20

¿Cuánto tiempo les llevó esta tarea? Génesis 1:31; Éxodo 20:11 primera parte; Salmo 33:6,9

Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el espíritu de su boca…. Porque él dijo, y fue hecho; él mandó, y existió.” Salmos 33:6, 9. La Sagrada Escritura no reconoce largos períodos en los cuales la tierra fue saliendo lentamente del caos. Acerca de cada día de la creación, las Santas Escrituras declaran que consistía en una tarde y una mañana, como todos los demás días que siguieron desde entonces. Al fin de cada día se da el resultado de la obra del Creador. Y al terminar la narración de la primera semana se dice: “Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron criados.” Génesis 2:4. Pero esto no implica que los días de la creación fueron algo más que días literales. Cada día se llama un origen, porque Dios originó o produjo en él una parte nueva de su obra.” – Patriarcas y profetas, pág. 103

“Aquí se expone con claridad el origen de la raza humana; y el relato divino está tan claramente narrado que no da lugar a conclusiones erróneas. Dios creó al hombre conforme a su propia imagen. No hay en esto misterio. No existe fundamento alguno para la suposición de que el hombre llegó a existir mediante un lento proceso evolutivo de las formas bajas de la vida animal o vegetal. Tales enseñanzas rebajan la obra sublime del Creador al nivel de las mezquinas y terrenales concepciones humanas.” – Patriarcas y profetas, pág. 25

¿Qué características tuvieron los primeros padres? Génesis 1:27

“Cuando Adán salió de las manos de su Creador era de noble talla y hermosamente simétrico. Era bien proporcionado y su estatura era un poco más del doble de la de los hombres que hoy habitan la tierra. Sus facciones eran perfectas y hermosas. Su tez no era blanca ni pálida, sino sonrosada, y resplandecía con el exquisito matiz de la salud. Eva no era tan alta como Adán. Su cabeza se alzaba algo más arriba de los hombros de él. También era de noble aspecto, perfecta en simetría y muy hermosa.” –  Historia de la redención, pág. 21

La tierra el dominio del hombre

¿Qué regalo les fue dado? Génesis 2:1-3

“Después que Dios hubo hecho el mundo en seis días, reposó y luego santificó y bendijo el día en que había reposado de todas sus obras que había creado y hecho. Puso aparte ese día especial para que el hombre descansase en él de su trabajo, a fin de que mientras mirase la tierra y los cielos, pudiese reflexionar que Dios había hecho todo esto en seis días y reposado en el séptimo, y que al contemplar las pruebas tangibles de la sabiduría infinita de Dios, su corazón se llenase de amor y reverencia hacia su Creador.” – Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 276

¿Qué mandato recibieron del Creador? Génesis 1:26

“Una vez creada la tierra con su abundante vida vegetal y animal, fue introducido en el escenario el hombre, corona de la creación para quien la hermosa tierra había sido aparejada. A él se le dio dominio sobre todo lo que sus ojos pudiesen mirar; pues, “dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree … en toda la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, varón y hembra los creó.” Génesis 1:26, 27…

“Adán fue colocado como representante de Dios sobre los órdenes de los seres inferiores. Estos no pueden comprender ni reconocer la soberanía de Dios; sin embargo, fueron creados con capacidad de amar y de servir al hombre. El salmista dice: “Hicístelo enseñorear de las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies: … asimismo las bestias del campo; las aves de los cielos, … todo cuanto pasa por los senderos de la mar.” Salmos 8:6-8.” – Patriarcas y profetas, pág.  25

Una prueba de fidelidad

¿Qué alimento le fue dado a Eva y a Adán? Génesis 1:29; 2:9,16 ¿Qué les fue prohibido comer? Génesis 2:17

“Para saber cuáles son los mejores comestibles tenemos que estudiar el plan original de Dios para la alimentación del hombre. El que creó al hombre y comprende sus necesidades indicó a Adán cuál era su alimento. “He aquí—dijo—que os he dado toda planta que da semilla…, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os será para comer”. Génesis 1:29. Al salir del Edén para ganarse el sustento labrando la tierra bajo el peso de la maldición del pecado, el hombre recibió permiso para comer también “plantas del campo” – Ministerio de Curación, pág. 227

