Apocalipsis 7 : Los 144.000
  • 1 Timoteo 2:3, 4. Dios desea que todos los hombres sean salvos.
  • Lucas 3:6. Toda carne verá (comprenderá) la salvación de Dios.
  • Lucas 13:23, 24. Sin embargo, pocos serán salvos.
  • Mateo 22:14. Muchos (todos) son llamados, pero pocos elegidos.

EL REMANENTE EN ESTAS HORAS FINALES

  • Jeremías 23:1-3. 599 a. C. Israel se hallaba disperso debido a los falsos pastores; se debía reunir un remanente.
  • Ezequiel 6:1-4, 8, 9. Israel caería por la espada, sin embargo un remanente escaparía.
  • Esdras 9:8. 457 a. C. La gracia de Dios deja un remanente.
  • Romanos 11:1-5. 60 a. C. Dios no abandonó a su pueblo; hay un remanente según su gracia.

OBEDIENTES A CRISTO

  • Apocalipsis 12:17. El remanente observa los mandamientos de Dios y tiene el testimonio de Jesucristo.
  • Apocalipsis 19:10. El testimonio de Jesucristo es el Espíritu de profecía.
  • Apocalipsis 12:10, 11. Vencen por la sangre del Cordero y la palabra de si testimonio.

ENGAÑO RELIGIOSO EN LOS ÚLTIMOS DÍAS

  • 2 Timoteo 3:13. Hombres malos y engañadores presentarán grandes engaños.
  • Mateo 24:24. Si fuera posible, aún los electos de Dios serían engañados por falsos cristos y falsos profetas haciendo grandes señales y prodigios (milagros)
  • Lucas 18:1, 8. Con tales engaños, sólo unos pocos conservarán la fe de Jesús, como está revelado en la parábola.

LOS 144.000 IDENTIFICADOS

  • Apocalipsis 7:1. Los cuatro ángeles están deteniendo la batalla de Armagedón (ver «Daniel 7- El Anticristo» en lo que respecta a «vientos»).
  • Apocalipsis 7:2, 3. Los vientos (todas las guerras donde sea que ocurran) deben ser sujetadas hasta que ángel selle al pueblo de Dios en la frente, con el sello del Dios vivo. El séptimo día – el sábado – es el sello de su autoridad.
  • Apocalipsis 7:4. El número de los sellados es 144.000 (las tribus de Israel representan los vencedores de todas las naciones; ver Romanos 10:12, 13.)
  • Apocalipsis 14:1. Son presentados como victoriosos, de pie en el monte Sión, con el nombre del Padre escrito sobre la frente (en el cuarto mandamiento – el séptimo día, el sábado – es donde está explícitamente dado el nombre de Dios y su autoridad).

Tanto el tercer mensaje angélico como el sellamiento comenzaron en 1844 y desde entonces continúan. El tiempo del sellamiento comenzó exactamente en 1848, cuando la verdad sobre el sábado fue aceptada por los primeros adventistas.

Claro está que no todas las personas llegaron a conocer el sábado inmediatamente después de 1848, por lo tanto hay una gran multitud (Apocalipsis 7:9) que continúa desde 1848 hasta un tiempo no revelado en que el mensaje llegará a toda persona sobre la tierra.

  • Apocalipsis 14:13. Hay una bendición para los que mueren en el Señor a partir del tiempo en que comenzó el mensaje del tercer ángel. Por lo tanto, los que mu rieron en la fe del tercer mensaje angélico serán parte de los 144.000.
  • Daniel 12:2. Los que han muerto en la fe del tercer mensaje angélico resucitarán en la resurrección parcial durante la séptima plaga.

«Todos los que murieron en la fe del mensaje del tercer ángel, salen glorificados de la tumba, para oír el pacto de paz que Dios hace con los que guardaron su ley.» El Conflicto de los Siglos, pág. 696.

  • Apocalipsis 1:7. Resucitarán al mismo tiempo que la clase especial de impíos que verán al Hijo del hombre venir en las nubes. (Marcos 14:62)
  • Apocalipsis 14:2, 3. Los 144.000 cantan un nuevo himno.
  • Apocalipsis 15:3. Se llama el cántico de Moisés y el Cordero (experiencia y liberación)
  • Apocalipsis 14:4.
    • No se han contaminado con mujeres: no tienen conexión con la ramera (la iglesia católica romana) de Apocalip sis 17:5 o con sus hijas, las rameras ( las iglesias protestantes apóstatas ).
  • Son vírgenes: tiene la pura doctrina.
  • Siguen al Cordero (Cristo) dondequiera que va: se cree que los 144.000 ocuparán un lugar muy especial en la eternidad sirviendo a Cristo en el templo y acompañándolo de un mundo a otro.
  • Son redimidos de entre los hombres y son primeros frutos para Dios. Siendo que se trata de santos que viven a la venida de Jesús, serán los primeros en verlo.
  • Apocalipsis 14:5. No hay engaño en sus bocas; no tienen defecto. Acepta plenamente el sacrificio de Cristo y luchan para vencer. (Ver Isaías 53:9)

LOS 144000 PASAN POR LAS PRUEBAS MÁS DURAS

  • Isaías 33:16. A pesar de que viven durante las 7 plagas, serán protegidos y sostenidos.
  • Jeremías 30:5-7. Pasarán por la angustia de Jacob cuando se acabe el tiempo de gracia y Jesús no interceda más por el hombre.

«La noche de la aflicción de Jacob, cuando luchó en oración para ser librado de manos de Esaú (Génesis 32: 24-30), representa la prueba por la que pasará el pueblo de Dios en el tiempo de angustia….

“Aun cuando los hijos de Dios se ven rodeados de enemigos que tratan de destruirlos, la angustia que sufren no procede del temor de ser perseguidos a causa de la verdad; lo que temen es no haberse arrepentido de cada pecado y que debido a alguna falta por ellos cometida no puedan ver realizada en ellos la promesa del Salvador: “Yo también te guardaré de la hora de prueba que ha de venir sobre todo el mundo.” (Apocalipsis 3: 10, V.M.)» El Conflicto de los Siglos, pág. 675, 678.

LA VICTORIA SERÁ SUYA

  • Apocalipsis 14:4. Los 144.000 son los santos vivos redimidos de entre los hombres a la segunda venida de Cristo.
  • 1 Tesalonicenses 4:17. Son los que están vivos y permanecen hasta la venida de Cristo.
  • Apocalipsis 14:1-3. La victoria será suya.

«Pronto oímos la voz de Dios, semejante al ruido de muchas aguas, que nos anunció el día y la hora de la venida de Jesús.

Los 144,000 santos vivientes reconocieron y entendieron la voz;… Los 144.000 estaban todos sellados y perfectamente unidos.» Primeros Escritos, pág. 16.