Adulterio Espiritual

Texto de meditación: “Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” — Josué 24:15

UNA ESTRECHA RELACIÓN

¿Cómo se ilustra la relación de Jesús con la Iglesia? Jeremías 3:14, Efesios 5:25-26

“La relación de Cristo y su iglesia es muy íntima y sagrada: él es el esposo y la iglesia la esposa; él la cabeza, y la iglesia el cuerpo. La relación con Cristo entraña, pues, la relación con la iglesia.” — La Educación, pág. 261 

“Yo soy el Señor Dios tuyo, el fuerte, el celoso.” La relación estrecha y sagrada de Dios con su pueblo se representa mediante el símbolo del matrimonio. Puesto que la idolatría es adulterio espiritual, el desagrado de Dios bien puede llamarse celos.” — Patriarcas y profetas, pág.  313

¿Cuáles son algunas características de esa iglesia, desposada para el Salvador? Efesios 5:27

“La iglesia que Cristo presenta ante el trono de su gloria es sin “mancha, ni arruga, ni cosa semejante”. ¿Desea usted estar entre aquellos que hayan lavado las ropas del carácter en la sangre del Cordero? Entonces, deje de hacer lo malo; aprenda a hacer el bien Isaías 1:16, 17; camine en los mandamientos y las ordenanzas de Dios sin culpa. No ha de preguntar si guardar la verdad del Cielo se ajusta a su conveniencia. Ha de tomar su cruz y seguir a Cristo, cueste lo que costare. Encontrará que su yugo es fácil y su carga es ligera.” — Reflejemos a Jesús, pág. 46

3. Según los Testimonios ¿Quiénes constituyen esa Iglesia?

“Desde el principio, las almas fieles han constituido la iglesia en la tierra. En todo tiempo el Señor ha tenido sus atalayas, que han dado un testimonio fiel a la generación en la cual vivieron. Estos centinelas daban el mensaje de amonestación; y cuando eran llamados a deponer su armadura, otros continuaban la labor. Dios ligó consigo a estos testigos mediante un pacto, uniendo a la iglesia de la tierra con la iglesia del cielo…

“La iglesia de Dios es el palacio de la vida santa, lleno de variados dones, y dotado del Espíritu Santo. Los miembros han de hallar su felicidad en la felicidad de aquellos a quienes ayudan y benefician.” —  Hechos de los Apóstoles, págs. 10-11

¿Qué misión se le da? Isaías 58:1

El verdadero pueblo de Dios, que toma a pecho el espíritu de la obra del Señor y la salvación de las almas, verá siempre al pecado en su verdadero carácter pecaminoso. Estará siempre de parte de los que denuncian claramente los pecados que tan fácilmente asedian a los hijos de Dios. Especialmente en la obra final que se hace en favor de la iglesia, en el tiempo del sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil que han de subsistir sin defecto delante del trono de Dios, sentirán muy profundamente los yerros de los que profesan ser hijos de Dios.” – Testimonios para la iglesia, tomo 3, pág. 295

¿De qué la acusan, quienes no la conforman? II Timoteo 3:12

“Los que dan un franco testimonio contra el pecado, tan ciertamente serán aborrecidos como lo fue el Maestro que les dio esa obra para hacerla en su nombre. Al igual que Cristo, serán llamados enemigos de la iglesia y de la religión, y mientras más fervientes y leales sean sus esfuerzos para honrar a Dios, más amarga será la enemistad de los impíos e hipócritas. Pero no nos debemos desanimar cuando seamos tratados así.