“En medio del huerto, cerca del árbol de la vida, se alzaba el árbol del conocimiento del bien y del mal, destinado especialmente por Dios para ser una prenda de la obediencia, la fe y el amor de Adán y Eva hacia él. Refiriéndose a este árbol, el Señor ordenó a nuestros primeros padres que no comieran de él, ni lo tocaran, porque si lo hacían morirían. Les dijo que podían comer libremente de todos los árboles del huerto, menos de éste, porque si comían de él seguramente morirían.” – Historia de la redención, pág. 24

¿Pasaron la prueba? Génesis 3:1-6 primera parte

 “No siéndole posible continuar con su rebelión en el cielo, Satanás halló un nuevo campo de acción para su enemistad contra Dios, al tramar la ruina de la raza humana. Vio en la felicidad y en la paz que la santa pareja gozaba en el Edén el deleite que él había perdido para siempre. Estimulado por la envidia, resolvió inducirlos a desobedecer y atraer sobre sí la culpa y el castigo del pecado. Trataría de cambiar su amor en desconfianza, y sus cantos de alabanza en oprobio para su Creador. De esta manera no sólo arrojaría a estos inocentes seres en la desgracia en que él mismo se encontraba, sino que también ocasionaría deshonra para Dios y pesar en los cielos.” – Patriarcas y profetas, pág. 34

“A Adán y Eva se les permitió comer de todos los árboles de su hogar edénico, con excepción de uno. El Señor dijo a la santa pareja: El día que coman del árbol del bien y del mal, ciertamente morirán. Eva fue seducida por la serpiente y creyó que Dios no actuaría con ellos como había dicho.” – Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 103

¿Quién fue un instrumento en las manos de Satanás para el mal? Génesis 3:6 última parte ¿Qué le sucede a muchos hoy día? Mateo 10:37-38

“Y ahora, habiendo pecado, ella se convirtió en el agente de Satanás para labrar la ruina de su esposo. Con extraña y anormal excitación, y con las manos llenas del fruto prohibido, lo buscó y le relató todo lo que había ocurrido…

“Adán comprendió que su compañera había violado el mandamiento de Dios, menospreciando la única prohibición que les había sido puesta como una prueba de su fidelidad y amor. Se desató una terrible lucha en su mente. Lamentó haber dejado a Eva separarse de su lado. Pero ahora el error estaba cometido; debía separarse de su compañía, que le había sido de tanto gozo. ¿Cómo podría hacer eso?

“El amor, la gratitud y la lealtad al Creador, todo fue sofocado por amor a Eva. Ella era parte de sí mismo, y Adán no podía soportar la idea de una separación. No alcanzó a comprender que el mismo Poder infinito que lo había creado del polvo de la tierra y hecho de él un ser viviente de hermosa forma y que, como demostración de su amor, le había dado una compañera, podía muy bien proporcionarle otra. Adán resolvió compartir la suerte de Eva; si ella debía morir, él moriría con ella. Al fin y al cabo, se dijo Adán, ¿no podrían ser verídicas las palabras de la sabia serpiente? Eva estaba ante él, tan bella y aparentemente tan inocente como antes de su desobediencia. Le expresaba mayor amor que antes. Ninguna señal de muerte se notaba en ella, y así decidió hacer frente a las consecuencias. Tomó el fruto y lo comió apresuradamente.” – Patriarcas y profetas, págs. 39-40

Pérdidas dolorosas 

¿Qué llegó a ser Satanás para este mundo? Juan 12:3; 2 Corintios 4:4

 “La tierra originalmente dada al hombre como reino suyo, entregada alevosamente por él a las manos de Satanás, y durante tanto tiempo dominada por el poderoso enemigo, será recobrada por el gran plan de redención.”  – Patriarcas y profetas, pág. 16

¿Qué sucedió con el acceso al árbol de la vida? Génesis 3:22-24

“Adán y Eva y su posteridad perdieron el derecho al árbol de la vida a causa de su desobediencia. “Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado”. Adán y Eva transgredieron la ley de Dios. Esto hizo necesario que fueran alejados del Edén y separados del árbol de la vida, pues al comer de él después de su transgresión, hubieran perpetuado el pecado. “Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida”. El hombre dependía del árbol de la vida para la inmortalidad, y el Señor tomó estas precauciones para que los hombres no comieran de ese árbol y vivieran para siempre, llegando a ser pecadores inmortales.” – Testimonios para los ministros, págs. 133-134

¿Qué lamentable consecuencia nos alcanza hasta hoy por causa del pecar? Romanos 6:23; 5:12

