Aquel otro ángel

Texto de meditación: “Y he aquí vienen hombres montados, jinetes de dos en dos. Después habló y dijo: Cayó, cayó Babilonia; y todos los ídolos de sus dioses quebrantó en tierra.” – Isaías 21:9

EL MENSAJE DEL TERCER ÁNGEL REFORZADO

¿Qué sucedió con el mensaje del tercer ángel en manos de los laodicenses? Isaías 56:10; 1 Corintios 14:8

“Como pueblo nos encontramos en peligro de dar el mensaje del tercer ángel de una manera tan indefinida que no impresione a la gente. Nuestro mensaje es un mensaje de vida y muerte, y debemos permitir que este mensaje aparezca como es: el gran poder de Dios. Entonces el Señor lo hará eficaz. Hemos de presentarlo con toda su fuerza notable.” – Evangelismo, pág. 171

“Me fue presentada una compañía que, a pesar de llevar el nombre de adventistas del séptimo día, aconsejaban que el estandarte que nos hace un pueblo singular no se destacase tanto, pues alegaban que no era el mejor proceder para dar éxito a nuestras instituciones.  Pero éste no es el momento de arriar nuestra bandera o avergonzarnos de nuestra fe.” – Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág.  422.

Ante esta triste realidad, ¿cuál obra se nos asigna a lo interno del adventismo? Isaías 58:1

“Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado”. Aunque la casa de Jacob es llamada pueblo de Dios, y aunque declara que está unida con Dios en obediencia y comunión, se encuentra alejada de él. Le han sido dados promesas y privilegios maravillosos; pero ha sido desleal a ese cometido. Sin palabras halagüeñas debe dársele el mensaje: “Anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado”. Muéstrale dónde se está equivocando. Pon ante él su peligro. Dile los pecados que está cometiendo, mientras que al mismo tiempo se enorgullece de su rectitud. Aparenta que busca a Dios; pero lo está olvidando, está olvidando que es un Dios de amor y compasión, de paciencia y bondad, que procede con justicia y ama la misericordia. Procedimientos mundanos han entrado en sus actividades y su vida religiosa. Su corazón no está purificado por la verdad. Dios estima que sus ceremonias de humildad externa son una solemne burla. Considera todo su fingimiento religioso como un insulto contra él.” – Comentario Bíblico Adventista, tomo 4, pág. 1171 (E.G. White).

¿A quién se envía a darle poder al tercer ángel? Apocalipsis 18:1 primera parte

“Durante la proclamación del mensaje del tercer ángel, debe descender del cielo un “ángel” con “grande poder” y la tierra deberá ser iluminada con su gloria.” –  Review and Herald, 20 de octubre de 1904.

“Después vi otro ángel poderoso, al que se ordenó que bajase a la tierra y uniese su voz a la del tercer ángel para dar fuerza y vigor a su mensaje.  Ese ángel recibió gran poder y gloria, y al descender dejó toda la tierra iluminada con su gloria… La obra de este ángel comienza a tiempo para unirse a la última magna obra del mensaje del tercer ángel cuando éste se intensifica hasta ser un fuerte pregón.  Así se prepara el pueblo de Dios para afrontar la hora de la tentación que muy luego ha de asaltarle.” –  Primeros Escritos, pág. 277.

¿A quién representa ese ángel, según los Testimonios?

“El mensaje del tercer ángel debe ir por toda la tierra y despertar a los individuos y llamar su atención a los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Otro ángel une su voz con la del tercer ángel, y la tierra es alumbrada de su gloria… Permítanme preguntarles, ¿Qué estáis haciendo para prepararse para esta obra? ¿Estáis construyendo para la eternidad? Debéis recordar que este ángel representa al pueblo que tiene este mensaje que dar al mundo.” – Review and Herald, 18 de agosto de 1885.

¿Qué mensaje en especial, para el mundo, proclama? Apocalipsis 18:2

“De ahí que este movimiento esté simbolizado por el ángel que baja del cielo, alumbrando la tierra y denunciando con voz potente los pecados de Babilonia.” –  Conflicto de los Siglos, pág. 662.

¿Qué mensaje en 1888 marcó el inicio de la obra de este ángel?

“El tiempo de prueba está justamente delante de nosotros, pues el fuerte clamor del tercer ángel ya ha comenzado con la manifestación de la justicia de Cristo, el Salvador que perdona los pecados. Este el comienzo de la luz de aquel ángel cuya gloria iluminará toda la tierra.” – Review and Herald, 22 de noviembre de 1892.

¿Qué ha prometido Dios, sucederá con el tercer ángel, en manos de los obreros fieles? Habacuc 2:14; Apocalipsis 18:1 segunda parte

“El otro ángel que se une al tercer ángel iluminará la tierra con su gloria.” Evangelismo, pág. 311.

“El ángel que une su voz a la proclamación del tercer mensaje, alumbrará toda la tierra con su gloria. Así se predice una obra de extensión universal y de poder extraordinario.” – Conflicto de los Siglos, pág. 669.