“Quizá seamos llamados “faltos de juicio y necios”, fanáticos y aun locos. Quizá se diga de nosotros como se dijo de Cristo: “Demonio tiene”. Juan 10:20. Pero la obra que el Maestro nos ha dado para realizar, es todavía nuestra obra. Debemos dirigir la mente a Jesús sin buscar alabanza u honor de los hombres sino entregándonos a Aquel que juzga rectamente. Él sabe cómo ayudar a los que, mientras siguen en las pisadas de Jesús, sufren en cierto grado el reproche que él soportó. Fue tentado en todo como nosotros lo somos, para que supiera socorrer a los que son tentados.” — Mensajes Selectos, tomo 1, pág.83

ADULTERIO ESPIRITUAL

Siguiendo el ejemplo del antiguo Israel ¿en qué falsa seguridad se apoyan las organizaciones adventistas laodicenses? Jeremías 7:4,8 Según los Testimonios, ¿qué les sucedería?

“Cuando las advertencias no vengan más al pueblo de Dios, cuando las tiernas amonestaciones del Espíritu de Dios sean silenciadas, cuando el candelero de iluminación celestial no resplandezca más a lo largo de su sendero, se les dejará que enciendan su propio fuego, y que caminen a las teas que ellos mismos encendieron.” — Review and Herald, 4 de abril de 1893.

¿Qué sucede con una iglesia, sin importar su nombre, si no es fiel? Mateo 7:19; Romanos 11:21

“Cuando una iglesia demuestra que es infiel a la palabra del Señor, cualquiera sea su posición, y por alta y sagrada que sea su vocación, el Señor ya no puede trabajar con ellos. Otros son entonces escogidos para llevar importantes responsabilidades. Pero si a su vez estos no purifican sus vidas de toda acción incorrecta, si no establecen principios puros y santos en todos sus límites, entonces, dolorosamente, el Señor los afligirá y humillará, y, a menos que se arrepientan, los quitará de su lugar y hará de ellos un motivo de ignominia.” — Eventos de los Últimos Días, pág. 53

“Y ya también—decía el profeta,—el hacha está puesta a la raíz de los árboles: todo árbol pues que no hace buen fruto, es cortado, y echado en el fuego.” No por su nombre, sino por sus frutos, se determina el valor de un árbol. Si el fruto no tiene valor, el nombre no puede salvar al árbol de la destrucción. Juan declaró a los judíos que su situación delante de Dios había de ser decidida por su carácter y su vida. La profesión era inútil. Si su vida y su carácter no estaban en armonía con la ley de Dios, no eran su pueblo.” — Deseado de Todas las Gentes, pág. 82

¿Qué ejemplo, nos demuestra, el fruto de esa conducta infiel? I Corintios 10:11

“En estos últimos días el pueblo de Dios será expuesto a los mismos peligros que enfrentó el antiguo Israel. Aquellos que no reciban las advertencias que Dios da, caerán en los mismos peligros en los que cayó el antiguo Israel y no entrarán en el descanso debido a su incredulidad. El antiguo Israel sufrió calamidades debido a sus corazones no santificados y sus voluntades indóciles. Su rechazo final como nación fue el resultado de su propia incredulidad, confianza propia, impenitencia, ceguera de mente y dureza de corazón. En su historia tenemos una señal de peligro que se levanta ante nosotros.

“Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo […]. Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio”. Hebreos 3:12, 14.— Eventos de los Últimos Días, pág. 54-55

EJEMPLOS DE INFIDELIDAD

¿Cómo llama Jesucristo a la iglesia falsa y a sus hijas? Apocalipsis 17:5 ¿Qué les espera?

“En capítulo 17 del Apocalipsis se predice la destrucción de todas las iglesias que se corrompen, mediante la devoción idolatrada al servicio del papado, las cuales beben del vino de la ira de su fornicación…” Comentario Bíblico Adventista, tomo 7 A, [Comentario de Elena G. de White], pág. 424

¿Qué se dice de la iglesia de Esmirna? Apocalipsis 2:9 Por su parte, ¿Qué le reprochó el Señor a la iglesia de Tiatira? Apocalipsis 2:20-23 “Cristo dice que la iglesia sobre la cual Satanás preside es la sinagoga de Satanás. Sus miembros son los hijos de desobediencia. Son los que prefieren pecar, que trabajan para anular la santa ley de Dios. La obra de Satanás es mezclar el mal con el bien y eliminar la distinción entre uno y otro. Cristo desea tener una iglesia que trabaja para separar el mal del bien, cuyos miembros no toleran voluntariamente la maldad, si no, que la eliminan del corazón y de la vida.”  — Review and Herald, 4 de diciembre de 1900

¿Qué sucede con muchos dirigentes infieles, que permiten la fornicación espiritual en su medio? Isaías 56: 10-11 Entonces ¿Qué debemos hacer?