“La advertencia hecha a nuestros primeros padres: “Porque el día que de él comieres, morirás” (Génesis 2:17), no significaba que morirían el mismo día en que comiesen del fruto prohibido, sino que ese día sería dictada la irrevocable sentencia. La inmortalidad les había sido prometida bajo condición de que fueran obedientes; pero mediante la transgresión perderían su derecho a la vida eterna. El mismo día en que pecaran serían condenados a muerte.” – Patriarcas y profetas, pág. 44

“La ley que fue dada al hombre en el Edén está registrada juntamente con la penalidad que la acompañaría en caso de que fuese desobedecida. Luego sigue la historia de la tentación y la caída, y el castigo infligido a nuestros padres cuando cayeron. Su ejemplo nos es dado como advertencia en lo que respecta a la desobediencia, a fin de que sepamos con seguridad que la paga del pecado es la muerte, que la justicia retributiva de Dios no se elude, y que él exige de los seres que ha creado una estricta obediencia a sus mandamientos.” – Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 438-439

Consecuencias en el matrimonio

¿Cuál era el propósito original de Dios, para la familia? Génesis 2:21-23

“Dios mismo dio a Adán una compañera. Le proveyó de una “ayuda idónea para él,” alguien que realmente le correspondía, una persona digna y apropiada para ser su compañera y que podría ser una sola cosa con él en amor y simpatía. Eva fue creada de una costilla tomada del costado de Adán; este hecho significa que ella no debía dominarle como cabeza, ni tampoco debía ser humillada y hollada bajo sus plantas como un ser inferior, sino que más bien debía estar a su lado como su igual, para ser amada y protegida por él. Siendo parte del hombre, hueso de sus huesos y carne de su carne, era ella su segundo yo; y quedaba en evidencia la unión íntima y afectuosa que debía existir en esta relación.” – Patriarcas y profetas, págs. 26-27

¿Qué sucedió después? Génesis 3:16; Efesios 5:22-24

“El esposo es la cabeza de la familia, como Cristo es la cabeza de la iglesia, y cualquier actitud asumida por la esposa que pueda disminuir la influencia y degradar su posición digna y responsable, desagrada a Dios. Es deber de la esposa renunciar a sus deseos y voluntad, en favor de su esposo. Ambos deben saber renunciar a sus gustos, pero la Palabra de Dios da la preferencia al criterio del esposo. Y la esposa no perderá dignidad al ceder así a aquel a quien ella eligió por consejero y protector. El esposo debe mantener su posición en la familia, con toda mansedumbre, y sin embargo con decisión.” – Testimonios para la iglesia, tomo 1, pág. 276

Esclavos de Satanás y del pecado

¿Qué terrible condición posee el ser humano no redimido? Juan 8:34; Romanos 6:16

“No solo el ser humano sino también la tierra había caído por el pecado bajo el dominio del maligno, y había de ser restaurada mediante el plan de la redención. Al ser creado, Adán recibió el señorío de la tierra. Pero al ceder a la tentación, cayó bajo el poder de Satanás. Y “el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció”. 2 Pedro 2:19. Cuando el hombre cayó bajo el cautiverio de Satanás, el dominio que antes ejercía pasó a manos de su conquistador. De esa manera Satanás llegó a ser “el dios de este siglo”. 2 Corintios 4:4. Él había usurpado el dominio que originalmente fue otorgado a Adán.” – Patriarcas y profetas, pág. 47

“La influencia de Satanás se ejerce constantemente sobre los hombres para enajenar los sentidos, dominar la mente para el mal e incitar a la violencia y al crimen. El debilita el cuerpo, obscurece el intelecto y degrada el alma… Mediante sus especiosas tentaciones, Satanás induce a los hombres a cometer males siempre peores, hasta provocar completa degradación y ruina.” –  Deseado de todas las gentes, pág. 308

Rebelión en el cielo

DESCARGAR PDF            /       VERSIÓN EN INGLÉS

Texto de meditación: “Entonces Jesús le dijo: Vete Satanás porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y al él solo servirás.” – Mateo 4:10 Texto de meditación: “Entonces Jesús le dijo: Vete Satanás porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y al él solo servirás.” – Mateo 4:10