EL LLAMADO FINAL

En contraste con la confusión de Babilonia, ¿cuál es el mandato de Dios para su iglesia fiel? 1 Corintios 1:10; Sofonías 3:9

¿Debemos buscar la unidad por encima de la verdad? 2 Juan 8-11º

“Es un grave error de parte de aquellos que son los hijos de Dios buscar edificar un puente a través de la distancia que separa a los hijos de la luz de los hijos de las tinieblas, cediendo a principios y comprometiendo la verdad.” – Review and Herald, 24 julio, 1894

“Dios siente desagrado hacia nosotros cuando vamos a escuchar el error, sin estar obligados a ir; porque a menos que nos mande a aquellas reuniones donde se inculca el error a la gente por el poder de la voluntad, no nos guardará. Los ángeles dejan de ejercer su cuidado vigilante sobre nosotros; y quedamos expuestos a los golpes del enemigo, para ser entenebrecidos y debilitados por él y por el poder de sus malos ángeles, y la luz que nos rodea se contamina con las tinieblas.” –  Primeros Escritos, págs. 124,125

¿Qué dijo Jesús sobre algunos miembros de su pueblo? Juan 10:16 primera parte ¿Qué ha prometido hacer? Juan 10:16 segunda parte

“Jesús pensó en todas las almas de la tierra, que estaban engañadas por los falsos pastores. Aquellas a quienes él anhelaba reunir como ovejas de su prado estaban esparcidas entre lobos, y dijo: “También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también me conviene traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor”. Juan 10:16.” –  Exaltad a Jesús, pág. 199

¿Qué llamado se hace a las otras ovejas? Apocalipsis 18:4 primera parte

“No todos los que viven en el mundo desprecian la ley y son pecadores. Dios tiene a muchos miles que no han doblado su rodilla ante Baal. En las iglesias caídas hay hombres que temen a Dios. Si eso no fuera así, no estaríamos dando el mensaje que dice: “Ha caído, ha caído la gran Babilonia… Salid de ella pueblo mío”. Apocalipsis 18:2, 4.” – Evangelismo, pág. 407

“El mensaje del segundo ángel habría de ir a Babilonia (las iglesias) para proclamar su caída, y llamar al pueblo a salir de ella. Este mismo mensaje ha de ser proclamado la segunda vez. ‘Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades’.” –  Testimonios para los ministros, pág. 59

¿Qué le sucede a quienes no respondan positivamente a la invitación? Apocalipsis 18:4 segunda parte

UN SERIO PELIGRO

¿En qué peligro se encuentran muchos adventistas laodicenses?

“Algunos se han apartado del mensaje de la justicia de Cristo para criticar a las personas… El triple mensaje angélico no será comprendido, la luz que quiere iluminar la tierra con su gloria será tildada de luz falsa por aquellos que se niegan a andar en su hermosura que va en aumento. La obra que podía haber sido hecha, será dejada sin hacer por los que rechazan la verdad, a causa de su incredulidad. Buscamos a vosotros los que lucháis contra la luz de la verdad y estáis fuera del camino del pueblo de Dios.” – Review and Herald, 27 de mayo de 1890.

“A menos que aquellos que pueden ayudar… sean despertados a un sentido de su deber, no reconocerán la obra de Dios cuando se oiga el fuerte clamor del tercer ángel.  Cuando brille la luz para iluminar la tierra, en lugar de venir en ayuda del Señor, ellos querrán detener su obra para que se conforme a sus propias ideas estrechas.” – Testimonios para los ministros, pág.  300.

“Ha de darse en las iglesias una maravillosa manifestación del poder de Dios, pero no conmoverá a quienes no se han humillado delante del Señor, y han abierto la puerta del corazón mediante la confesión y el arrepentimiento. En la manifestación de aquel poder que alumbra la tierra con la gloria de Dios, ellos solamente verán algo que en su ceguera consideran peligroso, algo que despertará sus temores, y se prepararán para resistirlo. Debido a que el Señor no obra de acuerdo a sus ideas y expectativas, se oponen a la obra. “¿Por qué?”, argumentan ellos, “¿no hemos de reconocer al Espíritu de Dios, cuando hemos estado en la obra tantos años?”-Debido a que no fueron sensibles a las amonestaciones, y súplicas de los mensajes de Dios, sino que dijeron obstinadamente: “soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de nada.” – Review and Herald, 23 de diciembre de 1890.

¿Qué debemos hacer si queremos ser parte de la obra del fuerte pregón del tercer ángel? 2 Corintios 13:5; Isaías 1:15

“Si quisiéramos recibir la luz del glorioso ángel que deberá iluminar la tierra con su gloria, nos incumbe cerciorarnos de que nuestros corazones estén purificados, vaciados del yo, y dirigidos al cielo, a fin de estar preparados para la lluvia tardía. Procuremos, pues, habilitarnos y unámonos en la proclamación del ángel que ha de iluminar la tierra con su gloria.” –  Signs of the Times, 1 de agosto de 1892.

“La cuestión de mayor importancia vital para este tiempo es: ¿Quién está al lado del Señor? ¿Quién quiere unirse al ángel en la proclamación del mensaje de verdad al mundo? ¿Quién recibirá la luz que ha de llenar toda la tierra con su gloria?” –  Review and Herald, 5 de noviembre de 1889.