“El Señor viene pronto. Los centinelas que están sobre los muros de Sión reciben la orden de despertar para asumir las responsabilidades que Dios les ha impuesto. Dios llama a centinelas que, en el poder del Espíritu, den al mundo el último mensaje de advertencia y le digan qué hora es de la noche. Quiere a centinelas que despierten a los hombres y mujeres de su letargo, no sea que duerman el sueño de la muerte. La mente maestra de la confederación del mal está siempre ocupada en esconder las palabras de Dios y poner de relieve las opiniones de los hombres. Él se empeña en que no escuchemos la voz de Dios que dice: “Este es el camino. Andad por él”. Por medio de procesos educacionales hace todo lo que está a su alcance para eclipsar la luz del cielo.” –  Testimonios para la iglesia, tomo 8, pág. 319

¿Cuál es la forma más común de adulterio espiritual? Santiago 4:4

“La infidelidad a Cristo de que la iglesia se hizo culpable al dejar enfriarse la confianza y el amor que a él le unieran, y al permitir que el apego a las cosas mundanas llenase su alma, es comparada a la violación del voto matrimonial. El pecado que Israel cometió al apartarse del Señor está representado bajo esta figura; y el amor maravilloso de Dios que ese pueblo despreció, está descrito de modo conmovedor: “Te di juramento y entré en pacto contigo, dice Jehová el Señor; y viniste a ser mía”. “Y fuiste sumamente hermosa, y prosperaste hasta llegar a dignidad real. Y salió tu renombre entre las naciones, en atención a tu hermosura, la cual era perfecta, a causa de mis adornos que yo había puesto sobre ti […]. Mas pusiste tu confianza en tu hermosura, y te prostituiste a causa de tu renombre”. “Así como una mujer es desleal a su marido, así vosotros habéis sido desleales para conmigo, oh casa de Israel, dice Jehová”. “¡Ah, mujer adúltera, que en vez de tu marido admites los extraños!” Ezequiel 16:8, 13-15, 32; Jeremías 3:20 (VM).” Conflicto de los Siglos, pág. 379

¿En qué condición debemos estar, para ir al encuentro del Señor? Apocalipsis 14:4; II Corintios 11: 2

“El Señor tiene un pueblo en la tierra que sigue al Cordero por doquiera que vaya. Tiene sus millares que no han doblado la rodilla ante Baal. Los tales estarán de pie junto a él en el monte de Sion. Pero deben permanecer en esta tierra resguardados con toda la armadura, listos para ocuparse en el trabajo de salvar a aquellos que están a punto de perecer…

No necesitamos esperar hasta que seamos trasladados para seguir a Cristo. El pueblo de Dios puede hacer eso aquí abajo. Seguirán al Cordero en las cortes celestiales sólo si lo siguen aquí… No debemos seguir a Cristo a intervalos o caprichosamente, solamente cuando ello sea para nuestra conveniencia. Debemos optar por seguirlo. En la vida diaria, debemos seguir su ejemplo, como el rebaño sigue confiadamente a su pastor. Debemos seguirlo con sufrimiento por su causa, diciendo a cada paso: “Aunque él me matare, en él esperaré”. Job 13:15. La regla de su vida debe ser nuestra experiencia. Y cuando tratemos de ser como él y mantengamos nuestros deseos en conformidad con su voluntad, lo daremos a conocer.” — En los lugares celestiales, pág. 300