Un orden establecido en el cielo

1. ¿Existe un orden de jerarquía en el cielo? I Corintios 11: 3 última parte

“El gran Creador convocó a las huestes celestiales para conferir honra especial a su Hijo en presencia de todos los ángeles. Este estaba sentado en el trono con el Padre, con la multitud celestial de santos ángeles reunida a su alrededor. Entonces el Padre hizo saber que había ordenado que Cristo, su Hijo, fuera igual a él; de modo que doquiera estuviese su Hijo, estaría él mismo también. La palabra del Hijo debería obedecerse tan prontamente como la del Padre. Este había sido investido de la autoridad de comandar las huestes angélicas…“Cristo era reconocido como Soberano del Cielo, con poder y autoridad iguales a los de Dios.” – Historia de la redención, págs. 14-15

2. ¿Quién recibe adoración desde la eternidad, junto al Padre? Hebreos 1:8,6 ¿Se puede adorar a un ser creado, tal como un ángel? Apocalipsis 22:8-9.

3.¿Quién seguía en jerarquía en el cielo, delante del trono de Dios, antes de la existencia del pecado? Ezequiel 28:14

“Satanás fue una vez un ángel a quien se honraba en el cielo, el que seguía en orden a Cristo.” – Primeros Escritos, pág. 160

“En el cielo, antes de su rebelión, Lucifer era un ángel honrado y excelso, cuyo honor seguía al del amado Hijo de Dios. Su semblante, así como el de los demás ángeles, era apacible y denotaba felicidad.” –  Historia de la redención, pág. 14

Arriba

Inicia el gran conflicto, el pecado de la codicia

4. ¿Qué sentimiento se desarrolló en Lucifer? Isaías 14:13-14; Ezequiel 28:17

“Cristo, el amado Hijo de Dios, tenía la preeminencia sobre todas las huestes angélicas. Era uno con el Padre antes que los ángeles fueran creados. Lucifer tuvo envidia de él y gradualmente asumió la autoridad que le correspondía sólo a Cristo.” –  Historia de la redención, pág. 14

“Poco a poco Lucifer llegó a albergar el deseo de ensalzarse. Las Escrituras dicen: “Enaltecióse tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu resplandor.” Vers. 17. “Tú que decías en tu corazón: … Junto a las estrellas de Dios ensalzaré mi solio,… y seré semejante al Altísimo.” Isaías 14:13, 14. Aunque toda su gloria procedía de Dios, este poderoso ángel llegó a considerarla como perteneciente a sí mismo. Descontento con el puesto que ocupaba, a pesar de ser el ángel que recibía más honores entre las huestes celestiales, se aventuró a codiciar el homenaje que sólo debe darse al Creador… Y codiciando la gloria con que el Padre infinito había investido a su Hijo, este príncipe de los ángeles aspiraba al poder que sólo pertenecía a Cristo.” – Patriarcas y profetas, págs. 13-14

5. ¿Qué obra se hizo en favor de Lucifer? II Pedro 3:9 

“Varias y repetidas veces se le ofreció el perdón con tal de que se arrepintiese y se sometiese. Para convencerle de su error se hicieron esfuerzos de que sólo el amor y la sabiduría infinitos eran capaces.” – Conflicto de los siglos, págs. 549-550

“Los consejos celestiales alegaron con Lucifer. El Hijo de Dios le hizo presentes la grandeza, la bondad y la justicia del Creador, y la naturaleza sagrada e inmutable de su ley. Dios mismo había establecido el orden del cielo, y Lucifer al apartarse de él, iba a deshonrar a su Creador y a atraer la ruina sobre sí mismo” – Conflicto de los siglos, pág. 548

“Los ángeles leales trataron de reconciliar con la voluntad de su Creador a ese poderoso ángel rebelde. Justificaron el acto de Dios al honrar a Cristo, y con poderosos argumentos trataron de convencer a Lucifer de que no tenía entonces menos honra que la que había tenido antes que el Padre proclamara el honor que había conferido a su Hijo. Le mostraron claramente que Cristo era el Hijo de Dios, que existía con él antes que los ángeles fueran creados, y que siempre había estado a la diestra del Padre, sin que su tierna y amorosa autoridad hubiese sido puesta en tela de juicio hasta ese momento.” – Historia de la redención, pág. 15

6. ¿Se arrepintió Lucifer?  II Corintios 7:10

“Lucifer no quiso escucharlos. Se apartó entonces de los ángeles leales acusándolos de servilismo. Estos se asombraron al ver que Lucifer tenía éxito en sus esfuerzos por incitar a la rebelión.” – Historia de la redención, pág. 16

“Pero la amonestación dada con un espíritu de amor y misericordia infinitos, sólo despertó espíritu de resistencia. Lucifer dejó prevalecer sus celos y su rivalidad con Cristo, y se volvió aún más obstinado.” – Conflicto de los siglos, págs. 548-549

Arriba

Ganando la simpatía de los demás

7. ¿A cuántos ángeles consiguió confundir en un inicio Lucifer?

“Entonces el enemigo señaló con regocijo a sus simpatizantes, que eran cerca de la mitad de los ángeles, y exclamó: “¡Ellos están conmigo! ¿Los expulsarás también y dejarás semejante vacío en el cielo?” Declaró entonces que estaba preparado para hacer frente a la autoridad de Cristo y defender su lugar en el cielo por la fuerza de su poder, fuerza contra fuerza. – Historia de la redención, pág. 188.

Finalmente, ¿Cuántos se unieron en su lucha? Apocalipsis 12:4

“Cuando Satanás empezó a sentirse desconforme en el cielo, no presentó su queja delante de Dios y de Cristo; sino que fue entre los ángeles que le creían perfecto, y les hizo creer que Dios le había hecho una injusticia al preferir a Cristo. El resultado de esa falsa representación fue que por simpatía con él, una tercera parte de los ángeles perdió su inocencia, su elevada condición y su feliz hogar.” – Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 103

Arriba

Desechando la santa ley de Dios

9. ¿Cuál ha sido siempre el sentimiento de Lucifer, acerca de la santa Ley de Dios? Juan 8:44

“Principió por insinuar dudas acerca de las leyes que gobernaban a los seres celestiales, sugiriendo que, aunque las leyes fuesen necesarias para los habitantes de los mundos, los ángeles, siendo más elevados, no necesitaban semejantes restricciones, porque su propia sabiduría bastaba para guiarlos.”  – Patriarcas y profetas, pág. 16

10. ¿Qué dos mentiras satánicas, se oyen hoy, de parte de líderes religiosos? II Corintios 11:13-15

“Satanás representa la divina ley de amor como una ley de egoísmo. Declara que nos es imposible obedecer sus preceptos. Imputa al Creador la caída de nuestros primeros padres, con toda la miseria que ha provocado, e induce a los hombres a considerar a Dios como autor del pecado, del sufrimiento y de la muerte.” – El Deseado de todas las gentes, pág. 15

“Se suele blanquear los pecados de las iglesias populares. Muchos de sus miembros participan de los vicios más groseros, y están sumidos en la iniquidad. Babilonia ha caído y ha llegado a ser jaula de toda ave inmunda y aborrecible. Los pecados más indignos de la época hallan refugio bajo el manto del cristianismo. Muchos proclaman que la ley de Dios ha sido abolida, y viven ciertamente en armonía con su fe. Si no hay ley, no hay transgresión, y, por lo tanto, no hay pecado; pues el pecado es la transgresión de la ley.” – Testimonios para la iglesia, tomo 4, pág. 17

11. ¿Es cierta esa acusación? I Juan 2:3-4

“Jesús había de desenmascarar este engaño. Como uno de nosotros, había de dar un ejemplo de obediencia. Para esto tomó sobre sí nuestra naturaleza, y pasó por nuestras vicisitudes. “Por lo cual convenía que en todo fuese semejado a sus hermanos.” Si tuviésemos que soportar algo que Jesús no soportó, en este detalle Satanás representaría el poder de Dios como insuficiente para nosotros. Por lo tanto, Jesús fue “tentado en todo punto, así como nosotros.” Hebreos 2:17,4:15 (VM) Soportó toda prueba a la cual estemos sujetos. Y no ejerció en favor suyo poder alguno que no nos sea ofrecido generosamente. Como hombre, hizo frente a la tentación, y venció en la fuerza que Dios le daba…

“Mientras andaba haciendo bien y sanando a todos los afligidos de Satanás, demostró claramente a los hombres el carácter de la ley de Dios y la naturaleza de su servicio. Su vida testifica que para nosotros también es posible obedecer la ley de Dios. Por su humanidad, Cristo tocaba a la humanidad; por su divinidad, se asía del trono de Dios. Como Hijo del hombre, nos dio un ejemplo de obediencia; como Hijo de Dios, nos imparte poder para obedecer.” – El Deseado de todas las gentes, págs. 15-16

Arriba

Guerra en el cielo

12. ¿Qué acontecimiento se desarrolló en el cielo? Apocalipsis 12:7-8

“Entonces hubo guerra en el cielo. El Hijo de Dios, el Príncipe celestial y sus ángeles leales entraron en conflicto con el archirrebelde y los que se le unieron. El Hijo de Dios y los ángeles fieles prevalecieron, y Satanás y sus seguidores fueron expulsados del cielo. Toda la hueste celestial reconoció y adoró al Dios de justicia. Ni un vestigio de rebeldía quedó en el cielo.” – Historia de la Redención, pág. 18

13. ¿A dónde fueron arrojados Satanás y sus ángeles? Apocalipsis 12:9

“Después que Satanás y los que cayeron con él fueron echados del cielo, y él se dio cuenta de   que había perdido para siempre toda la pureza y gloria de aquel lugar, se arrepintió, y quiso ser reintegrado allí. Estaba dispuesto a ocupar su propio lugar, o cualquier puesto que se le asignase. Pero no; el cielo no debía ser puesto en peligro. Todo el cielo podría contaminarse si se le recibía de vuelta; pues el pecado había comenzado con él, y la semilla de la rebelión estaba en su fuero interno. Tanto él como sus secuaces lloraron, e imploraron que se los volviese a recibir en el favor de Dios. Pero su pecado—su odio, su envidia y sus celos—habían sido tan grandes que Dios no podía borrarlos. Ese pecado había de subsistir para recibir su castigo final.” – Primeros Escritos, pág. 161

Arriba

Se deja que se demuestren los frutos de la rebelión

14. ¿Por qué no destruyó Dios a Satanás inmediatamente? Salmo 19:9

“Aun cuando quedó resuelto que Satanás no podría permanecer por más tiempo en el cielo, la Sabiduría Infinita no le destruyó. En vista de que sólo un servicio de amor puede ser aceptable a Dios, la sumisión de sus criaturas debe proceder de una convicción de su justicia y benevolencia. Los habitantes del cielo y de los demás mundos, no estando preparados para comprender la naturaleza ni las consecuencias del pecado, no podrían haber reconocido la justicia y misericordia de Dios en la destrucción de Satanás. De haber sido éste aniquilado inmediatamente, aquéllos habrían servido a Dios por miedo más bien que por amor. La influencia del seductor no habría quedado destruida del todo, ni el espíritu de rebelión habría sido extirpado por completo. Para bien del universo entero a través de las edades sin fin, era preciso dejar que el mal llegase a su madurez, y que Satanás desarrollase más completamente sus principios, a fin de que todos los seres creados reconociesen el verdadero carácter de los cargos que arrojara él contra el gobierno divino y a fin de que quedaran para siempre incontrovertibles la justicia y la misericordia de Dios, así como el carácter inmutable de su ley.” – Conflicto de los siglos, págs. 552-553

Rebellion in Heaven

DOWNLOAD THIS LESSON    /         SPANISH VERSION

Memory Text:  “Then saith Jesus unto him, Get thee hence, Satan: for it is written, Thou shalt worship the Lord thy God, and him only shalt thou serve.” Matthew 4:10

THE ORDER ESTABLISHED IN HEAVEN

Is there a hierarchy order on Heaven? I Corinthians 11: 3 last part

“The great Creator assembled the heavenly host, that He might in the presence of all the angels confer special honor upon His Son. The Son was seated on the throne with the Father, and the heavenly throng of holy angels was gathered around them. The Father then made known that it was ordained by Himself that Christ, His Son, should be equal with Himself; so that wherever was the presence of His Son, it was as His own presence. The word of the Son was to be obeyed as readily as the word of the Father. His Son He had invested with authority to command the heavenly host…

“But Christ was acknowledged sovereign of heaven, His power and authority to be the same as that of God Himself.” The Story of Redemption, pages 13-14

Who receives adoration from eternity, with the Father? Hebrews 1: 8,6 Can a created being be worshipped, such as an angel? Revelation 22: 8-9

Who followed in the hierarchy to the Son, in heaven, before the existence of sin? Ezekiel 28:14

“Satan was once an honored angel in heaven, next to Christ.” Early Writings, page 145

“Lucifer in heaven, before his rebellion, was a high and exalted angel, next in honor to God’s dear Son. His countenance, like those of the other angels, was mild and expressive of happiness.” The Story of Redemption, page 13

WARNING AGAINST GREED

What feeling was developed in Lucifer? Isaiah 14: 13-14; Ezekiel 28:17

“His Son He had invested with authority to command the heavenly host. Especially was His Son to work in union with Himself in the anticipated creation of the earth and every living thing that should exist upon the earth…

“Lucifer was envious and jealous of Jesus Christ. Yet when all the angels bowed to Jesus to acknowledge His supremacy and high authority and rightful rule, he bowed with them; but his heart was filled with envy and hatred.” The Story of Redemption, pages 13-14

“Little by little Lucifer came to indulge the desire for self-exaltation. The Scripture says, “Thine heart was lifted up because of thy beauty, thou hast corrupted thy wisdom by reason of thy brightness.” Ezekiel 28:17. “Thou hast said in thine heart, …I will exalt my throne above the stars of God…. I will be like the Most High.” Isaiah 14:13, 14. Though all his glory was from God, this mighty angel came to regard it as pertaining to himself. Not content with his position, though honored above the heavenly host, he ventured to covet homage due alone to the Creator. Instead of seeking to make God supreme in the affections and allegiance of all created beings, it was his endeavor to secure their service and loyalty to himself. And coveting the glory with which the infinite Father had invested His Son, this prince of angels aspired to power that was the prerogative of Christ alone.” Patriarchs and Prophets, page 35

What work was done in favour of Lucifer? II Peter 3: 9

“Again and again he was offered pardon on condition of repentance and submission. Such efforts as only infinite love and wisdom could devise were made to convince him of his error.” The Great Controversy page 496

“The heavenly councils pleaded with Lucifer. The Son of God presented before him the greatness, the goodness, and the justice of the Creator, and the sacred, unchanging nature of His law. God Himself had established the order of heaven; and in departing from it, Lucifer would dishonor his Maker, and bring ruin upon himself.” The Great Controversy pages 494-495

“Angels that were loyal and true sought to reconcile this mighty, rebellious angel to the will of his Creator. They justified the act of God in conferring honor upon Christ, and with forcible reasoning sought to convince Lucifer that no less honor was his now than before the Father had proclaimed the honor which He had conferred upon His Son. They clearly set forth that Christ was the Son of God, existing with Him before the angels were created; and that He had ever stood at the right hand of God, and His mild, loving authority had not heretofore been questioned; and that He had given no commands but what it was joy for the heavenly host to execute. They urged that Christ’s receiving special honor from the Father, in the presence of the angels, did not detract from the honor that Lucifer had heretofore received.” Story of Redemption, page 15

Did Lucifer repent of his sin? II Corinthians 7:10

“Lucifer refused to listen. And then he turned from the loyal and true angels, denouncing them as slaves. These angels, true to God, stood in amazement as they saw that Lucifer was successful in his effort to incite rebellion. ” The Story of Redemption, page 16

“But the warning, given in infinite love and mercy, only aroused a spirit of resistance. Lucifer allowed jealousy of Christ to prevail, and he became the more determined.” The Great Controversy page 495

WINNING THE SYMPATHY OF OTHERS

How many angels did Lucifer confuse at first?

“Then Satan exultingly pointed to his sympathizers, comprising nearly one half of all the angels, and exclaimed, “These are with me! Will you expel these also, and make such a void in heaven?” He then declared that he was prepared to resist the authority of Christ and to defend his place in heaven by force of might, strength against strength.”  The Story of Redemption, page 18

8. Finally, how many joined in their struggle? Revelation 12: 4

“When Satan became disaffected in heaven, he did not lay his complaint before God and Christ; but he went among the angels who thought him perfect and represented that God had done him injustice in preferring Christ to himself. The result of this misrepresentation was that through their sympathy with him one third of the angels lost their innocence, their high estate, and their happy home.” Testimony Treasures, Vol. 2, page 103

DISRUPTING THE HOLY LAW OF GOD

What has always been the feeling of Lucifer, about the holy Law of God? John 8:44

“He began to insinuate doubts concerning the laws that governed heavenly beings, intimating that though laws might be necessary for the inhabitants of the worlds, angels, being more exalted, needed no such restraint, for their own wisdom was a sufficient guide.” Patriarchs and Prophets, page 37

Which are two satanic lies heard today from religious leaders? II Corinthians 11: 13-15

“Satan represents God’s law of love as a law of selfishness. He declares that it is impossible for us to obey its precepts. The fall of our first parents, with all the woe that has resulted, he charges upon the Creator, leading men to look upon God as the author of sin, and suffering, and death.” Desire of the Ages, page 24

“The sins of the popular churches are whitewashed over. Many of the members indulge in the grossest vices and are steeped in iniquity. Babylon is fallen and has become the cage of every foul and hateful bird! The most revolting sins of the age find shelter beneath the cloak of Christianity. Many proclaim the law of God abolished, and surely their lives are in keeping with their faith. If there is no law, then there is no transgression, and therefore no sin; for sin is the transgression of the law.” Testimonies for the Church, vol. 4, page 13

“Many who teach that the law of God is not binding upon man, urge that it is impossible for him to obey its precepts. But if this were true, why did Adam suffer the penalty of transgression? The sin of our first parents brought guilt and sorrow upon the world, and had it not been for the goodness and mercy of God, would have plunged the race into hopeless despair. Let none deceive themselves. “The wages of sin is death.” Romans 6:23.” Patriarchs and Prophets, page 61

Is that accusation true? I John 2: 3-4

“Since Jesus came to dwell with us, we know that God is acquainted with our trials, and sympathizes with our griefs. Every son and daughter of Adam may understand that our Creator is the friend of sinners. For in every doctrine of grace, every promise of joy, every deed of love, every divine attraction presented in the Saviour’s life on earth, we see “God with us.”

“Satan represents God’s law of love as a law of selfishness. He declares that it is impossible for us to obey its precepts. The fall of our first parents, with all the woe that has resulted, he charges upon the Creator, leading men to look upon God as the author of sin, and suffering, and death. Jesus was to unveil this deception. As one of us He was to give an example of obedience. For this He took upon Himself our nature, and passed through our experiences. “In all things it behooved Him to be made like unto His brethren.” Hebrews 2:17. If we had to bear anything which Jesus did not endure, then upon this point Satan would represent the power of God as insufficient for us. Therefore Jesus was “in all points tempted like as we are.” Hebrews 4:15. He endured every trial to which we are subject. And He exercised in His own behalf no power that is not freely offered to us. As man, He met temptation, and overcame in the strength given Him from God. He says, “I delight to do Thy will, O My God: yea, Thy law is within My heart.” Psalm 40:8. As He went about doing good, and healing all who were afflicted by Satan, He made plain to men the character of God’s law and the nature of His service. His life testifies that it is possible for us also to obey the law of God. By His humanity, Christ touched humanity; by His divinity, He lays hold upon the throne of God. As the Son of man, He gave us an example of obedience; as the Son of God, He gives us power to obey. ” Desire of the Ages, page 24

A BATTLE IN HEAVEN

What event took place in Heaven? Revelation 12: 7-8

“Then there was war in heaven. The Son of God, the Prince of heaven, and His loyal angels engaged in conflict with the archrebel and those who united with him. The Son of God and true, loyal angels prevailed; and Satan and his sympathizers were expelled from heaven. All the heavenly host acknowledged and adored the God of justice. Not a taint of rebellion was left in heaven.” The Story of Redemption, page 19

Where were Satan and his angels cast down? Revelation 12: 9

“After Satan and those who fell with him were shut out of heaven, and he realized that he had forever lost all its purity and glory, he repented, and wished to be reinstated in heaven. He was willing to take his proper place, or any position that might be assigned him. But no; heaven must not be placed in jeopardy. All heaven might be marred should he be taken back; for sin originated with him, and the seeds of rebellion were within him. Both he and his followers wept, and implored to be taken back into the favor of God. But their sin—their hatred, their envy and jealousy—had been so great that God could not blot it out. It must remain to receive its final punishment.” Early writings, page 146

THE FRUITS OF REBELLION

Why did not God immediately destroy Satan? Psalm 19: 9

“Even when it was decided that he could no longer remain in heaven, Infinite Wisdom did not destroy Satan. Since the service of love can alone be acceptable to God, the allegiance of His creatures must rest upon a conviction of His justice and benevolence. The inhabitants of heaven and of other worlds, being unprepared to comprehend the nature or consequences of sin, could not then have seen the justice and mercy of God in the destruction of Satan. Had he been immediately blotted from existence, they would have served God from fear rather than from love. The influence of the deceiver would not have been fully destroyed, nor would the spirit of rebellion have been utterly eradicated. Evil must be permitted to come to maturity. For the good of the entire universe through ceaseless ages, Satan must more fully develop his principles, that his charges against the divine government might be seen in their true light by all created beings, that the justice and mercy of God and the immutability of His law might forever be placed beyond all question.” The Great Controversy, pages 498-499

Página 2 de 28

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén